Rafael Caldera y las preocupaciones del Miami Herald. ¡Igual que ahora!

Nota: Este, si se quiere curioso artículo, fue publicado como se señala al final en julio de 1994, hace 22 años. Gobernaba  el Dr. Rafael Caldera y se acababa de poner al descubierto la enorme estafa de banqueros y financistas a ahorristas, nación y público en general. Para impedir que el mal fuese mayor, el gobierno se vio obligado a tomar unas medidas, como suspender ciertas garantías económicas para que los estafadores llevasen al máximo nivel su nefasta obra. En ese entonces el “Miami Herald”, el mismo diario que no para de agredir a Venezuela y su gobierno, asumió contra el entonces presidente, quien intentaba poner coto a ladrones y estafadores banqueros, la misma actitud. Lo que demuestra que a ese diario gringo no le importan justicia, libertad y menos democracia sino defender los intereses económicos de poderosos, estafadores y ladrones de cuello blanco. Léalo y saque sus conclusiones, pese a que se trata de “un periódico de ayer”. Obsérvese como se tiene a la OEA bajo el mismo concepto intervencionista que ahora expresa el señor Almagro. Esto es historia y no podemos cambiarla.

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

                   El diario norteamericano The Miami Herald,  en días  recientes,  publicó  un editorial contra  el  gobierno  de Caldera que seguramente leyeron millones de personas.

                   Refiriéndose  de manera específica al decreto de  suspensión  de  garantías, el mencionado medio  expresó  que nuestro  presidente nos privó  "de la protección  constitucional ante   detenciones   ilegales, registros,   restricciones    de movimientos y confiscación arbitraria de propiedad privada".

                   En abstracto, al leer cosas de esa naturaleza, una  persona  honrada  y  sensible,  se mostraría  naturalmente indignada y hasta inclinada a protestar airadamente contra  aquel gobernante energúmeno que  se  ha  dedicado  perseguir  a los patriotas, trabajadores humildes, empresarios decentes y honorables.

                   Y  es  curioso  que  The  Miami Herald ponga énfasis en denunciar "restricciones de movimientos y confiscación arbitraria  de  propiedad  privada". Es decir,  le  duele  a  esa expresión  de  la prensa americana, que los  poderes  judicial  y ejecutivo  - conocidamente independientes uno del otro, según ellos  -  hayan limitado  la  salida  del país a quienes tienen cuentas con  la justicia o estén siendo investigados por el desfalco en el sector bancario.  También le causa malestar que, precisamente al  amparo de  la suspensión de garantías, el gobierno nacional haya  podido impedir que   quienes  saquearon  los   entes   financieros   - especialmente  al  Banco Latino - traspasasen a  terceros bienes costosos adquiridos de manera ilícita. No  cabe pensar que The Miami Herald ha  "sido sorprendido  en su buena fe", para expresarlo con un lugar  común periodístico.  Es  infantil creer que esa opinión  obedece  a  un incomprensible  desconocimiento de nuestra realidad.  Ellos  nos conocen  bien.  Muchas veces están mejor  enterados  de  nuestras cosas que nosotros mismos.

                  Se podría decir, que el tantas veces mencionado diario,  está  preocupado, muy preocupado. Por eso  se  atreve  a lanzar  un angustiado SOS a la OEA. Dijo en el mismo editorial: ¿cuándo va la OEA a condenar el temerario estado de emergencia de Caldera?

                  Pero su preocupación no tiene nada que ver  con la  inhumana  cadena  especulativa, los monstruosos  delitos  de banqueros   fugados  a  Miami  y que  días  atrás  leyeron   con beneplácito las opiniones de aquel periódico; no le mortifica  la estampida inflacionaria,  provocada por éstos,  que  aumentó  el hambre y la angustia de millones de humildes venezolanos. Tampoco que  comerciantes  inescrupulosos  se  dediquen impunemente   al acaparamiento  de  productos  de la cesta  básica.  Al  periódico americano le angustia que Caldera pretenda rescatar las  riquezas robadas al país y que se castigue a los culpables, quizás amigos, socios o clientes de los propietarios del mismo.

                  Y es realmente deprimente pensar que gente  que uno  ha  contado siempre como  adherente de las  mejores  causas, aparezca  defendiendo  las  mismas cosas   que   canallescamente defiende el diario de la ciudad de Miami.

                   Barcelona, 29-07-94



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1256 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a221134.htmlCd0NV CAC = Y co = US