¿Todos somos Richard Mardo? o la nueva excusa para tratar de desestabilizar nuestro país (II)

Tal y como si fuera un guión diseñado para el momento en que estamos viviendo en nuestro país, en la sesión plenaria del día de ayer en nuestro Poder Legislativo Nacional, finalmente fue allanada la inmunidad parlamentaria del diputado contrarrevolucionario, Richard Mardo. Se aplicó al pie de la letra lo que señalábamos en nuestro artículo del día de ayer, se aplicó el procedimiento previsto en el artículo 200 de nuestra Constitución, en concordancia con el artículo 25 del Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela.

Sólo me faltó acotar, lo dispuesto en el artículo 89 del referido reglamento, que al respecto señala lo siguiente: "Las decisiones de la Asamblea Nacional se tomarán por mayoría absoluta, salvo aquellas en las cuales la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela o este Reglamento especifiquen otro régimen. Se entiende por mayoría absoluta la mitad más uno de los diputados y diputadas presentes. Si el número de los diputados y diputadas presentes es impar, la mayoría será la mitad del número par inmediato superior.

Siempre que en este Reglamento se emplee la expresión "mayoría" sin calificarla, se entenderá que se trata de mayoría absoluta". (Subrayado Nuestro) Y más claro no canta un gallo, y por ello no amerita mayores comentarios.

Por otra parte, brillantes las intervenciones de Diosdado Cabello, en donde explicó con total claridad la diferencia del precepto del artículo 187 numeral 20 y el artículo 200 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, y la intervención del diputado Earle Herrera, en donde citando el libro escrito por un opositor a este proceso revolucionario y ex-diputado de ese parlamento, Rafael Simón Jiménez, titulado "La Inmunidad Parlamentaria en Venezuela", expresó, palabras más o palabras menos, la explicación señalada arriba, y mató a la contrarrevolución. Pese al intento de show de los parlamentarios de la MUD trataron de montar ayer.

Lo cierto es que el allanamiento de la inmunidad parlamentaria a Richard Mardo, allana, valga la redundancia en el término, el camino para su enjuiciamiento. Y como lo señala el periodista Alberto Nolia, este conspicuo dirigente opositor, debería terminar, o en la cárcel o en la chivera política latinoamericana, como lo es Miami.

Sin embargo, no hemos estado desacertados cuando expresamos que el tema Mardo pudiera ser utilizado como excusa para la desestabilización en nuestro país. La derecha venezolana se ha vuelto muy predecible en sus acciones. En el día de ayer, el gobernador (por ahora) del Estado Bolivariano de Miranda y ex-candidato presidencial biperdedor, Henrique Capriles Radonski, ha convocado para el día sábado, a una "concentración de protesta", para el día sábado, por el allanamiento de la inmunidad parlamentaria al corrupto de Richard Mardo, que anda desde hace un rato largo ya, payaseando con franelas cristianas, una muestra de como los poderosos usan las ingenuas creencias de la mayoría para su propio provecho.

Este sábado será una concentración de militancia antichavista. La derecha va a mover a todos sus activistas, incluidos gremios, juventudes fascistas, empleados de gobernaciones y todo lo que usted se pueda imaginar.Esto les permitirá reunir algunos cientos y hasta un par de miles de personas, y generar la false idea, de que el tema del corrupto es un tema de todo el pueblo, pero la verdad es que no lo es. A la mayoría, y eso incluye a aquellos que votaron por Henrique Capriles Radonski, les importa un comino el caso del corrupto Richard Mardo. Este no es un líder popular, sino un sifrino del partido de la ultraderecha, Primero Justicia.

El error recurrente de la derecha venezolana es el confundir sus propias inquietudes con las de todo el pueblo. En los años recientes, acertaron sólo una vez, que fué en el caso de RCTV. Fué entonces cuando pudieron hacer concentraciones masivas de protesta por última vez, en parte por errores nuestros en el manejo de ese asunto. Aquí no contamos, por supuesto, con las manifestaciones electorales, que sí forman parte de genuinas preocupaciones de la gente, que se moviliza bastante de lado y lado, sobre todo para votar, como parte muy visible del éxito del concepto de democracia participativa y protagónica.

Las razones por los que la derecha se movilizará el sábado, son razones de índole política y no social: la libertad de expresión, los políticos presos, los problemas universitarios, Richard Mardo. Son asuntos que no competen a los intereses generales de las masas populares, que tienen preocupaciones vinculadas a su cotidianidad, como el acaparamiento y la especulación, la criminalidad producto de la delincuencia, la inflación. Pero lo que se ve es que quien esta trabajando por la solución de esos problemas es el Gobierno Bolivariano de Nicolás Maduro, y no la oposición, que más bien se ve como obstruccionista. De ahí el acierto de la campaña de los 100 días de Gobierno de Maduro, sobre todo la frase-eslogan : "Maduro le echa un camión", es totalmente cierta, innegable, visible.

Lo cierto del caso es que, la "protesta" del sábado pasará sin gloria y con muchísima pena y Richard Mardo será sometido a la justicia, entonces, la canalla mediática y la oposición lo convertirá en otro "perseguido político del régimen", útil para instalar carpas en Chacao y hacer algún ruido mediático. A menos que con lo del sábado monten un plan de violencia. No parecen tener con qué, más no podemos ni debemos subestimarlos, porque nunca se sabe.

De todas maneras, ya cumplimos con advertirle a los apátridas lo que puede ocurrir si se ponen cómicos y se comen la luz. Tienen derecho a hacer política y oponerse a las políticas dentro del marco de la Constitución y leyes de nuestro país, pero si deciden tomar los atajos fuera de las mismas, pues la respuesta del Estado, del pueblo y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, como un sólo hombre, como una sola mujer, será tan fulminante y mucho más esplendorosa que la del 13 de abril de 2002. Así que ya saben, en guerra avisada no mueren los soldados, y si mueren, es por descuidados.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1759 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a170909.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO