Así es la trampa opositora con la patraña del fraude electoral

Ya la gente sabe cuál es el juego de los enemigos del proceso revolucionario con el argumento del fraude electoral. Al principio quizás engañaron a muchos venezolanos con esa fábula perversa, que encuentra eco en los medios de comunicación social al servicio de los adversarios. 

      Sólo que a estas alturas de la convulsionada política roja rojita, mucha agua ha corrido debajo del puente. Cada vez les creen menos, porque en el empecinamiento de crear una matriz de opinión que les sea favorable y en esa obsesión de sacar al presidente Hugo Chávez a como dé lugar, no se percatan de que, ciertamente, una mentira dicha mil veces se puede convertir en verdad, pero hay otras que dada su inconsistencia se caen por su propio peso. 

      Para las fechas comiciales los opositores echan a rodar cualquier bola, estableciendo una campaña mediática según la cual habrá fraude electoral, rumor soportado en el supuesto de que el comandante controla los poderes y ordena revertir los resultados en caso de que les sean adversos. 

      Esta farsa la han dicho miles de veces, pretendiendo hacerla creíble, pero les ha resultado lo contrario: se les desvaneció y se han puesto en evidencia por una razón muy sencilla: si así fuese, ¿por qué Chávez no ordenó cambiar los resultados del referendo de la Reforma Constitucional?, eso era una excelente oportunidad mas no lo hizo. Explíquenle eso al pueblo, explíquenle, ¿por qué no modificó los escrutinios de las elecciones de la Alcaldía de Maracaibo y de la Gobernación del Zulia? ¿Por qué no invirtió el conteo del sufragio en las gobernaciones de Miranda, Carabobo, Táchira y Nueva Esparta?, en fin, son muchos los ejemplos en los que se demuestra que todo es una trampa de los opositores. 

      Los antichavistas cometen el error de subestimar a la gente. Piensan que los venezolanos no disciernen. Insisten en no  ver el cambio de mentalidad en la ciudadanía con el paso de la IV a la V República. 

     Quieren darse el tupe de lanzar a la calle cualquier disparate y sentarse a esperar una solidaridad automática que no encuentran, porque en Venezuela se acabaron los eunucos mentales. La gente aspira a que si le van a echar un cuento, por lo menos que tenga consistencia. 

     Primero se agarra un embustero que un ladrón y a estos opositores venezolanos, no me cabe duda, los agarraron ya. Les descubrieron que el fraude electora no está en el bando de la revolución, sino del lado de la oposición que con patrañas mediáticas sigue aferrada a la idea de mentirle al pueblo con el manido infundio de siempre.

albemor60@hotmail.com

(*) Periodista



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1259 veces.



Alberto Morán (*)


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Morán

Alberto Morán

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a107480.htmlCd0NV CAC = Y co = US