El sionismo rojo (rojo sangre)

Mientras en nuestras occidentales vidas (sinónimo consumista de existencia avanzada) estamos celebrando el nacimiento de un judío bueno y la llegada del año gregoriano signado con el número 2009, en la Franja de Gaza pequeño territorio en forma de un irregular rectángulo de 40 kilómetros de largo por casi 14 de en su parte más ancha (aproximadamente 360 Km²) sobreviven hacinados más de 1,8 millones de seres humanos a los que el gobierno sionista les ha privado de las mínimas condiciones de alimentación, vivienda, trabajo e independencia que como pueblo milenario morador por derecho irrevocable de estas agrestes tierras, tienen. Es el gueto particular del sionismo no solo israelí, sino del sionismo mundial. Es un campo de concentración que como tal estos despreciables  terroristas que usurpan el territorio palestino, lo tienen como coto de caza para masacrar una población mayoritariamente compuesta por niños y adolescentes que solo han visto en sus cortas vidas el acoso a lo que son sometidos diariamente. Su defensa es como la de David, lanzando piedras contra un ejército que como Goliat responde con los mas sofisticadas y mortíferas armas enviadas por el mayor y global terrorista: el Gobierno de los Estados Unidos. Y no crean que el nuevo gobierno gringo venga "suaveson", basta con las declaraciones dadas por uno de los principales asesores de Obama, David Axelrod, quien manifestó "… para Estados Unidos, