Majunchismo: ¿recursivo?

Pildoritas 51 (año V)

El majunchismo es tan recursivo, pero tan tan, que al ser escogido, por el Comando Carabobo el 11 de junio para la formal inscripción de candidato de la patria, no se les ocurrió otra cosa que decir que ese día por ser 11 es pavoso para la revolución, como si esa fecha no hubiese sido pulverizada con significado y todo por la fuerza incontenible del pueblo que los derrotó también en ese campo, como los va a derrotar este 11 cuando, como alguien asomó, Caracas será cubierta por una alfombra roja de pueblo.

De todas maneras hay que ser comprensivos con esta gente, porque son tantos los errores comenzando por la escogencia de esa especie de despojo humano que ha resultado ser el majunche, tanto, que en vez de unir la oposición lo que ha hecho junto a su combo de lechuguinos y petimetres, es dividir lo poco que queda en la acera de enfrente del sector revolucionario.

¿Que por qué para este escribidor, ese señor es un despojo?, pues simplemente porque encuadra perfectamente en alguien que no merece el honroso titulo de venezolano, pues al entregarse a intereses del imperio traiciona la patria y un traidor es un despojo, como lo fue Judas que al darse por enterado de la barbaridad cometida terminó por ahorcarse.

Claro. de esa gente es imposible esperar que acepten que sólo con la escogencia del día 11, ultimo del lapso dispuesto por el Organismo rector, se le echó otro vainón, de los tantos que a cada rato reciben y que los tiene acorralados, como al boxeador que va perdiendo la pelea, lleno de moretones, un ojo y parte del otro cerrado, y la nariz echando sangre; es verdad que Chávez está convaleciente, él mismo ha dicho, que esta vez no va a ser el caballo desbocado que acostumbraba ser, sino un búfalo, pero resulta que, el búfalo no correrá más que el caballo, pero tiene una fuerza tan grande, el pueblo, que no hay caballo que le supere y menos cualquier otro animalejo, si con símiles vamos a hablar, o con esa especie de arroz con mango y “chocolatico dulce” que nos ha demostrado ser el candidato opositor.

Es más, la diferencia es tan grande, el convencimiento del pueblo es tan fuerte e irreversible que es común oír en múltiples conversaciones donde más de dos personas se reúnan, que Chávez frente a este esperpento de candidato no necesita hacer campaña y que bien puede quedarse dedicado a su recuperación total, pues ya tiene un pueblo que le conoce tanto, que le cree tanto, sobre todo por sus obras y que está tan organizado, que le sabrá garantizar la victoria y no cualquier victoria, sino la más contundente de toda la historia republicana.

A batearle al lechuguino

Si yo fuese la persona de más alta jerarquía en la dirección de la Gran Misión Vivienda Venezuela, le estaría haciendo llegar, al lechuguino Julio Borges, que desde hace tiempo se ha dado a la tarea de casi cada semana salir, salir de tratar de mentiroso al gobierno, negando que las viviendas que cada jueves se entregan, sean verdad, y que las enorme cantidad de casas y apartamentos que se ven en construcción a lo largo y ancho del país son maquetas, un video de cada una de las entregas que se hacen y copia del documento mediante el cual se le otorga la propiedad a los beneficiarios, pero también al comienzo de cada sesión de la AN, les haría ver a los diputados mejunches dichos videos a la par que se les conminaría para que vayan a visitar todos los frentes de construcción de la MV y las viviendas ya entregadas, porque lamentablemente hay gente que le cree al lechuguino, pero es que también, como sabemos que son cientos las familias que han recibido su vivienda yo los convocaría para que llave y documento en mano, se concentraran frente a la casa de Primero Justicia para demostrarle que el mentiroso es él, y toda esta jornada, de videos, gente de carne y hueso testimoniando la verdad, puesto en conocimiento del país nacional con una cadena, porque no podemos cometer el mismo error que cometimos cuando la campaña pro reforma con la cuña de la carnicería que creímos se podía contrarrestar con simples declaraciones, y recordemos lo que sucedió, nos derrotaron pirricamente, pero derrota al fin.

Como en el baseball, y Chávez es estratega también en este campo del deporte, no nos podemos dejar pasar ni un solo strike sin sacarla del estadium, como lo hemos hecho en casi 15 temporadas y entonces al tal Julio Borges hay que salirle al paso y anularle esos lanzamientos envenenados que cada semana está lanzando contra la credibilidad del pueblo venezolano que es el equipo ganador.-

yuviliz40@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1610 veces.



Saúl Molina Z


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: