¡Terroristas degolladores. Hijos de la guillotina burguesa!

La mayoría del pueblo venezolano ha visto con gran asombro, y ha sentido una enorme indignación, al saber que durante la escalada de violencia política de la burguesía, que generaron sectores del fascismo en venezuela a partir de Febrero de 2014, liderados por Leopoldo López Mendoza, Henrique Capriles Radonsky y Maria Corina Machado, sus operadores terroristas nacionales y / o extranjeros, introdujeran "El Degollamiento humano", como una macabra técnica para asesinar a compatriotas inocentes - fundamentalmente a los motorizados, de sectores populares caraqueños - ; que es totalmente extraña para toda nuestra sociedad, ya que nunca antes había sido conocida y vista por nuestra población, por lo menos en los últimos 60 años de la república.

Hace pocos días utilizaron una vez mas, esa forma premeditada y alevosa de asesinar, en la figura de un joven paramédico del Ministerio de Transporte Terrestre, que saliendo del Túnel del Paraíso se impacto con una cuerda de nylon - afortunadamente salvo su vida y no tuvo secuelas físicas que lamentar - , que había sido colocada por los terroristas infiltrados en Caracas, con el fin de continuar con sus perversas acciones criminales; manteniendo por una parte, un clima de zozobra en la ciudadanía con sus acciones de destrucción y muerte, y por la otra parte, al gobierno bolivariano en una dura batalla política, militar y mediatica, con el firme propósito de aislar políticamente a dichos criminales, de las bases sociales de la violenta oposición venezolana.

Esta forma vil y cruel de asesinar a ciudadanos inocentes, tiene como objetivo táctico agudizar las condiciones existentes para la desestabilización política, del gobierno de nuestro camarada presidente Nicolás Maduro, y presenta de acuerdo a mi criterio, las históricas y fuertes conexiones que existen, entre las practicas de la violencia política del fascismo actual, y los métodos de ejecución política de su madre como clase social: La Burguesía.

En efecto la burguesía, esa clase social que se fortaleció en el Sistema Feudal, y que accede al poder político por medio de la revolución francesa de 1789, para implantar el novísimo Estado Nacional Burgués - y luego expandirlo exitosamente a casi todo el mundo actual -, e institucionaliza a un aparato terrorífico que se llamo La Guillotina, y que mediante el decapitamiento, les sirvió para aniquilar a sus adversarios políticos e ideológicos.

Es menester precisar que La Guillotina no fue inventada por los burgueses de Francia, y que tampoco fue un invento del doctor Joseph Ignace Guillotin a quien le debe su nombre, ya que se conocía como instrumento de muerte desde el siglo XIII, en algunas regiones de las actuales Bélgica y Holanda, pero la asimilaron al sistema burgués y es justamente el uso sistemático de la guillotina, - para el exterminio masivo de los enemigos de la burguesía -, lo que simbolizara el poder de la revolución francesa y de la nueva clase dominante en Francia.

Igualmente debo señalar con rigor histórico que La Guillotina, para el momento en que La Burguesía fue una clase ciertamente revolucionaria, dicho aparato, se instituyo como un método de ejecución igualitaria, para todas las clases sociales de esa época, es decir, con ella se ejecutaba a los monarcas, a los revolucionarios críticos, y a los numerosos miembros de la servidumbre.

Habida cuenta de las precisiones hechas en el párrafo anterior, lo que cabe destacar principalmente en este articulo y es la esencia del mismo, es la analogía que podemos encontrar, entre el carácter morboso y sanguinario de la burguesía francesa, que utilizo La Guillotina en mas de mil ejecuciones publicas en La Plaza de la Concordia en Paris; y los despiadados terroristas presentes en venezuela, - contratados y apoyados por la ruin burguesía criolla -, que están utilizando el abominable degollamiento humano con guayas, como un método lleno de suma crueldad y de sadismo, para asesinar en las vías publicas de algunas ciudades, a varios compatriotas abnegados, trabajadores y padres de familia - circunstancialmente en rol de motorizados -, que apoyaban al proceso bolivariano y al gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Esta inédita manera de asesinar que esta utilizando la parásita burguesía criolla, a través de sus agentes terroristas "Hijos de la Guillotina", no debe extrañarnos a los y las compatriotas de nuestro país, ya que fue precisamente esa burguesía, la que introdujo y protegió a los francotiradores extranjeros, que masacraron a los militantes del proyecto bolivariano - en una planificada mayor proporción - , y a los activistas de la oposición venezolana - aunque en menor proporción, igualmente dolorosa - , en los trágicos y lamentables sucesos del 11 de Abril de 2002, que a la postre mediaticamente servirían, para justificar ante la opinión publica nacional e internacional, el golpe de estado contra el Presidente Hugo Chávez.
Es la misma apátrida burguesía nacional, que instigo a su cuerpo de verdugos el 15 de Abril de 2013, mediante el exhorto televisivo del fascista Henrique Capriles Radonsky, para cometer la matanza de los 11 compatriotas - incluidos 2 niños - que defendieron con sus vidas, la victoria heroica del camarada presidente Nicolás Maduro y la promesa hecha al Comandante Chávez.

Camaradas, no podemos tener espacio para la duda, acerca del sádico talante de la pitiyankee burguesía criolla, por haber introducido en nuestra patria el método del Degollamiento Humano, como una practica de violencia politica para asesinar a los militantes del proyecto bolivariano - en particular a quienes usan las motos como medio de transporte -, regando a nuestras calles de sangre y cuerpos desmembrados, acciones totalmente contrarias y ajenas al gentilicio venezolano, que proponemos para la sociedad socialista.

Este deleznable y monstruoso hecho es una clara y evidente demostración, del indudable nexo histórico y social que hay entre la racista, criminal y fascista burguesía nacional, y su madre ancestral la inhumana y morbosa, pero cobarde burguesía francesa; que masacro a decenas de miles revolucionarios europeos, que se atrevieron a desafiarla cuando fundaron con los postulados marxistas, a la solidaria, justa, inclusiva, heroica e inolvidable Comuna de Paris en 1871.

Toda la justicia bolivariana contra los terroristas degolladores.

Bolívar y Chávez Viven. La lucha sigue.

Hasta la Victoria Siempre, Comandantes.

Venceremos!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1699 veces.



Winston A. Lozada C.

Militante marxista- leninista

 winstonlozada@gmail.com

Visite el perfil de Winston A. Lozada C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas