Como entre perros y gatos nunca falta el ratón

La reciente y reveladora conversación entre María Colina Machado y el profesor universitario Germán Carrera Damas debería de terminar de convencer a quienes aún persisten en las dudas, sobre la manera como “aguas abajo” se caracterizan las relaciones personales y políticas entre los miembros de la MUD. Sobre la Mesa, como en las “mejores familias”, estos canibalescos sibaritas se comportan como si posaran para las cámaras. Por debajo, al más claro estilo de los festines de Calígula, reflejan, entre codazos y mordiscos, lo que verdaderamente son.

A pesar de lo que posiblemente sufrirán y sudarán sus foráneos consejeros de imagen, para procurarles una estampa armoniosa y cordial, claramente observables son sus diferencias. Incluso aún más abismales y brutales que las mismas mantenidas con el propio chavismo. No cabe duda que a lo interno pocos o nulos podrían ser sus acuerdos, esta especie de Arca de Noé sin rumbo, en lo que se ha convertido la MUD, requiere de un timonel superior o exterior que les direccione el actuar y les obligue la endeble cohesión que hoy en día mantienen.

A pesar de la innumerable “baba de caracol” con que han pretendido ocultar el envejecimiento prematuro de la MUD, escasos también han sido los intentos por que cada los bandos accedan por el bien común renunciar milímetros de sus intereses. A pesar de que en Política no hay elecciones lejanas y mucho menos las del próximo 8 de diciembre, incluso sus encuestadoras han tenido que romper el silencio y alertarlos sobre el abismo que les arrastra su propia intransigencia.

Oscar Schemel ha sido enfático: la oposición debe conectarse con la realidad, y que bajar el volumen de la denuncia sin oferta. Por otro lado Leopoldo Puchi afirma: El Gobierno de Maduro se consolida. Fue un error de la oposición no reconocerle como Presidente electo. Estos descalabros de la Oposición también toman calor y fuerza por las mismas condiciones naturales de estas tierras marabinas.

No precisamente por el acostumbrado clima de Maracaibo es que la relaciones entre la candidata de la MUD, Eveling Trejo, y Juan Pablo Guanipa (Primero Justicia), vienen rompiendo todos los termómetros. A pesar de que Capriles, supuestamente, levantó la mano a la candidata de un Nuevo Tiempo, ampliamente sabido es que estas relaciones y acuerdos son tan dramáticos, llenos de intriga y traición como la propia serie Los Sopranos”. Un Nuevo Tiempo y Primero Justicia hace rato que tienen cuentas pendientes, de ambos lados ha habido delaciones. Únicas que podrían explicar como si Capriles optó por Eveling Trejo, Guanipa ha emprendido una masiva y feroz campaña por televisión, radio y prensa solicitando internas.

Como quiera que sean las cosas en este verdadero nido víboras donde según la propia María Corina Machado a “Capriles le faltan cojones…” todo apunta que este sujeto, por debajo de bajo la MUD, hará una de las suyas. En el fondo muy poco le preocupan los de él, en todo caso quiere ser el único en poseer los del Norte. Seguramente eso es lo que pretende con Guanipa, sacar a un Nuevo Tiempo y consolidar definitivamente a Primero Justicia como la fuerza política de la Oposición en Venezuela.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1479 veces.



Waldo Munizaga


Visite el perfil de Waldo Munizaga para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Waldo Munizaga

Waldo Munizaga

Más artículos de este autor