Sesudos de la derecha y reservas de oro

No es equilibrado pensar que en la derecha no hay gente inteligente, sesuda y preparada. Esa es una de las ventajas que ha alcanzado en la lucha de clases. Real, buena papa, escuela de las mejores, generalmente aparecen asociados y ha sido asì por generaciones. Es natural que brillen en aquellas cosas donde la esencia del hacer es ganar bastante plata. Solo en los deportes, como el beisbol, el mejor de los ejemplos, en los cuales se ganan cifras inmensas en dólares, por lo menos entre los venezolanos, todavía las clases privilegiadas no han incursionado con énfasis. Quizás prevalezca en ellos la idea que muchas de esas prácticas, excepto el tenis y la natación, son cosas propias de la chusma.

En la literatura, pintura, etc. poco brillan los hijos de la oligarquía, porque aunque un Picasso o Toulouse Lautrec, hoy cuesten más que los ojos de la cara, para pintarles hubo mucha hambre y privación. Las “Damas o Señoritas de Avignon”, del pintor malagueño, que reproducen una escena de prostíbulo y desconocida y hasta rechazaba, fue obra de un genio que no nació en el mundo de los socialmente privilegiados. Pero el comerciante las usa para negociar, ganar dinero y hasta comprar prestigio. En la etapa del comienzo del capitalismo, en el Renacimiento, siglo XVI, se usaron esas artimañas.

En la literatura, porque el escribir produce pocos dividendos, no es abundante el aporte de quienes nacieron teniéndolo todo en abundancia. Poeta nacido en cuna de oro es algo extraño. Porque es una profunda contradicción. La bonanza y la poesía cómo que no pegan. Por supuesto en la narrativa el fenómeno es en gran medida el mismo. Aunque uno sabe bien el viejo adagio según el cual “toda regla tiene su excepción”.

Pero en deporte y arte, antes que el dinero se piensa en el crear, el hacer, hasta el trascender y lograr metas distintas a lo que marca una caja registradora. El artista quiere ser él, realizarse, gánese o no dinero. Esto es cosa de segundo orden, por decir una estupidez convencional. La burguesía – coño usé la palabrita que he venido eludiendo- no pierde tiempo en sutilezas, en poemitas, pinturitas ni jonrones, si eso inexorablemente, como una “muerte anunciada”, no va a dar billetes de los buenos. Lo de ella son sus negocios y sus fábricas, desde que anda en este mundo. Un hijo suyo que escriba poemitas, ensayos, novelas es una marica o un rolo de pendejo. Si corre detrás de una pelota para insertarla en una malla o meterla entre dos palos es un vago. Siempre fue así y todavía sigue siéndolo porque la burguesía no lo controla todo aunque haya unos cuantos ortodoxos que eso crean.

Pero pese a todo eso, lo que dije y lo que no por falta de espacio y paciencia, entre los “amos de los valles” hay mucha gente inteligente y preparada; es un resultado natural de la lucha de clases y de la “selección” y que natural. Ellos se preparan esencialmente para jodernos y hasta ahora han ganado la batalla.

Su inteligencia les lleva a decir cosas que alguna gente juzga como estupideces. Pero no es nada de eso. Todo lo contrario, están dirigidas a alguien. Son cosas que se diseñan en un laboratorio donde hay mucha gente talentosa, bien pagada y comprada. Es probable, es cosa del proyecto mismo, que pongan a decirlas a un estúpido. Porque todo proyecto para que sea exitoso debe ser expuesto por la persona adecuada.

Decir, aunque por boca de unos “técnicos”, de los cuales hay mucho idiota, que la medida de repatriar las reservas en oro es inadecuada por el costo que significaría el traslado de la carga, es una expresión propia de ellos, de los idiotas. Pero es una elaboración inteligente destinada a engañar a gente sana, desinformada, ingenua y hasta predispuesta. Una piedra puesta en la mano de un insatisfecho o frustrado. Una idea sencilla, directa, ajena a los tecnicismos y evaluaciones políticas algo complicadas.

Pero no deja de ser una balurda y ordinaria idea, lanzada por unos técnicos, que saben qué dicen y ocultan.

A Libia le embargaron sus reservas. Le han dado una miseria a los “opuestos” y repartido el resto entre la gente de la OTAN. La mejor de las tajadas le tocó a la Casa Blanca, donde finge mandar, hasta que lo dejen, el blanquecino de Obama, sionistas y banqueros. Una forma de tapar la enorme fuga.

En la lista está Venezuela. ¿Entonces cómo no gastarse unos pocos reales para traernos lo nuestro antes que nos lo roben?

Ellos no son brutos, están en su juego. Pero nosotros tampoco y estamos en el nuestro.

damas.eligio@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1709 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a129015.htmlCd0NV CAC = Y co = US