El pasado nos condena

Está triste Cinthya: “Otra oportunidad perdida. La primera fue porque no participamos y se metieron todos los chavistas en la Asamblea, y después nos arrepentimos, pero no dijimos la verdad. Ahora Ramos Allup le echa la culpa a la opinión pública que nos obligó a no ir a esas elecciones. No es sincero, hay que decirlo, fueron los partidos políticos y los medios de comunicación los que crearon esa estrategia. Y ahora vamos a las elecciones con unos candidatos que, como las rondas, hacen daño, y dan pena, y se acaba por llorar”.  

Baja la cabeza y esconde su linda cara. Está sollozando la princesa más linda de la pelotica del mundo. El mesonero se acerca cabizbajo con la botellita de agua Evian y el café y un chamo viene a su lado. “Señorita, por favor, no llore, que yo traje hoy a mi nieto para que conociera la mujer más bella del mundo, y no quiero verla así” Cinthya levanta la cara, y con su pañuelo de seda se limpia su cara, que es tan bonita, que es tan bonita su cara. Sonríe y le da mano al chamo, y “es verdad, abuelo, esta mujer sí es linda”. “Te lo dije, mijo, una mujer así no se ve todos los días, en cambio, un chavista como ese (yo), se ve todos los días y en todas partes”. 

Cinthya Machado Zuloaga abre su cartera y saca la banderita de Estados Unidos que siempre la acompaña, la coloca sobre la mesa y la acaricia y dice: “Cómo decirle a nuestros hermanos de Estados Unidos que nuestra oposición es la misma de siempre, los mismos nombres y ninguna idea” 

Toma un sorbo de agua. Vuelve a limpiarse con su pañuelo de seda su cara, que es tan bonita, que es tan bonita su cara. “Y más lástima me da Petkoff, dice que más nunca será candidato a nada porque hay que darle paso a la juventud, y mírenlo apoyando a Omar Barboza, Ramos Allup, Enrique Mendoza, Pedro Pablo Alcántara. Dice mi padre que, por lo menos, hay que agradecerle una cosa a tu presidente Chávez, gracias a él conocimos a esta gente de la oposición, nos dimos cuenta de que no sirven para nada. El otro día se presentó en mi casa un señor que dijo llamarse Ismael García, cuando mi padre escuchó ese nombre, dijo: “Díganle que aquí no vive nadie”. Es decir, gente que estuvo apoyando esta cosa que tú defiendes,  y que ahora pretenden que nosotros, los ricos, los acompañemos. Definitivamente, amigo, el pasado nos condena. 

 roberotmalaver@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2160 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: