Hoy le tocó a Pirela. Como a cada cochino le toca su sábado ¿cuándo a “Los Roberto”?

Claro, es verdad, Pérez Pirela no se fue, lo que fue un como lo fueron, un sábado; porque como salía el jueves, tenía que ser este día de la semana cuando nos dijese, sino adiós, un hasta luego y nos veremos en alguna parte. Para que uno le dijese "hasta luego y que te vaya bien y nos veremos donde siempre". Pero debo advertir que no se fue solo, con él se marchó Clodovaldo Hernández un excelente periodista y muy buen escritor, lo que significa esto que va muy bien acompañado, sin contar la multitud silenciosa que detrás de él también se va o pudiera irse. Pero como tradicionalmente el venezolano dice "a todo cochino gordo le llega su sábado", porque era ese día cuando en casi todos los pueblos de Venezuela mataban cochino y a uno le preguntaban "¿tu papá mató cochino?’", uno no se va a poner a inventar diciendo que a Pirela le tocó su jueves y ¿cuándo el domingo de "Los Roberto"? Entonces es mejor decir sábado y como hoy cuando escribo esto es sábado, todo queda tranquilo y como en paz; lo que uno desea en lugar de lo que está pasando y menos aún la guerra con la que nos amenazan los gringos con la ayuda colombiana o mejor de Uribe y Duque. Además, porque si nos amenazan con guerra, nos la hacen y se vienen con una invasión, entonces seguro vamos a estar buscándonos para unirnos porque quien le pega a su familia se arruina, sería mejor buscar la manera de no separarnos. Pero para eso hay que bajar ciertos ánimos como el sectarismo, el interés grupal y la creencia que el peligro desaparece si escondemos la basura bajo las alfombras; o sea, si nos comportamos como los avestruces. Pero también es necesario reconocerle a la gente sus derechos, como el de opinar, pues no podemos olvidar lo participativo y protagónico. Tenemos que cuidar además que la gente no diga "si ese es el comportamiento allá adentro, con los suyos, qué esperar para afuera con la gente ajena".

Porque Pirela lo que ha hecho, eso lo viene haciendo a su manera, hasta con excesiva discreción, es advertir lo que pasa, como que los comerciantes, empresarios, corruptos y bachaqueros, dicho hasta aquí para bajar la lista, le están sacando el "futre", como decimos los cumaneses, a los consumidores. Pero parece que al gobierno eso no le gusta. Por ejemplo, pareciera preferir que quede en el ambiente, aunque en eso nadie crea, que las listas de "Precios Acordados" de El Aissami todo el mundo respeta. Y que el "Programa de Recuperación y Bienestar Económico" que para Maduro diseñó un genial equipo multidisciplinario e internacional, que tiene escondido como para que no se lo roben, suerte de sabios sacados de una marmita hallada en el desierto, dicho así para no repetir el cuento de la "Lámpara de Aladino", funciona con precisión y los precios están retrocediendo tan velozmente que podremos, ya mismo, ahorrar en Petros hasta saciarnos.

Por cierto que he entrado dos veces por curiosidad para averiguar sobre lo del ahorro en Petro –es bueno que el presidente y sus sabios esto sepan- e inmediatamente me sale una advertencia como arrogante y hasta clasista, que me espeta "su saldo no alcanza para acceder a este espacio". Es decir, un maestro de escuela como yo, no puede entrar allí y a uno le dicen que estamos en socialismo y a cada instante que ahorre.

Lo cierto es que Pirela se venía comportando como el carajito de la fiesta en la "Noche de Cascanueces" y, al entender del gobierno, eso es un joder demasiado. Diciendo desde sus medios, que están para pintar una realidad convencional, como que la vaina no es así sino que en la calle al pueblo están acoquinando y los "Precios Acordados" nadie respeta y, lo que es peor, el gobierno nada hace para que los respeten, de donde uno comienza a creer que además de estafarnos nos están cayendo a coba. Por lo menos se comporta evasivamente, pretendiendo que la gente, uno, desafíe al vendedor que trata de estafarnos, le pida salga para afuera y en la calle a golpe limpio ponga los precios de conforme a la lista de El Aissami. La vaina es que si en medio de la disputa llega la policía, llamada por gente del negocio, es a uno a quien se lleva preso.

"Los Roberto", con el cuento que Roberto Malaver, el margariteño paisano de Amaranta Rojas, es opositor, se embasan por bolas todo el tiempo. Es decir, a nada le tiran. Sabiendo que el pitcher, pues viene siendo desde años el mismo, está por demás "güail", se ponen en el home a esperar que la bola pase sabiendo de antemano donde irá a caer. Malaver, pese ser opositor, se comporta exactamente como Hernández Montoya que es chavista. Y así siempre están embasados y tranquilos. Hacen como el mismo juego de Carola Chávez que, como ellos, es humorista. Pero como dije alguna vez pareciera que su periscopio, el de Carola y "Los Roberto", sirve sólo para mirar a un lado, no gira. No es su culpa o predisposición intelectual o ideológica, sino de la mala calidad del periscopio que únicamente ve para un lado. Pirela no. Si usted lector recuerda, sabrá que Pirela cada día metía más aparatos y equipos para hacer el programa lo que le permitía ver atrás, adelante y a los lados y hasta entre un punto y otro. Para eso venía usando una vaina que no sé exactamente que es pero llaman 2.0, que permite como la "Zarzamora", meterse en todos los rincones. "Los Roberto" y Carola no. Estos parecieran tan apegados a la disciplina que se han venido adoptando a lo mohoso del gobierno por la falta de recursos o solidaridad automática con la pobreza, que no piden equipos nuevos que les permita mirar a todos lados. Pero los suyos propios, como se dice en el lenguaje coloquial, entre la multitud indefinida, porque ellos tienen como, les sobra, los dejan en casa para forjarse sus ideas que pudieran exponer entre los íntimos.

Justamente por el talento de los tres personajes aludidos y los equipos con que cuentan en privado, porque uno lo sabe, no necesitamos nadie nos diga nada, en cualquier momento pudieran desatarse a decir lo que ven, no estando bajo el control de los obsoletos equipos que vienen usando en el programa, en este caso serían solamente "Los Roberto" y les pudiera tocar su domingo. Pues a cada cochino gordo le toca su sábado o domingo si ese fuese el caso. A pírela le tocó un jueves.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4102 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a273105.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO