Gente atemorizada

No sé si el presidente Chávez tiene algún asesor encargado de informarle las tendencias de la opinión pública y si éste le ha puesto en claro que hay gente muy asustada debido a ciertos anuncios o decretos del Gobierno.

Ciertamente hay personas que aborrecen todo lo que hace Chávez, les cae mal, lo rechazan y critican sin darle el beneficio de la duda o de la buena fe. Son los globovisionarios que sólo se regodean con la morgue, los cadáveres y las noticias trágicas, reportadas por ese canal desde basureros y otros sitios nauseabundos y patéticos.

Pero los seres a que aludo no están enfermos de odio. No son apátridas, pitiyanquis, ni conspiradores. Son venezolanos corrientes a quienes les han instigado un miedo cerval respecto al destino de sus propiedades o empresas.

Tengo un familiar cercano que posee una pequeña finca y vive en la agonía de no saber cuándo le tocará ser invadido o expropiado. Mientras tanto trabaja para cubrir costos y mantener la actividad básica, sin dar pie a que lo acusen de explotador salvaje o del que ni lava ni presta la batea.

Por lo demás, abandonó la rama agroindustrial cuando lo allanaron por causas baladíes, quitándole el producto procesado sin que mediaran explicaciones.

A pesar de mi credo revolucionario y socialista, el ministro de Alimentación me agarró fuera de base con el anuncio de que todo lo que se relacione con la cadena alimentaria "eso no es privado". ¿Entonces, de aquí al 2012 no quedará un solo negocio que no haya sido absorbido por alguna empresa de producción socialista dependiente del Gobierno?

Lo que ocurra el próximo año será determinante para que los militantes del Psuv actuemos compactados y salgamos a buscar los votos indecisos. Pero también es factible que los temores de mucha gente contagien o desanimen a ciertos camaradas que todavía no tienen claros estos procedimientos espasmódicos que lucen como arbitrariedades absurdas.

Sería conveniente ponerle seriedad a este asunto, pues los extremismos de izquierda con frecuencia son más dañinos que las conspiraciones urdidas en laboratorios gringos y hasta podrían tener las mismas intenciones perversas.
No olvidemos lo de Allende.

augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2263 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor