La derrota del Golpe Suave y la Acción Gubernamental

La situación política que vive Venezuela desde hace más de un mes, merece muchas reflexiones, que ya algunos voceros, intelectuales y políticos han hecho y divulgado por distintos medios. Pero es fundamental, destacar o recordar algo que no puede perderse de vista.

Después del triunfo electoral del 8 de diciembre, la revolución y la presidencia del compañero Nicolás Maduro, fue legitimada, y por tanto, se generó un espacio de mayor gobernabilidad política. Se inició por tanto ajustes en el gabinete, se acordó iniciar acercamientos y conversaciones con alcaldes y gobernadores de oposición para tratar temas de agenda común (el tema de la seguridad ciudadana) e iniciar un ajuste en las políticas económicas tendientes a mejorar el sistema productivo y de abastecimiento de alimentos. Es decir, se inició una nueva etapa de la revolución (a mi juicio), donde el liderazgo de Nicolás Maduro asume ya plenamente la direccionalidad política del Estado. También, se inicia un diálogo más franco y directo entre gobierno y oposición.

Este escenario, en mi análisis, fortalecería a Maduro como líder indiscutible del proyecto revolucionario y asume plenamente el legado del comandante Chávez, pero también fortalecería al liderazgo opositor (Enrique Capriles) en tanto que éste asumiría romper con su propia línea de deslegitimar al presidente, y trataría de recomponer su descalabro político al proponer en las elecciones municipales, un plebiscito a la gestión presidencial. Se trató de recomponerse dentro de la MUD y acallar a las fuerzas que le buscarían desplazar.

Pues bien, esta situación no le convenía a los sectores más extremistas de la oposición (Machado, López y Ledezma) y se lanzan a #LaSalida, y es cuando el 12 de febrero, según un análisis político y escenario de confrontación planificado, acuerdan iniciar sin punto de retorno, la protesta violenta de calle para derrocar al gobierno de Maduro. Pero por otra parte, ese escenario desplazaría completamente a Capriles como líder de la oposición política.

Hoy, tenemos que lamentar más de 24 muertes productos de dicha aventura y mal calculado escenario de supuesta debilidad institucional. No leyeron bien los resultados de diciembre de 2013. Y con fuerte financiamiento internacional y nacional, producen un conflicto de enormes proporciones a lo interno de la oposición, que hoy se desmorona, empastela el dialogo previamente iniciado entre gobierno y oposición (bien vista por la mayoría de venezolanos).

A partir de allí, las reacciones mediáticas, el mercenario tratamiento de la prensa nacional e internacional (estaba en los cálculos de los promotores de #La Salida), venderían en la opinión pública mundial a Venezuela como un Estado violador de los DDHH. Y con ello, pretender el aislamiento internacional de nuestro gobierno y una intervención para derrocarlo. Ya otras experiencias en el mundo nos dan cuenta de que ello es posible (Irak, Afganistan, Libia, Siria, Ucrania).

Finalmente, se ha venido contrarrestando dicha matriz mediática, los factores de derecha están profundamente divididos, no hay direccionalidad política de la protesta, que es profundamente violenta, y con un sector estudiantil opositor que en realidad (y lamento decirlo) no tiene claridad política, ni planteamiento concreto para mantenerse en las calles, solo mensajes difusos y una gran pantalla de televisión (CNN) y redes sociales que le aupan y los muestran como el actor rosa de la película.

Pues bien, con el triunfo político de la revolución en las calles (movilizaciones de los estudiantes, las mujeres, el sector petrolero, el sector de telecomunicaciones, las abuelos y abuelas, los obreros y obreras, la instalación de las conferencias de Paz, las reuniones con los sectores empresariales y de producción agrícola, entre otros), más las victorias diplomáticas en la OEA y más recientemente UNASUR, y hoy en la Convención de DDHH en Ginebra, sin duda alguna, se puede decir que el Golpe de Estado continuado ha sido derrotado.

Pero, no es posible sentirse satisfecho ni confiado y en este sentido, es fundamental abordar en el inmediato plazo dos acciones contundentes:

La primera, sofocar con la autoridad que deviene de la Constitución Nacional y las Leyes de la República, los pocos reductos o focos de violencia que se mantienen, respetando los DDHH. Y seguir avanzando en las investigaciones de los casos de víctimas mortales, y violaciones de derechos fundamentales de personas, producidas por el conflicto desatado por la derecha radical.

La segunda, desarrollar un programa especial de abastecimiento en todo el territorio nacional, en centros de distribución públicos (no limitarse a los operativos especiales de Mercal y Pdval) que ayudan pero no incluyen a todos los sectores sociales; y privados (con plena organización y supervisión de la GNB y Min. Comercio), y que abarque realmente a todos los sectores populares, medias e inclusive, media-altas.

Son medidas más que coyunturales, pero fundamentales, porque no se puede desconocer que existe un sin sabor social de nuestro pueblo por la falta de algunos alimentos y productos de la cesta básica.

Los problemas son estructurales, y de eso hay que estar conscientes, y más porque es necesario reconocer que la gestión pública y administrativa del aparato estatal no funciona adecuadamente, por tanto, el trabajo de transformación del mismo, que haga posible ser más eficaces y eficientes en la adopción y ejecución de políticas públicas, es un trabajo más complejo y lleva mayor tiempo...en el que no se puede seguir vacilando.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1647 veces.



José Rafael Mendoza Márquez

Politólogo Venezolano. (Universidad de los Andes) Magister en Administración Pública (Instituto Universitario Ortega y Gasset - Madrid). Especialista en Análisis y Evaluación de Políticas y Servicios Públicos (Instituto Goberna - Madrid). Doctorando en Gobierno y Administración (IUOG-Madrid). Docente e Investigador Universitario (Escuela Nacional de Administración y Hacienda Pública; Escuela Venezolana de Planificación y Universidad Bolivariana de Venezuela). Analista y Consultor Político.
Blog: http://observatoriopoliticovenezolano.blogspot.com/

 josermendoza@hotmail.com

Visite el perfil de José Rafael Mendoza Márquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas