Votación de Pablo Pérez en Zulia podría ser alta

      Sí, así como lo leen, la votación de Pablo Pérez en el Zulia podría ser alta por una razón elemental, por supuesto, hay que considerar las proporciones de la abstención que generalmente es elevada en este tipo de consultas con  candidatos que no generan entusiasmo, pero ciertamente no se descarta que se le sume esa gente que aquí está desesperada y ya no aguanta más el desgobierno de este mandatario que llegó al límite, al colmo de los colmos de la ineficiencia, y una salida sería darle el voto para que sea aspirante presidencial y el comandante Hugo Chávez lo masacre el 7 de Octubre en las próximas elecciones. 

      El problema es que el triunfo del Zulia no le garantiza ganar y ser el hombre que tendrá el honor y el privilegio de enfrentar y ser derrotado por un líder como Chávez, porque ¿cómo hace con Caracas, Miranda y Carabobo, por ejemplo, que también son regiones de alta incidencia electoral? No creo que en estas entidades el precandidato zuliano ande muy bien. En estos estados es evidente el triunfo de Henrique Capriles Radonski, quien no ha bajado del primer lugar desde que la MUD arrancó la campaña.

      La última encuesta realizada por GIS XXI en la que fueron consultadas 1500 personas en todo el país, arrojó que el precandidato presidencial Henrique Capriles Radonski cuenta con un 16% de favoritismo contra 9% de Pablo Pérez. Este estudio realizado del 17 al 24 de enero posee 95% de confiabilidad.

      Y se puede creer ciegamente en estos resultados, porque son de una firma cuyo director es Jesse Chacón, un hombre de Chávez que no tiene el menor interés ni preferencia por alguno de los precandidatos de la MUD, más cuando se sabe que ninguno compromete el triunfo del máximo líder revolucionario.

      La situación de Pablo Pérez no es fácil. Cuenta con Acción Democrática y siempre  fanfarronearon con este apoyo, pero creo que sobredimensionan al partido blanco; porque primero hay que ver que la maquinaria de esta organización está todavía muy oxidada y, segundo,  el gobernador zuliano es un piñón cariado que no rueda fácil o por lo menos no rueda como debería rodar en el engranaje del pueblo venezolano. Da saltos, hace un ruido estridente y se tranca.

      Otra consideración es que en cualquier rincón del país puede haber una casa de Acción Democrática, pero no en todos conocen a Pablo Pérez, lo que los obliga a tener el pesado trabajo de echarse ese bacalao encima y eso ya es un problema, en cambio; muchos lugares de Venezuela carecen de una oficina de Primero Justicia, sin embargo creo que en el territorio nacional entero saben quién es Caprikes Radonski así sea por sus malas acciones, y que lo conozcan y poniendo esa cara de niño bueno que suelen poner para engañar  a la gente en campaña, le podría implicar una ventaja determinante a favor en las votaciones.

      De manera, que yo observo que la situación de Pablo Pérez es  cuesta arriba. De tu a tu, de candidato a candidato, no le gana a Capriles, aunque hay otra verdad: con estos políticos de la oposición se corre el mismo riesgo que corren los apostadores de caballos. Leen las revistas hípicas, revisan minuciosamente los tiempos, peso de los animales y del jinete, ven y comparan promedios; distancia de la largada, analizan los pro y los contra, las ventajas y desventajas y la partida de pronto la gana un burro, porque priva el negocio por encima de los resultados de los estudios especializados.

      Pienso en consecuencia que a Pérez lo podría salvar un chanchullo, similar a la componenda económica Capoldo; hay que esperar hasta el último minuto. Con ellos no sorprende alguna rara decisión de aquí al sábado a las doce de la noche, que tuerza cualquier pronóstico lógico de la situación, así que de momento sobre estas elecciones sólo se puede decir que Capriles Radonski sigue liderando las encuestas.

      ¡Qué dolor!, porque esta es una valiosa oportunidad para que Pablo Pérez salga de la Gobernación, y no me mueve ningún odio ni ningún resentimiento personal en contra del gobernador, lo que sucede es que las goteras de la casa nada más las conocen a quienes les caen encima. 

PD: A través de un correo electrónico, empleados de la Gobernación del Estado Zulia me escriben para denunciar atropellos en su contra; dicen que una señora o un señor  falta un día y cualquiera sea la causa, se lo descuentan y hasta le quitan el bono de la cesta tique en una acción evidentemente extremista, sin embargo, cuando trabajan horas extras y la obligan a ir a las concentraciones de Pablo Pérez para hacer bulto, no les pagan y nadie dice nada. Y esa, al parecer, es una práctica de muchos de los directores. Según dicen ocurre en la Oficina Central de Personal, Recursos Humanos, en la Secretaría de Educación, Fonprepol y Sanipez. Exigen entonces al gobernador que en lugar de andar perdiendo tiempo en su campaña recorriendo el país, revise la situación de sus directores con respecto a los trabajadores, porque está perdiendo hasta con su misma gente, que entre más es vejada y humillada, menos votará por él. ¿Será que Pablo Pérez tiene fichas adentro, en apariencia de su confianza, que quieren que lo raspen? Esto me lo pregunto yo ante semejante situación. 

albemor60@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2134 veces.



Alberto Morán


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Morán

Alberto Morán

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a138079.htmlCd0NV CAC = Y co = US