¡No me jodan!

Réplica a Fuenmayor Toro y crítica a Aporrea

La  oposición  venezolana  tiene  una  dirigencia  muy peculiar. Allí hay
 imbéciles  como  Manuel  Rosales que motivan a la risa por su incapacidad
 para  decir  tres  oraciones  sin  lanzar  una  animalada. Hay otros como
 Teodoro, Pompeyo e Ismael que generan asco por la forma como se arrastran
 ante  quienes  supuestamente  fueron sus enemigos. Algunos como "cabeza de
 motor"  y  Carlos  Melo  inspiran  miedo  por  su  pasado  de  ladrones  y
 atracadores.  Otros  como Liliana y Oswaldo dan lástima por la forma como
 han caído en el vicio. Hay loquitos como Pablo Medina y Andrés Velázquez,
 y enfermos como Ravel y el bobolongo de El Nacional.

 No  hay  muchas  personas  que  por  su  intelecto inspiren respeto en la
 oposición,  por ello frecuentemente tienen que recurrir a importados como
 los que recientemente encabezó Vargas Llosa.


 Están  urgidos  de  gente  con un poquito de cerebro; sobre todo en estos
 momentos  en  los cuales se discute sobre el rol de las universidades, la
 nueva ley de educación y el papel de los medios.


 Es  allí  donde  Luis  Fuenmayor  Toro  ve  la oportunidad de conseguir a
 alguien  que  le “pare bolas”. No le ha resultado fácil a este mercenario
 de  la  política,  el haber sido execrado de las filas de la revolución y
 ser  despreciado por una derecha y una oligarquía que nunca olvidarán que
 fue chavista.


 Intenta sumar méritos para ser acogido por una oposición que sólo le dará
 algún  espacio  si le resulta útil y está dispuesto a atacar a Chávez y a
 la revolución con la pasión que lo hace el matacuras.

 Personalmente  creo  que le darán la oportunidad, porque si en algo se ha
 especializado  la  oposición  es  en  recoger la basura que descubrimos y
 echamos de la revolución.


 Tengan  por seguro que en poco tiempo verán a este personaje en programas
 de  Globovisión,  disertando  sobre  la  forma  como el rrrrégimen quiere
 acabar  con  la autonomía universitaria y como reduce el presupuesto a la
 universidades para doblegarlas “por hambre”.

 Ahora,  donde  si  no  deberíamos  darle  oportunidades  para que intente
 ganarse  esos  puntos  que  le  hacen  falta  con Ravel y compañía, es en
 nuestras medios.


 Digo  esto, porque teniendo tanto espacio mediático la contrarrevolución,
 Aporrea,  que  es  el  único  foro  chavista  de importancia, le abre las
 puertas  a  este  tránsfuga  para  que  insulte  al  comandante y nuestra
 inteligencia.


 Que  no me vengan con el cuento de la pluralidad de ideas, porque estamos
 en  medio  de una guerra mediática de vital importancia para el futuro de
 la revolución y le estamos dando armas al enemigo para que patrulle entre
 nuestras tropas.

 El  martes  23 de junio, Aporrea publicó una nota de este “intelectual de
 pacotilla” donde sin hacer referencia a un hecho o a una prueba, dice que
 éste  fue  alguna  vez  un gobierno democrático, de amplísimas libertades
 ciudadanas,  participativo,  respetuoso de los trabajadores, que toleraba
 incluso  la  crítica  irresponsable  de  la  oposición  y  sus  violentas
 movilizaciones, sin recurrir al despliegue represivo de hoy.


 ¿Dónde  están  las  libertades  conculcadas?  ¿Por  qué  este  imbécil no
 menciona  ni una sola? ¿Cuáles son los trabajadores irrespetados? ¿Cuáles
 sus  derechos  violentados?  ¿Será  qué  para  el  “señor”  Fuenmayor los
 trabajadores son los dirigentes de la CTV?


 ¿Despliegue  represivo  de hoy? ¡Por Dios! escuálido reciclado, ¿Será que
 olvidaste como reprimían las movilizaciones en tus tiempos de mozo? ¿Será
 que  no  te  enteraste como trataron al pueblo el 27 de febrero de 1989 y
 más recientemente el 12 y 13 de abril de 2002?


 Es  un  inmoral  este  ecualidito  de  nuevo  cuño,  por  lo  que resulta
 inexplicable la posición de quienes dirigen Aporrea de cederle espacios.

 Hace referencia este miserable al rescate de la OPEP como algo del pasado
 e insinúa que el gobierno de Chávez la torpedea. ¿Había usted leído mayor
 imbecilidad?  ¿Se da cuenta por qué produce arrechera leer algo como esto
 en    Aporrea?    ¿Dónde   están   las   pruebas   de   esta   afirmación
 irresponsable?¿Cuándo volvió la OPEP a los tiempos de Luis Giusti?
 Trata  Fuenmayor Toro de congraciarse con el escualidismo y usa para ello
 las  páginas  de  Aporrea. En ellas da por cierto las denuncias de fraude
 que  en  algún momento, y sin prueba alguna, lanzaron unos irresponsables
 como Ramos Allup y Pablo Medina.


 Afirma  que  “lo que un tiempo fue producto de la mente insana de los más
 recalcitrantes   opositores;  como  fueron  las  acusaciones  de  fraudes
 electorales,  de  gobierno  represivo, de ausencia de libertades y muchas
 más; es ahora totalmente cierto.

 Si hubiese leído toda esta basura en el Nacional o en El Universal, no me
 sorprendería; ese el trabajo de esos pasquines ¿pero en Aporrea?


 ¿Será que vamos a caer en la trampa de los Villegas, quienes proponen que
 abramos  espacios en nuestros medios para la contrarrevolución? ¿Será que
 con  el  92%  del  espacio  radioeléctrico y 95% de los periódicos en sus
 manos no les basta?


 ¡No me jodan!

arellanoa@pdvsa.com

Junio de 2009



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2732 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición