El trumpetista de Hamelin

Estos convulsos tiempos son propicios para no sorprenderse por nada ya que las cosas que suceden sobrepasan nuestra capacidad de asombro; he visto con estupor como el viejo relato, "el flautista de Hamelin", supuestamente inspirado en un hecho real, cobra vida en nuestros días, con pequeños retoques:

-Hoy no tenemos un flautista sino un "trumpetista".

-El renovado "trumpetista" no vino a librar a los pueblos de una plaga de ratas, sino que es el agente esparcidor de una plaga que convierte a las personas en ratas, destruyendo su moral, su ética, su dignidad y su vergüenza

-Su venganza no consiste en atraer y hacer desaparecer los niños, sino en arruinar, destruir y envilecer los pueblos y paises.

- Su odio no se debe a que no le pagaron lo prometido, más bien lo dirige a quienes no se inclinan ante él y no obedecen sumisamente sus ordenes.

-Quienes han sucumbido a sus "trumpetazos" (tuits, declaraciones, llamadas telefónicas...etc) reciben temporalmente valiosos reconocimientos como menciones por su nombre, visitas de altos funcionarios u oportunidades de hacer negocios cortuptos, pero cuando no sean útiles al "trumpetista" serán desechados y lanzados al estercolero.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 451 veces.



Jesús Requena G.


Visite el perfil de Jesús Requena G. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a282717.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO