Ultimas Noticias, así tampoco es la vaina

“¡Te fijaste la cantidad de publicidad que en Ultimas Noticias hay!”; así, admirada, desde la cocina, me habló mi compañera.

Se refería a los avisos pagados, de distinta naturaleza, que en el periódico insertos estaban, en la edición del lunes 21 de este mes mayo.

El diario mencionado es uno de mis preferidos. Eso no voy a ocultarlo. En primer término, porque lo dirige Eleazar Díaz Rangel, un periodista que admiro desde hace muchos años. Luego por ser de los medios impresos que menos sesga la noticia ni oculta la verdad. Lo segundo tiene mucho que ver con lo primero.

Lo anterior sirve para basar este reclamo en el afecto que a ese diario profesamos. No es ésta pues una posición interesada en dañar sino al revés.

Mi padre, el viejo Paco Damas, solía decir que había cosas que no debían faltar jamás en una casa. “A ellas se les debe abrir la puerta para que entren raudos al comenzar el día”, decía el viejo con insistencia. De éstas, “las primeras, son el pan y el periódico”, seguía su discurso. Y ya que estamos en esto, las cosas de mi viejo, debo decir que también aconsejaba que en cada casa no debía faltar un diccionario. Y por eso, uno comenzó a leer los diarios prontamente.

Real y cuartillo, cinco lochas, para decirlo en modo que se va a poner de moda, costaba mi periódico. Aquel que casi siendo niño, no recuerdo la razón, escogí para saber qué y por qué pasaba más allá de mi entorno. Y no me arrepentí, tuve buen tino. Era el diario del poeta de “El Niño Campesino”, “Rosalinda” y aquel poema que cantó Benito Quirós, “El Gallo Zambo”. El resto de su obra literaria, que luego conocí, su trabajo novelístico, ¿para qué voy a nombrarlo?, si ustedes lo conocen. Y a ese diario de mis mocedades hube de renunciar – sí, lo leo, pero con mucha desconfianza - porque terminó sirviendo a lo antes combatido y mintiendo como un político vulgar.

De modo pues que, por estas y otras cosas que cada lector agregue, uno ha terminado por creer que el diario debe ser fiel, respetuoso con sus lectores y entender que éstos no sólo son una cifra en el mercado.

Bien es sabido, en este mundo estamos, que el diario en fin de cuentas es un negocio. Y llegado a este punto podría decir, como el filósofo Rosales, no pidáis “peras al horno”. Pero también la buena fe, el optimismo y los buenos ideales siempre en uno andan de brazos y por eso el clamar aunque en el desierto sea. Y se espera y lucha para que las cosas cambien.

En Ultimas Noticias, edición arriba mencionada, trajo 92 paginas, más 12 entre la secciones denominada “Su Empleo” y “El Deportivo”, para un total de 104. Lo que asombra y a uno tiene preocupado, con sobrada razón, que 90 ò 91, son de pura publicidad y propaganda.

No sé si esto debe ser reglamentado. En radio y televisión parece ser que la publicidad tiene su tiempo; en los medios impresos la cosa cómo que es de otra manera. No es mi intención echar más combustible al fuego, pero por lo menos si siento deseos de decir y con algo de rabia a Ultimas Noticias, “así tampoco es la vaina”.

MENSAJE, ENTRE OTROS, AL DEFENSOR DEL LECTOR DEL DIARIO.

pacadomas1@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4190 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /medios/a35117.htmlCd0NV CAC = Y co = US