Alvarito: “papi, ¿ya tú crees que estaré en condiciones de enfrentar a los comunistas en su propia guarida de Cuba?”

Primero fue Alvarito, muy modosito, dando saltitos y gritándole al Matacuras: “Leopoldo, creo que sobreviva a este asedio. Me tienen retenido. Me han quitado el pasaporte. Tengo que hacer cola y rodeado de boliburgueses. Mi maleta la tengo que llevar yo. No me permiten que me ayuden. Yo respeto a Chávez como ser humano pero no respeto sus ideas, no respeto sus barbaries. No respeto su guerra contra el liberalismo. Sí, Leopoldo, me preocupa además la situación de papá cuando llegue. Esto es horrible. No permiten el paso directo a la sala de descanso. Mira, yo me he formado en la dura escuela de la vida. Fíjate, por ahí veo a chavistas vestidos de rojo que en un día de trabajo como este no me explico que no están trabajando como yo. Así un país no puede progresar. Yo no concibo que nadie en este mundo y en esta crisis no esté laborando en algo, como por ejemplo, lo hacemos nosotros que venimos a CEDICE a luchar por la libertad del ser humano.”

Toda esta perorata a la salida del aeropuerto internacional de Maiquetía, y afuera docenas de exquisitas damas y caballeros, esperándole para besarle o abrazarle, para invitarlo a almorzar a sus casas, para llevarlo de paseo a la playa, para entregarle delicados presentes, para que descanse en alguna de las señoriales mansiones de los Zuloaga, de los Salvatierra o de los Herrera... Luego, ya en su descanso, Álvaro llamó a su padre: “Papi, papi, fue divino. Me retuvieron por tres horas. No me dejaban avanzar y hubieras visto con qué decisión y coraje los enfrenté. Me impuse. Aunque fue terrible, no me amilané en nada. Tus enseñanzas, papi, el valor que me has inculcado. Esa lucha decidida. Ahora, papi quisiera ir a enfrentar a los comunistas en la propia guarida de Fidel Castro. Y sé que tú lo pones en duda, pero tengo un video para que lo veas, cuando llegues. Ya estoy en condiciones, ¿no lo crees, papi?”

Más atrás venía el otro manganzón del padre. Llegó ayer y otra vez la misma cantaleta por Globovisión; “Urgente, última hora: Mario Vargas Llosa ha sido retenido durante hora y media por las autoridades de inmigración de Maiquetía, tal como ocurrió con su hijo Álvaro hace dos días. Nadie entiende por qué tiene que hacer cola como lo demás siendo un hombre tan importante que viene a un servicio académico a la nación. El escritor peruano tuvo que entregar su pasaporte para que los funcionarios verificaran si tenía antecedentes o señas sospechosas. Además, su equipaje fue requisado exhaustivamente. Los libros fueron revisado con lupa.”

Inmediatamente el escritor comenzó a llamar a su hijo: “Alvarito, aquí estoy resistiendo. Yo creo que superaré sin dificultades esta arremetida autoritaria de estos enemigos de la razón y del pensamiento liberal. Descuida que saldré bien librado”. Y ante la prensa: "No quedó prenda ni libro sin revisar. Sin duda ninguna que fui abordado por una turba de periodistas y de provocadores. Me pidieron muy amablemente que no hiciera declaraciones políticas. Les expliqué, también amablemente, que no traje contrabando, que no traje material explosivo. Me dijeron que, de lo contrario, podía ser expulsado del país. Esto es un tipo de intimidación que ya he leído de muchos rusos y cubanos, y si en algún país es inaceptable esta conducta es en la tierra de Simón Bolívar, de donde salieron los ejércitos a luchar por la libertad de América Latina. Venezuela tiene un pasado comprometido con las libertades y con ella la libertad de expresión y de pensamiento. No entiendo el desasosiego y el temor del Gobierno. Yo no creo que esto le pueda hacer bien a Venezuela. Los sistemas antidemocráticos proceden de esa manera. Temen a las ideas. Creen que las ideas son como las bombas".

Añadió, que él no venía a insultar al Presidente Chávez, pero sí a decirle que era un tirano, un dictador, un bandido que está matando de hambre a los pobres y amenazando a la propiedad privada y a los hombres que producen alimentos. Para completar: "Se confirman los temores que hay en la comunidad democrática ante la situación de libertad de expresión. Hemos venido a expresar ideas y defender los principios democráticos".

Más tarde, el horror de la represión policial del comunista Chávez pasó a sufrirla el ex canciller de México Jorge Castañeda, y más tarde le tocaría al ex presidente de Bolivia, Jorge Quiroga. Qué sufrimiento más grande, Dios mío.

jsantroz@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2456 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación



Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a78660.htmlCd0NV CAC = Y co = US