Capriles Radonski: Sus debilidades



Miguel Ángel del Pozo


En el día de ayer, domingo, 30 de septiembre, 2012, el candidato de las derechas venezolanas y la esperanza de las derechas internacionales, Henrique Capriles Radonski, celebró su cierre de campaña en Caracas, en la avenida Bolívar, con un mitin donde se dirigió a sus correligionarios por espacio de 45 minutos exactos. Parece que ha sido el mitin cuando más tiempo le ha dedicado y permitido escuchar a sus seguidores el timbre de su dulce voz. ¿Qué expresó en esos 45 minutos de discurso, porque esta vez sí lo consideramos así, todo un discurso cual no calificamos ni de político, ni de páginas de sucesos? ¿Cuál fue el contenido de sus propuestas para “el camino” que recorrerá en “su autobús” en el caso negado que logre “remontar la cuesta” de 15 puntos de diferencia que le otorgan a mi Comandante todas las encuestadoras nacionales y aquellas extra-nacionales que, muy a la calladita, andan comunicando sus resultados a “tirios y troyanos”? Pues, la verdad, nada!

El candidato Capriles Radonski ha debido aprovechar la oportunidad para expresar, a viva voz, su ideario en los paradigmas político-económicos que se suponen no están en ninguno de las cinco propuestas de gobierno que se han hecho públicas desde las derechas, desde que firmaron el “acuerdo de la mesa redonda”. Ya le habíamos solicitado a chavezcandanga, vía twitter, que le solicitara al Dibise que nos consiguiera “el programa neoliberal” para estudiarlo, concienzudamente, pero, bien el Dibise no lo encontró, bien los que encontró de nada nos sirven para reflexionar sobre las políticas neoliberales que nos otorgará Capriles Radonski en el supuesto negado que ganare las elecciones del 07 de octubre próximo porque a todos, toditos, los programas existentes, hasta la presente fechas, les han sido negada la paternidad capitalista criolla-oligárquica; o sea, que las derechas, según las derechas y Capriles Radonski, no tienen programa alguno; cojonudo! un candidato presidencial que no tiene ni peregrina idea que programa iría a desarrollar en el caso negado de que alcance a sentarse en “el sillón añorado”. En ese contexto referido, el candidato, o sea, “el flaquito”, es decir, Capriles Radonski, no aprovechó la oportunidad de, al estar frente a un gentío de seguidores, comunicarles como van a pasar la “peladera pendeja” cuando alcance a parar “su autobús” -porque ese es “el camino”- frente a Miraflores y sentarse en la “añorada” sí ganare las elecciones este año (comparativamente como están pelando las sociedades en perfecto barranco inevitable en España, Grecia, Italia, Portugal, Francia, Alemania) y, en consecuencia, no nos lo informó este domingo próximo pasado arriba referido ¿cuál gallo enmochilado nos tendría Capriles Radonski?

Total nos quedamos en ascuas a pesar del gentío de sus seguidores y de nuestra presencia, pública y notoria, en la avenida Bolívar dándole así la oportunidad de convencernos que “su programa” es mejor que la “Propuesta del candidato de la Patria, Comandante Hugo Chávez”; así es la vida de ingrata, toda una realidad kafkiana. Por ello, nos inquirimos ¿es que el programa de Henrique Capriles Radonski es igual, similar, parecido, copiado y adaptado a Venezuela al de don Mariano Rajoy quien NO lo expuso ni lo ofrecido a su propio electorado conservador de derechas españolas durante su campaña electoral y que, actualmente, se está aplicando por su gobierno gracias al decretazo-real?; o sea, la praxis de la gobernabilidad del gobierno de don Mariano Rajoy se sustenta en el “palo, palito, palo” a to´er que se le ocurra protestar, ojú!; don Mariano Rajoy está gobernando por decreto-realengo implementando e imponiendo sus políticas para acabar con la salud (Estado de Bienestar Social) de los invisibilizados; los llamados “viejitos” jubilados los mandan a pasar “penalidades” recortándoles sus beneficios básicos y fundamentales; decide por decreto-real finiquitar con toiticas las becas pa´los estudiantes que no saquen más de 18 puntos (solo son beneficiados los escogidos y futuros gerentes católicos-romanos-conservadores y españoles; algo así como lo propuesto por Capriles Radonski cuando le comunica a la burocracia gubernamental que van pa´la calle de patitas porque lo que se necesitan son “obreros especializados” que laboren en las fábricas de sus amigos neoliberales, independientemente, del país de origen).

