Medios poderosos preparan un show mundial con lo de Makled, tipo caso Anderson

En reciente entrevista por la TV España al presidente Santos, más del 50% de las preguntas tuvo que ver Venezuela. Una imbécil periodista, extraordinariamente ignorante, trató de meter en camisas de once a varas al presidente neogranadino, pero éste hizo toda clase de malabarismos para salirse del enredo.

El tema Makled fue tratado con virulenta insistencia por la periodista, porque ya es una orden a todos los medios coaligados con la SIP en el mundo, de que se debe reventar y explotar al máximo el caso Makled, tal cual como se logró hacerlo con lo de Danilo Anderson en el cual a la final los verdaderos culpables lograron evadir la justicia.

Para los escuálidos mundiales hubiera sido una gran derrota para Venezuela, que la extradición del súper narcotraficante Makled hubiese sido hecha a EE UU. Chávez supo manejar la situación hasta que colocó al gobierno colombiano entre la espada y la pared: “O entregan el delincuente, o no hay ninguna clase de acuerdos con ustedes y entonces volveremos a la negra época de las trampas que aquí nos tendía en degenerado Uribe”.

Y entonces Santos tuvo que ceder.

Pero donde se observa que esta guerra frontal por lo del Makled será horrible, con un verdadero bombardeo mediático, como si fueran misiles de la OTAN, se percibe en el editorial del diario El Nacional, del día de hoy.

Comienza diciendo el editorial: “Ayer en las filas del Gobierno se celebraba el regreso desde La Orchila -entre cartas de renuncia, copiosas lágrimas y palabras de arrepentimiento- del comandante de la revolución. Los caraqueños se prepararon desde temprano para sortear las trancas provocadas por el tsunami de autobuses que lanza sin misericordia el PSUV contra los ciudadanos cuando les da por celebrar en Caracas la matanza de Puente Llaguno o las decenas de víctimas del golpe del 4 de febrero de 1992. Se ve que les gustan los muertos, pero siempre que sean del bando contrario.”
Continúa el editorial: “Pero desde Colombia, malvados que son, no se les ocurrió otra cosa más oportuna que anunciar ese mismo día otro regreso, más importante para la opinión pública venezolana que el del comandante, como lo es el de Walid Makled, el presunto capo del narcotráfico prisionero en la hermana república. La confirmación de que Venezuela es la nación escogida para la extradición resulta una buena y a la vez mala noticia.”
Todo esto conformado en todo un gran plan con Globovisión para exportarlo al mundo. Como dice el propio Santos, él mismo se admira que de la noche a la mañana Makled se hubiese convertido en un personaje tan importante. Claro, lo convirtieron los medios poderosos de nuestro país que funcionan tal cual como se les dicta desde los laboratorios del Departamento de Estado. Santos anda caminando como quien lo hace sobre un millón de huevos podridos, porque sin ninguna duda que le han advertido que de salirse del carril le vuelan la máquina. Uribe se desempeña en este momento como el policía más estricto de cuantos les siguen los pasos a Santos.
Añade el editorial de El Nacional: “Es favorable para el Gobierno que le envíen a ese preso tan relevante en el negocio del tráfico de drogas tanto nacional como internacional. No hay que olvidar que a Wakled se le sigue juicio en un tribunal de Nueva York y que Estados Unidos había realizado trámites para llevarlo a buen resguardo a una cárcel estadounidense. De manera que es un punto a favor del Gobierno.”

Vamos a resaltar de este editorial algunas expresiones para que el lector perciba la dimensión del caos y el escándalo que se pretende armar: “Pero Walid Makled en Venezuela es una VERDADERA BOMBA DE TIEMPO QUE PUEDE ESTALLAR EN CUALQUIER MOMENTO, SI EL GOBIERNO ROJITO NO ACTÚA CON LA SUTILEZA NECESARIA, UNA CUALIDAD QUE NO LO CARACTERIZA NI LO CARACTERIZARÁ JAMÁS.”

Esto último tiene que ver con el modo como los medios en nuestro país ha podido pulverizar casos gravísimos como el de todos los criminales y ladrones fugados a Colombia, Miami y Perú.

Entonces agrega el editorial: “De forma que su presencia puede desatar los demonios y crear un escándalo mayor que puede lesionar la estabilidad del país y salpicar a una parte significativa de la Fuerza Armada que, por lo que se sabe hasta ahora, no queda bien parada en este caso.”

Pronto comenzará por los medios todo un destape de pruebas que supuestamente tiene Makled en su poder, pero que en realidad comenzarán a producirse en los laboratorios gringos, porque el editorial insiste: “Lo grave de este asunto no reside en lo que Walid Makled diga cuando llegue a Venezuela, porque ya ha dicho bastante. Tiene que ver más bien con aquellas pruebas que no sólo están en su poder, sino que son compartidas con otras fuentes y testigos en el país y más allá de nuestras fronteras. El crimen organizado y el tráfico de drogas son transnacionales y no conocen fronteras.”
Entonces mucho cuidado con este caso, en poder de nuestros tribunales y nuestros fiscales del ministerio Público, los cuales casi todos han demostrado estar profundamente infiltrados por canallas.

jsantroz@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3304 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N Y ab = '0' /medios/a121488.htmlCd0NV CAC = Y co = US