El juego secreto de Capriles y López

La aparente ponderación del señor Capriles ante la irresponsabilidad de sus copartidarios Lopez y Machado (incitando al país a una violencia sin sentido) posiblemente ha causado buena impresión a muchas personas, sin embargo a mi me cuesta mucho pensar que en este tipo de persona exista algún resquicio de decencia o buenas intenciones y, después de calibrar con mucha calma las actuaciones y declaraciones de los tres personajes tengo una explicación plausible de sus conductas. Esta idea es coherente con su historial y su moral pública.

En muchas películas y series norteamericanas muestran agentes desarrollando la estrategia del policía bueno y el policía bueno, consistente en que un policía usa la tortura, el chantaje y el maltrato para lograr la colaboración del detenido; si esto no funciona el otro policía aparece aparentando ir contra lo que hace el primero y protegiendo al prisionero, de esta manera se logra una cierta empatía y confianza que hace que el prisionero baje la guardia ante el segundo policía.

Yo estoy absolutamente seguro que nos están mareando con una opera bufa, donde el señor Lopez aparece llamando a mercenarios y a inutiles ciegos de odio a una cruzada de violencia irracional y visceral contra todo y contra todos, con dos objetivos posibles: prender un proceso continuo y creciente de intranquilidad y molestia y posteriormente a causa de la inestabilidad, derribar al gobierno; ahora bien, si este último objetivo no se cumple, y el gobierno logra controlar la violencia y no es posible doblarle el brazo, entra el "policía bueno" con su credibilidad renacida,debido a su posición serena y sensata, a reclamar el liderazgo del país "en estos momentos tan difíciles".

Yo sé que muchas personas dirán que estos gamberros no tienen la cultura ni la profundidad intelectual para concebir un plan de tal naturaleza, en realidad, quien lo piense, tiene toda la razón; es evidente que este plan ha sido pensado, diseñado y desarrollado por otras personas, allende nuestras fronteras, muy entrenados en estas lides, que se han especializado en manipular mentes y conciencias para dominar pueblos y paises y que tienen dinero y recursos ilimitados y no les es difícil conseguir títeres sin conciencia ni principios morales que les sirvan sumisamente. Es importante desarmar todo el tinglado que se ha querido montar.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1651 veces.



Jesús Requena G.


Visite el perfil de Jesús Requena G. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Requena G.

Jesús Requena G.

Más artículos de este autor