Capriles Radonski, además de copiar tan “luminosas políticas capitalistas” del capitalismo más capitalismo-imperialista decidirá vender toitica esa chatarra que nos han vendido los rusos, los chinos, los brasileños, los gringos, los franceses, los británicos y todo aquel que no sea del agrado de su ideario ideológico sobretodo aquello que “huela a comunismo”; por ello ya ha decidido e informado que va a mandar a todos los cubiches pa´la mesma m… porque el objetivo es salvar a “la bloguera” (léase: Cuba); y, por último, siquitrillarse a los mercal, mercalito, mi supermercado de la Plaza Venezuela donde consigo un cochinillo de lo más sabroso para hornear. Bien ¿será, nos preguntamos, si el ¿programa? de Capriles Radonski es un programa que en su praxis solo tendrá como objetivo fundamental alcanzar la “mayor cantidad de felicidad” representada en el “billullo pa´mi, billlullo pa´ti” petrolero, en la explotación de los minerales estratégicos que le dará en concesión pa´siempre a sus panas europeos y yanquis pero con la tarjeta de presentación conservador-católico? O sea, seguimos en ascuas con el temita del programa; again, “el flaquito” nada nos dijo, ni nos informó ni siquiera nos insinuó pa´en donde debemos correr pa´subirnos al “autobús del progreso, eso sí, capitalista”.

Pero no se preocupen porque “mi flaquito”, en 45 minutos cuando desembuchó full palabras, nos dijo que este gobierno bolivariano-nacionalista-humanista y en vías al socialismo (eso lo decimos nos) y “…el candidato del gobierno…” no tienen vida porque no han hecho nada, nadita en 14 años que llevan disfrutando de las mieles del poder (eso, nada de sacrificio a favor de la sociedad y, en particular, hacia los invisibilizados, según la masa anti-chavista). Es decir, que “…el candidato del gobierno…” no ha impulsado la construcción de más de 500mil casas y apartamentos para los invisibilizados por la vía de la Misión Vivienda expresada en praxis en diferentes entes gubernamentales. Por cierto, el otro día, por VTV, vimos a la ministra de las Comunas entregando unas casitas de lo más cuchi a unos damnificados del estado Sucre; nos porque no teníamos el celular de la ministra porque sino la hubiéramos llamado pa´que nos “metiera de estraperlo” y nos diera una de esas soluciones habitacionales tipo-El Morro de Puerto la Cruz. Parece que´l pana de Clodovaldo Hernández, el de la esquina de Urapal, andaba viendo como se colea er´muy vivo de él.

Pero lo pior de Capriles Radonski en su discurso de 45 minutos exactos, como endicen por los llanos guariqueños (según mi comadre), es que se largó a decir que “…el candidato del gobierno…” andaba regalando “un pucho” de rial a cualquier país que se lo pidiera y/o a cualquiera otro país que “…el candidato del gobierno…” se le ocurriera. Lo escuchábamos con profunda y eclesial atención, como se escuchan las homilías del Obispo auxiliar de Caracas, mi pana Fernando, con respeto pero sin perder detalle. Ese segmento del discurso de “mi flaquito” nos dejó anonadados. Como conocemos y bien a Ramón Guillermo Aveledo, desde cuando era Vicepresidente de la Comisión Permanente de Política Exterior de Diputados del antiguo Congreso, además de considerarlo “un serio político en las lides internacionales”, nos asombramos que “mi flaquito” dijera tanta burrada junta en política internacional y destrozara la diplomacia venezolana y de Estado como “bomba nuclear slo-mata-gente” ; ni siquiera el torpe de Mitt Romney, el candidato republicano estadounidense que compite con Barack Obama, se le hubiera ocurrido criticar “las ayudas” que la Secre Hillary le otorga a Iraq, Afganistán, Costa Rica, Colombia, Perú, Grenada y pare usted de contar países. Nos imaginamos a los presidentes y altos dirigentes políticos de los países que “mi flaquito” mencionó pensando, seriamente, que sí pudieran votarían por mi Comandante, el que mienta “mi flaquito” como “…el candidato del gobierno…” ¿Dónde estaba Ramón Guillermo en la avenida Bolívar (por cierto, a título de chisme; no vimos banderitas de Copei pero sí de Bandera Roja)? ¿Le consultaron? En descarga, nos, nos permitimos considerar que nada de nada sabría del desembuche en política internacional que expresó “su flaquito unitario”. En fin, Dios, que no se mete en política y mucho menos en la política de Venezuela porque saldría loco e´bola, terminaría votando, también, por mi Comandante; haría campaña entre los ángeles, querubines, arcángeles y los santos y santas a favor de Chávez Frías, quien, por lo menos, es coherente, por decir lo menos.

Comenzó “mi flaquito” a dirigirse a la clase media y alta que estaba presente sentada frente a sus televisores (porque a eso de golpe de 12 en punto comenzaron a marcharse al tiempo cuando comenzaron a arribar al autobús de la avenida Bolívar los adeptos y seguidores de Acción Democrática, de Nuevo Tiempo, de Bandera Roja, del “pollito”, y de algún que otro partido político más perdido que el hijo de aquel que la Historia mienta a cada excusa). Por cierto, debemos decirlo, no tuvimos la oportunidad de disfrutar de las presencias de los sectores de obreros, de sindicatos, de buhoneros, de “motorizados con mi flaquito”, de aquellos sectores que ahora denominan de “genero”. En fin, que Capriles Radonski, a punta de gorrazos, a BsF100 por cachuca, más aquellas que “mi flaquito” zumbaba, cual picher, para que las “masas enardecidas con el líder” se las ubicaran en las testas como coronas de aspirantes a alcanzar la “sangre azul” negada, históricamente, por los agraciados oligarcas de la Corona española; expresándose como “masa canettiana” en sus comportares de los sectores sociales “…de los cerros de Caracas…” (Capriles Radonski dixit) que están, irrevocablemente y sin entenderlo, ni saberlo, con las doctrinas racistas de Primero Justicia, como debe ser, y del Poder Joven, los SS de Primero Justicia.

Se nos permite un comentario. Llegamos a la avenida Bolívar como a eso de las 11 a.m. Caminamos observando “las masas burguesas” bien arregladitas, bien mantuanas ellas, bien chic, bien arrechas cada vez que asomaba sus hélices el helicóptero que decían pertenecía a VTV demostrando así sus propuestas espirituales de “paz, concordia, amor y unión social” con y hacia aquellos del chavismo que “mi flaquito” busca que el 07 de octubre (2012) voten por su propuesta neoliberal, democrática, de paz y amor nacional (¿cinismo?). Para finalizar, Capriles Radosnki comenzó su speech refiriéndose al asesinato de miembros de Primero Justicia en la ciudad de Barinitas, del estado Barinas, justamente, un (1) día antes del cierre de campaña en Caracas de “mi flaquito”. Estamos de acuerdo, por fin, con “mi flaquito”, condenamos la violencia cualesquiera ella sea y de donde provenga y la justicia deberá condenar esos crímenes s con el rigor absoluto de la ley, sin contemplaciones y los órganos de inteligencia caminar hacia las averiguaciones correspondientes y el Gobierno informar la verdad verdadera.

¿Qué aprendimos del discurso en frases de Capriles Radonski?
¡ NADA!


delpozo14@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2970 veces.



Miguel Ángel del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a151285.htmlCd0NV CAC = Y co = US