¡Epa: Ramos Allup, no seas maluco!

Hay que ver que este Ramos Allup que viste y calza con mucha consideración de modernista, reforzado de una gran experiencia política en decadencia –añejado al calor del trajín de los líderes adecos- que trae de la IV-R como secretario general de AD con la que ha trepado a la V-R como diputado al Parlamento Latinoamericano y representante de la MUD, no pierde tiempo en defender ciegamente a -Capriles Radonski- como su candidato lechuguino y, que ahora lo ve como un majunche nada parapléjico, sino más bien folclórico que restaura la vieja democracia, lo que contrasta con la visión y apreciación de los chavista en razón de su pobre desempeño intelectual y moral mostrado públicamente cuando se desarma del poco conocimiento de las cosas como dirigente nacional de Primero Justicia.

Todo lo anterior viene de una presentación en este mes de junio de ese diputado en Globovisión, en el que Ramos Allup, se mostró partidario a que el presidente Chávez debería bajarse de esa nube de abstracciones y aceptar debatir sin condición alguna con el majunche, sin escandalizar ni poner de relieve frente a éste sus grandes dotes de estadista en materias que –según él éste domina- y, que lo tildó despectivamente de geómetra y, además especialista entre otras en diversas patologías y, entre ellas de urólogo, lo que nada tiene que ver dentro de un debate a no ser que, Capriles esté obstruido en sus vías comunicacionales internas y necesite del comandante presidente alguna acción que lo desligue del tránsito de intercambiar ideas que en nada redundarán en beneficio particular, ni colectivo o, sea una simple distracción de la hernia mental que padece el candidato opositor que lo hace vulnerable de estar frente al nuestro como líder de envergadura nacional e internacional que es lo que molesta a Ramos Allup.

Lo perverso de la actuación de Ramos Allup frente a las cámaras de Aló Ciudadano de ese canal que acoge en el programa en cuestión: todos los prejuicios que los invitados a él sueltan en contra del Gobierno Nacional y del presidente Chávez con una lógica comunicacional bien alejada de la realidad del país –en fin a su antojo- que sus presentadores en la interacción de entrevistador-entrevistado realizan, cualquiera los detalles a tratar: sin distinción se van por una sola dirección y, Ramos Allup, no iba a desperdiciar el momento –como caradura que es- para evacuar sin pelo de timidez y, concienzudamente el ensarte de triquiñuelas políticas bien entrelazadas y pensadas contra lo que fuera de incidencia acusadora sobre Chávez y, solamente Chávez que, es el personaje que les rompió el tímpano político de los malos gobiernos adecos-copeyanos y, a lo que es hoy el enjambre de mini partidos que conforman la MUD y, la plutocracia que apoyan a Radonski.

La versatilidad de la costura de la intriga le come el alma a Ramos Allup y, siempre que puede no deja de camuflar perlas cochineras en sus tormentos irónicos que lo mantiene dentro de su lenguaje acantinflado que a veces lo pierde en la maraña panorámica de contertulio flagrante y, lo presenta al público como un infeliz detractor de tantos bulos y modismos léxicos que auscultan su conciencia de tremendista secuaz cuando lo de parlanchín se le escapa con rodeos que ocultan el desgaste político del personaje y más de las veces lo convierten en un laboratorio de dualidades en que se mezclan más las necedades que, no le suman nada y, lo dejan como vieja “comadrona” pueblerina cuando trae la criatura al mundo envuelto de inmundicia raras –ése es Ramos Allup- el que habla y actúa como un rezagado astuto que le teme al presidente Chávez y a la revolución y, no de ahora, sino desde que desplazó a CAP y a los adecos del contertulio recreacional-perverso que tenían y ahora están en la solapa de la Historia y, con Capriles Radonski como su candidato seguirán rezándole al dios Tanatos –quizás un infortunio. Mientras no esconde la aspiración que Primero Justicia lo consuele con algunas migajas de cargos políticos en discusión, por lo que desea fervientemente que el comandante presidente masacre al candidato opositor en el plano nacional, solicitándole la oportunidad que no se merece por perdido en el espacio de sus ambigüedades. Por eso decimos: Ramos Allup, no seas maluco.

estebanrr2008@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2001 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a145467.htmlCd0NV CAC = Y co = US