Manual del conspirador perfecto

Es difícil que alguien que esté metido en una conspiración lo acepte -salvo cuando ésta triunfa-. Siempre lo negará. La reacción inicial de todo aquel que participe en esa actividad, es de rechazar con vehemencia, y a priori, que está involucrado

1 Es difícil que alguien que esté metido en una conspiración lo acepte -salvo cuando ésta triunfa-. Siempre lo negará. La reacción inicial de todo aquel que participe en esa actividad, es de rechazar con vehemencia, y a priori, que está involucrado. En el manual del conspirador perfecto figura, en primer término, no aceptar bajo ningún respecto la vinculación en tareas subversivas, y a través del tiempo se confirma esa regla de oro. La experiencia es rica en diversas manifestaciones, pasadas o presentes, más allá del signo político. ¿A qué viene esta consideración? No se trata de una obsesión sino a que, otra vez, soplan vientos de conjura. Hay sectores que definitivamente no creen en la vía electoral porque no le ven futuro, y está comprobado que sólo apuestan a ella cuando tienen la certeza de imponerse. Optan por las elecciones, pero a medida que el tiempo avanza; que las encuestas revelan el perfil de las tendencias y las ilusiones chocan con la realidad, cobra cuerpo la alternativa extra constitucional. La tentación conspirativa se expresa en actitudes contrarias a las instituciones con denuncias, acusaciones -abiertas o veladas- e imputaciones sin debido sustento. Venezuela está entrando en tiempo de tormenta. Porque lo que algunos consideraron tarea fácil, es decir, derrotar electoralmente a Chávez; los que maximizaron el desgaste de gobernar y los problemas del proceso bolivariano -incluyendo los errores y torpezas en que éste ha incurrido-, y, sobre todo, el éxito relativo de la oposición partidista en los comicios del 26-S, se convirtió en "vapores de la fantasía", como dijera el poeta. Chávez no está para el arrastre. Al contrario, repuntó con vigor y tiene un elevado nivel de apoyo popular. El equipo de Gobierno se ajustó y muestra una importante capacidad de ejecución y movilización. La enfermedad del Presidente, que inicialmente desató siniestros augurios y confundió a muchas personas, tuvo efecto contrario al que le atribuyó un grupo de analistas cegados por el odio, con opiniones completamente sesgadas.

2 Las elecciones del próximo año no son fáciles. Atribuirles esa característica sería una imperdonable demostración de triunfalismo. Ahora bien, los que apuestan democráticamente al resultado de 2012, no tienen porqué temer. Y menos recurrir al atajo. Pero la oposición venezolana mantiene, históricamente, una deplorable conducta al respecto. En los numerosos procesos electorales en el país, más de uno por año a partir de 1999, jamás aceptó las irrefutables victorias del chavismo -y cuando lo hizo fue tascando el freno-, en tanto que éste respetó los resultados adversos cada vez que ocurrieron. En concreto: hay un Gobierno democrático y una oposición que no lo es. Ese, y no otro, es el nudo de la cuestión. Lo que explica el nerviosismo que cunde en la oposición, actitud que la lleva a desbarrar, a repetir errores, a traspasar la línea roja de la provocación, a agraviar a los Poderes Públicos, a difamar instituciones como la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) y, algo más: a pretender construir una relación con la institución armada socavando sus mandos naturales y poniendo en duda su lealtad a la Constitución, lo cual asumen -¡grotesca paradoja!- quienes no vacilaron en violarla el 11 de abril de 2002. Todo esto envuelto en el cuento de siempre: conspirar y, al mismo tiempo, negarlo. Por lo que la campaña desestabilizadora, los llamados al golpe, el desconocimiento de las reglas de juego, el cuestionamiento a priori de los resultados electorales, no hay que interpretarlo como mera amenaza verbal. Lo mismo hicieron esos sectores cuando el golpe de abril y el paro-sabotaje de la industria petrolera. No hay que dudar del propósito que inspira esa conducta que, además, no oculta sus verdaderas intenciones.

/////////////////

¿Es pluralismo político-ideológico lo que pasa en la MUD? ¿La proliferación de candidaturas presidenciales es expresión democrática? ¿Cuántos candidatos van? Está bien la pretensión de tranquilizar al elector opositor envolviendo lo que ocurre en la cúpula con invocaciones a la calidad democrática de la experiencia que allí se vive. Pero la gente en la calle no se chupa el dedo y observa con indiferencia o molestia...

El rechazo a la mujer en funciones públicas -misoginia habemus-, que tiene expresiones coincidentes en Venezuela y Argentina, lo plantea la periodista Sandra Russo en su best-seller La Presidenta, sobre Cristina Kirchner, en estos términos: "Hay un tipo de mujer raro al que ella pertenece… es uno de los fondos negros del rechazo que Cristina suscita en el imaginario gorila, y que ha sido usado y agitado desde 2008, cuando las mujeres que apoyaban el campo reprodujeron un odio que venía de los tiempos de Evita pero que había que ajustar a Cristina. Las críticas de género que ha recibido -sostengo generalizando un poco-, son de dos clases: del lado masculino se ha agitado el desprecio por la mujer, del lado femenino, se desplegó la envidia". ¿Por qué? La autora da más adelante el motivo: "El poder público es todavía en sí mismo un exceso en manos de una mujer"...

Molestia en el Gobierno venezolano provocó la deportación inmediata a Costa Rica por Colombia del exmagistrado del Tribunal Supremo de Justicia, Velásquez Alvaray, contra quien existe una solicitud de extradición con alerta roja por delitos de corrupción. Se considera que la diligencia con que actúa Venezuela ante solicitudes de Colombia de personas requeridas por esa nación, no es correspondida...

14 parlamentarios y dos exjefes de la oficina antidrogas de Colombia, serán sometidos a juicio por sus vinculaciones con el narcotráfico...

El exvicepresidente norteamericano durante el gobierno de George W. Bush, Dick Cheney, acaba de publicar sus memorias -"In My Time: A Personal and Political Memoir"-, en las que hace revelaciones que confirman su condición de "halcón": 1) dice que aconsejó a Bush bombardear Siria en 2007 por sospechas de que ese país estuviera construyendo un reactor nuclear; 2) dice haber escrito una carta de dimisión dos meses después de asumir el cargo para el caso de que le diera un infarto; 3) arremete contra el entonces Secretario de Estado, Colin Powell, a quien acusa de debilitar a Bush manifestándole sus dudas en privado sobre la guerra de Irak; 4) critica a la ex secretaria de Estado, Condoleezza Rice, por su ingenuidad al pretender conseguir un acuerdo con Norcorea sobre su programa nuclear; 5) defiende el uso de la tortura -la asfixia simulada- en el interrogatorio a prisioneros; 6) ironiza sobre el fracaso de Obama en su afán de cerrar Guatánamo y rechaza la decisión de replegar 35 mil soldados de Afaganistán. Como se puede ver, no se trata de un halcón sino de un gorila...

Didalco Bolívar demostró coraje regresando al país y colocándose a derecho. Ahora dirá lo que tiene que decir, y la opinión pública tendrá la última palabra...

A raíz de la presentación de sus Memorias, un periodista le preguntó al ex vicepresidente de EEUU, Dick Cheney, que en el libro defiende la tortura, qué haría si a un norteamericano le aplicara ese método, respondió: "Creo que protestaría". Sin comentario...

¿Quién es el asesor secreto de la oposición? No hablemos de la asesoría cuando el 11-A, el golpe petrolero, el llamado a no pagar impuestos y a la no participación en las elecciones parlamentarias, sino ahora, cuando se sugiere sabotear el censo. Sin duda, un genio.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3191 veces.



José Vicente Rangel / ÚN

Periodista, escritor, defensor de los derechos humanos

 jvrangelv@yahoo.es      @EspejoJVHOY

Visite el perfil de José Vicente Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Vicente Rangel

José Vicente Rangel

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a130084.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO