Ravell anuncia que si cierran Globovisión, Colombia no se quedará de brazos cruzados

Ravell hoy amaneció de putas con el Granielito. Con su cara encogidita como si nunca hubiese quebrado un plato. Más tuerto que un tractor chocado, con la cara de un beodo al que le han caído a paraguazos. Hablando por lo bajito de que él no está loco (y sonriendo penosamente), ni que tiene un cañón ni nunca ha disparado jamás nada malo contra nadie, y ratificando que lo que dijo por lo del sismo lo volvería hacer otra vez muerto de la risa, porque le competía hacerlo como periodista veraz y oportuno.

Como las hienas, aparece suavecito, nada de enfrentamiento, nada de acción directa ahora cuando se le ha dado en la madre, no obstante que ha dejado escapar cosas extraordinariamente graves. Eso sí, defendiendo a muerte a los comisarios, atacando a la justicia, diciéndole a la bazofia del periodista Azócar que cuente con todo su apoyo, y que, bueno, si lo atacan, a él lo encontrarán donde lo busquen. Qué también sabrá qué hacer y cómo moverse.

Todo lo que se aprecia de esta entrevista hecha por el jalabolas del Miguel Ángel Rodríguez (qué guiñapo éste más despreciable), es que una vez más Ravell se ríe de “las amenazas del Presidente”. Dice el jeque de Globo-invención, que él buscará apoyo y que se defenderá aunque sea con un megáfono recorriendo las calles. Que todo el lío formado es culpa de José Vicente Rangel quien le ha metido casquillo a Chávez. Que él quisiera ver la reacción de Colombia donde sí hay dos grandes canales defensores de la libertad de expresión RCN y Caracol, cuando sepan que le van a instalar otro canal dependiente de Gustavo Cisneros, quien hasta ahora ha dejado en la estacada a los que aquí en Venezuela han luchado arduamente en la defensa de la democracia.

Hay una guerra oculta, sucia y muy compleja entre los poderosos dueños de medios de la región en el que Ravell es un simple correveidile. En caso de que se cumpla la promesa del Presidente de acabar de una buena vez con esa rata podrida de Globo-invención, inmediatamente RCN y Caracol se convertirán en dos Globovision, dedicadas exclusivamente a atacar sin clemencia, con saña y con la bajeza más inmunda a Venezuela. Como lo han hecho en el caso de la computadora de Reyes, de las diferencias de nuestro país con la posición pro-norteamericana que hoy existe en el gobierno de la Nueva Granada, con lo del maletín de Antonini, con lo de la sentencia de los tres comisarios, etc. Ravell también ha sugerido que la guerra internacional de todos los medios de la palangre empresarial que dependen de la SIP entrarán en un campaña sin cuartel contra Venezuela. Pero indudablemente lo que se percibe es que la acción paramilitar desde Colombia se incrementará, la violencia producto de esta horrible intromisión alcanzará niveles tremendos en zonas como el Zulia, Táchira y Mérida. Todo esto con el apoyo más furibundo de la Iglesia y del Departamento de Estado norteamericano.

Ravell también contra-ataca con mucha prepotencia, haciéndose el sereno y el indiferente ante lo que puedan decidir las leyes sobre Globovision, asegurando que Chávez vive rodeado de corruptos, que tiene muchas pruebas y que se las puede enviar a su despacho cuando lo desee. Que además con toda frescura de su alma pide que lo interrogue la Asamblea Nacional “para volverla a dejar bien mal parada” como la vez aquella en lo citaron a él y a Granier y ambos hicieron papillas a todos los diputados. Que cuando Cilia Flores quiera él irá feliz y contento a encararla, “pero eso sí, me dejas hablar Cilia…”.

El tipo, pues, se siente cómodo muy poderoso, tranquilo y apoyado. Cuenta con la SIP, con el apoyo de los Santos de Colombia (familia que tiene grande ramificaciones mafiosas en Venezuela e infiltrados en nuestro gobierno), con EE UU, por supuesto, y con un montón de paramilitares que ya están ocupando sus posiciones en distintos puntos de Caracas, y en lugares muy estratégicos controlados por la ultraderecha enloquecida del país.

Nosotros desde hace mucho tiempo debimos haber declarado que Globovision en absoluto es un medio informativo y que por lo tanto sus periodistas no tienen derecho a estar presentes en ruedas de prensa del Estado, en estar solicitando entrevistas a ministros, gobernadores y alcaldes nuestros, en andar metida con sus cámaras, grabadoras y luces en dependencias como la AN, en instituciones de Estado, con el único fin de espiar, de sacar información valiosa para luego con ellas empapar de mierda a personalidades y a ciudadanos probos y honestos. Para mancillar, para injuriar y para tratar de destruir al país. El gobierno le dio ese status de beligerancia y allí están las consecuencias. Y todos nos preguntamos: ¿qué hace CONATEL?, ¿para qué sirve el Ministerio Público en este caso tan gravísimo? ¿Qué función cumplen los tribunales de justicia? Bueno, hasta cuándo, dándoles largas a esta horrible situación, y que de una vez por todas lo que haya de caer sea además empujado. Listo.

jsantroz@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7210 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a77608.htmlCd0NV CAC = Y co = US