El papel de Capriles y Cía.: los conflictos sociales como vectores de acumulación de fuerzas

BREVE INTRODUCCION

 En un contexto de colapso o derrumbe global del sistema capitalista, los países imperialistas hegemónicos emplean los conflictos armados como parte de sus políticas anti-crisis:

1.- Incremento de la explotación del trabajo y desvalorización del salario.

2.- Exportación de capitales ficticios.

3.- Reparto del mundo y conquista de nuevos mercados.

4.- Saqueo de materias primas y recursos energéticos.

5.- Carrera armamentista y empleo del Complejo militar – industrial como locomotora de la actividad productiva.

6.-Destrucción y reconstrucción de países intervenidos.

Históricamente, estos son las verdaderas razones  de las guerras  imperialistas, aunque se ha intentado darle ahora otros justificativos: guerra contra el terrorismo, guerras humanitarias o guerras preventivas para salvar la democracia.

No es circunstancial  que el cartel financiero, el lobby petrolero, el emporio mediático y el complejo militar-industrial, sean  los promotores de las guerras de rapiñas que impulsa el imperio actualmente en diferentes partes del mundo. Las razones verdaderas para ir a la guerra, son el petróleo, los mercados y el posicionamiento geopolítico. Por eso Venezuela es un objetivo político-militar

 

I.- EMERGENCIA DE LA NUEVA ESTRATEGIA IMPERIAL EN LA COYUNTURA

Los lobbistas que rodean a Obama ( carteles financieros y petroleros ) como gobierno de sombra, están librando una guerra no declarada,  intentando evadir responsabilidades ( Convención de Ginebra, Convenios Internacionales, Código militar), tratando de no pagar el costo político de las intervenciones militares y distribuir las pérdidas entre sus aliados.

De allí surgen las características de la NUEVA ESTRATEGIA IMPERIAL, como intervención limitada, como guerra NO CONVENCIONAL:

1.- Como producto del SINDROME DE VIETNAM, donde la población norteamericana rechazó sus secuelas dada las cifras de muertos, heridos, mutilados, psicóticos, la actual estrategia intervencionista evita la confrontación prolongada, empleando masivamente fuerzas en tierra.

2.- Del mismo modo trata de compartir la carga con sus aliados, transfiriendo parte del peso del conflicto a los grupos internos del país intervenido.

3.- Para ello, impulsa un curso de acción con predominio de lo político-cultural explotando rivalidades interétnicas y regionales, exponenciando la conflictividad social y el desgaste de la legitimidad de los gobiernos a derrocar.

Este es el encuadre geo-político que posee el “FM 3-24. US ARMY FIELD MANUAL”, como sistematización gringa de la experiencia en Afganistán, donde ya llevan más de una década en un conflicto “ empantanado”.

En este manual están las líneas maestras que viene empleando los EEUU en los últimos años bajo el eufemismo de la NO VIOLENCIA, golpe suave,  intervención limitada para salvar vida.

De decálogo que hemos elaborado de dicho manual, nos interesa destacar ahora, dos de sus orientaciones básicas:

  • Promoción del desgaste político-electoral del régimen blanco del ataque y campaña de desconocimiento de resultados, señalando prácticas fraudulentas.
  • Incentivar paros y movilizaciones de calle, empujando la conflictividad social para convertirla en un vector de la acumulación de fuerza en lo militar.

Ambos aspectos implican un proceso de descomposición interna, como desgaste político-militar del país intervenido. Esta estrategia exige en lo táctico la  combinación de  formas de lucha y su escalamiento:  formas de lucha legales, pacíficas, violentas  y armadas (4X4)

En su conjunto, estas determinaciones de inscriben en lo que denominamos NUEVA ESTRATEGIA IMPERIAL (3/1) donde se articula la INTELIGENCIA TECNOLOGICA, LA GUERRA PSICOLOGICA Y LAS OPERACIONES ENCUBIERTAS CON FUERZAS ESPECIALES.

 

II.- LA CONFLICTIVIDAD SOCIAL COMO VECTOR DE ACUMULACION DE FUERZAS

En el marco de la nueva estrategia imperial queremos examinar su concreción en Venezuela, a partir de los diversos intentos que ha realizado Capriles y Cia de cumplir las orientación que trazan los yanky, tanto en la lectura electoral como guarimbera.

En la nueva coyuntura que vive Venezuela, el imperio ha venido jalonando la conflictividad social como un factor de descomposición interna, citada por primera vez en forma pública  en el “Informe de la comunidad de inteligencia de los EEUU.27 de Enero de 2012”.

En ese  documento oficial de la Comunidad de Inteligencia de los EEUU, se telegrafían  las orientaciones que el  imperio  plantea a los actores oponentes en Venezuela,  como ejes de la agitación y movilización, abordando los siguientes aspectos:

“Venezuela

…Once the campaign season begins in February 2012, the electorate will be seeking solutions for the country‟s 25 percent inflation, widespread food and energy shortages, and soaring crime and homicide rates."   (“Una vez que la campaña electoral comience en febrero de 2012, el electorado buscará soluciones para el 25 por ciento de la inflación del país, la generalizada carencia de  alimentos y la escasez de energía, y los galopantes índices de delincuencia y homicidio.”)

Si estas son caracterizaciones de la coyuntura realizadas en documento público por parte de la Comunidad de Inteligencia de los EEUU ¿ cómo serán entonces las líneas específicas que pauta el imperio para el accionar de Capriles y Cia desde esa  época, en el marco de las operaciones encubiertas sobre desabastecimiento, averías eléctricas, inflación, inseguridad?

No es una simple casualidad que Capriles y Cia hayan colocado el énfasis en la AGENDA SOCIAL, como parte de una plataforma de agitación y movilización, muchas veces contraponiéndola a lo político.

Los asesores gringos le han facilitado a sus fuerzas títeres un mapa de conflictos, con los siguientes perfiles:

1.- CONFLICTOS INCUBANDOSE

2.- CONFLICTOS RAMPLANTES U OCULTOS

3.- CONFLICTOS LARVADOS

4.- CONFLICTOS EN DESARROLLO

5.-CONFLICTOS GENERALIZADOS

Las orientaciones se dirigen a trabajar cada uno de los tipos de conflictos considerando tiempos y ritmos, ciclos de maduración, que permita su direccionamiento  hacia un punto crítico o de implosión.

Ya vimos los nudos problemáticos que sugirió el año pasado la Comunidad de Inteligencia de los EEUU, pero en el actual contexto, el aprovechamiento de la conflictividad social se  ha ampliado y articulado en los siguientes ejes:

1.-Desabastecimiento  Programado

2.- Apagones o averías eléctricas

3.- Inseguridad y criminalización

4.- Escalada de precios-inflación

5.- Déficit fiscal y desajustes cambiarios

6.- Contratación y tensiones laborales

7.-Déficit y carencias en algunos servicios: salud, transporte, vivienda.

Todos estos nudos  problemáticos en lo social, son exponenciado a través de Operaciones Psicológicas, que los exageran, descontextualizan  y proyectan en unos escenarios de fracaso gubernamental, permitiendo sacarle punta electoral o caldo de cultivo de la estrategia guarimbera.

 Aquí hay que reiterar el  empleo de diversas formas de lucha, usando varios “tableros”: escenario electoral como acumulación de fuerzas progresiva  y  su transformación en un punto de ruptura guarimbera. Recordar el 4X4: luchas pacíficas y legales combinadas con formas violentas y armadas.

La migración del conflicto social hacia lo político y lo militar combinando formas de luchas, lo concebimos como un escalamiento y encadenamiento táctico:

*  Inicialmente prevalece el aspecto legal y pacífico, con un pliego reivindicativo.

*   Continúan las acciones de calle que se tornan violentas.

*  Copamiento de instituciones e edificios emblemáticos.

*  Permanencia de las tomas y trancas en puntos clave

* Sobre la base de la generalización  de la lucha callejera y su  radicalización, se da la  fijación en el terreno de las fuerzas del orden, paralizando  o inhibiendo  la seguridad de Estado: “SINDROME ROSENDO”

* Aparecen acciones armadas  ejecutadas por fuerzas especiales, paramilitares o civiles entrenados.

* Conatos de guerra civil  e intervención abierta del imperio y sus aliados.

Estas precisiones nos han permitido plantear que la lectura táctica de la NUEVA ESTRATEGIA IMPERIAL, no contempla el golpe de estado tradicional ni el desembarco de marines en una primera etapa.

Igualmente, el mapa de conflictivo reseñado anteriormente tiene algunos focos priorizados por el enemigo como catalizadores de coyuntura:

a.- Manipulaciones cambiarias y especulación con el dólar paralelo, estímulos a la escalada de precios. Este es el corazón del golpe económico.

 b.- Promoción del “desabastecimiento programado”, acaparando y especulando con bienes de primera necesidad, particularmente en los alimentos

c.-  Usar el “sabotaje técnico” en la electricidad, en el sector petrolero y  en las empresas básicas. Esto forma parte del sabotaje generalizado

d.- Explotación de la problemática delictiva, exagerando cifras y resaltando episodios sangrientos. Aquí destaca la violencia carcelaria

De esta manera, se configuran las amenazas del momento:

1.-Sabotaje Económico: esfuerzos de Capriles y Cía. de  explotar desde el ángulo socio-político los  nudos críticos como  el déficit fiscal, la  especulación con el dólar, el acaparamiento en el agronegocio, la escalada de precios en el comercio.

2.- La conflictividad social como vector de acumulación de fuerzas: desabastecimiento, alza de precios, apagones, paro universitario, inseguridad, paro de transporte. HIPOTESIS DE GUERRA: la combinación de las formas de lucha (4X4) permitiría escalar la profundización de la  conflictividad hasta un estallido generalizado.

 

III.- CONTRAOFENSIVA REVOLUCIONARIA PARA ENFRENTAR LAS CONCRECIONES DE LA NUEVA ESTRATEGIA IMPERIAL EN VENEZUELA.

Sin dejar de considerar los diversos aspectos que conforman la NUEVA ESTRATEGIA IMPERIAL (inteligencia tecnológica, guerra psicológica, operaciones encubiertas con fuerzas especiales) en las líneas que siguen sólo vamos a enfatizar nuestra respuesta  al uso que hacen los actores oponentes (Capriles y Cía.) de la conflictividad social como vector de acumulación de fuerzas.

Un aspecto clave está relacionado con la iniciativa, superando la conducta reactiva y las posturas defensivas. Para ello la inteligencia operativa es fundamental para prever el curso de acción enemiga y desarrollar el plan de contingencia ATERRA (Alerta temprana, respuesta rápida) que permita BLOQUEAR O INTERCEPTAR EL ESCALAMIENTO DEL CONFLICTO;

  • La antelación tiene mucho que ver con el conocimiento del enemigo y sus planes, desenmascarando con tiempo sus maniobras políticas y militares.
  • Abortar las acciones  desestabilizadoras se engloba en la perspectiva de solucionar a tiempo los conflictos por parte de los organismos competentes (Alcaldías, Gobernaciones, Ministerios), evitando que estallen, quitándole oxígeno al encadenamiento de las formas de lucha  (4X4) que están reseñadas anteriormente.
  • Fijar  y confinar de los conflictos que hayan estallado, evitando su generalización, esto se recoge en  la frase “candelita que se prende, candelita que se apaga”.
  • Ubicación del  mapa de actores  y las relaciones de fuerzas actores oponentes, actores cooperantes, actores neutrales y actores emergentes.

29 de Octubre de 2013



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2018 veces.



Carlos Lanz Rodríguez


Visite el perfil de Carlos Lanz Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a176106.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO