La MUD y su Compromiso Hipócrita

Una lectura del “compromiso por la unidad” dado a conocer por la Mesa de la Ultra Derecha (MUD), confirma muchas cosas; unas muy esenciales con su esquema de actuación y otras,  cargadas de cinismo e hipocresía. Si uno revisa el texto del compromiso y tiene como referencia el conocido pacto de punto fijo, percibe rápidamente que para los líderes de la MUD el tiempo no ha pasado y esto, aunque parece una idea sin fundamento, no lo es. Los líderes de la MUD ponen el compromiso como si estuvieran justamente viviendo el 31 de octubre de 1958. Es el mismo texto y casi con los mismos planteamientos.

 No es que usaron la técnica de cortar y pegar. Nada de eso, es que su condición de dinosaurios y su interés por no reconocerse y dejarse ver ante el país como una fuerza añeja pero aparentemente nueva, los conduce a subestimar al pueblo venezolano. Es increíble la inconsistencia y el paralelismo entre punto fijo y este “compromiso por la unidad”. En aquél pacto, el encabezado comenzaba con “una “defensa a la constitucionalidad”[1]:

 Al leer esto, uno se pregunta: ¿Cuál constitucionalidad? Para la fecha del pacto de punto fijo, estaba (creo yo) vigente la constitución aprobada el 11 de abril de 1953. Después del derrocamiento de Pérez Jiménez, hubo el acta constitutiva de la junta de gobierno en donde puede leerse: “se mantiene en plena vigencia el ordenamiento jurídico en cuanto no colida con la presente acta constitutiva” y esa acta no era muy novedosa ni ofrecía muchas pautas. Ahí  le salió a los actores del pacto de punto fijo su primer acto de hipocresía y para eso, trabajaron el pacto. Su objetivo fue producir un cambio en el cual muchas cosas quedaron igual.

Este compromiso, en la parte identificada como “las grandes áreas de acción” se puede leer algo igual: “El gobierno de unidad tendrá como guía la constitución”. Uno puede suponer de buena fe, que cuando se refieren a  la constitución, están haciendo referencia clara y contundentemente a la aprobada en un referéndum y que para ser claro y contundente, debería decir: tendrá como guía la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. No lo dice, pero los venezolanos sabemos que se opusieron a su aprobación y el rey Carmona que ellos colocaron, la derogó en su primera aparición como rey. Está en este otro encabezado, una falta de sinceridad o un gran gesto de hipocresía y cinismo. Dicen respetar una constitución que no desean porque su modelo está en la constitución de 1961. (Subrayado Nuestro)

El Pacto de punto fijo no podía incluirlo porque eso estaba muy claro. No había necesidad de ser tan abiertamente hipócrita y cínico; el Pacto fue primero acordado y preparado en EEUU. En este “compromiso por la unidad” en su segunda línea se puede leer en unas cuatro palabras un tratado al cinismo. El texto dice: “El país requiere un gobierno de Unidad Nacional. Ese compromiso que hoy adquirimos ante el pueblo venezolano y la obra patriótica a la cual invitamos al país entero”. No hay que releer a Mario Briceño Iragorry para percatarse y desmontar esta mentira histórica. Simplemente los hechos recientes ponen en evidencia la condición de  cipayo de los líderes de la MUD. Hay que ser un imbécil para no ver este gran acto de cinismo y de hipocresía política.

El cinismo y la hipocresía no se agotan en estas frases. En el subtítulo “La Unidad Nacional”; el cinismo y la hipocresía los lleva a negarse  totalmente. En uno de los párrafos de esta parte del compromiso por la unidad escribieron y se lee: “Unidad es inclusión (…) El gobierno de la Unidad nacional será para el beneficio de todas las comunidades de este país diverso y amplio”

Cómo entender esta mentira en el marco de su concepción de la descentralización. En esto de la descentralización, si puede leerse y entenderse una verdad, porque las opiniones que han dado en todo este tiempo sobre este tema; la descentralización les preocupa y angustia por los reales que ahora le llegan a las comunidades y antes era totalmente para ellos. Su descentralización se remite única y exclusivamente a la Ley de FIDES y LAEE que existía antes de 1.998. De ahí, que es parte de su cinismo, la idea de un gobierno para beneficiar a todas las comunidades de este diverso y amplio país.

En cuanto la inclusión, es una trampa para cazar imbéciles, pues la historia reciente nos muestra que en lo social, educativo, cultural y económico su norma y la lógica de un proyecto de la derecha es precisamente la exclusión. La confrontación social es también un hecho real pero que lo manipulan y a través del cual deja verse el cinismo que lo caracteriza. Lo correcto es decir, que a través de este proceso el hombre común y corriente (el de los barrios y cerros) se ha instalado como sujeto y ese reconocimiento le ha permitido entender la posición de los otros (los que habitan en las colinas, cumbre) y eso es una situación que por supuesto quieren despachar de esa manera. Lo real es que estos líderes además de representar los intereses de una clase y de una potencia, tienen además el complemento de ser racista. En esto no hay que ser profundo; los hechos recientes también confirman esta práctica.

evaristomarcano@cantv.net


[1] Contenido del Do documento disponible en: http://html.rincondelvago.com/pacto-de-punto-fijo.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1540 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a131038.htmlCd0NV CAC = Y co = US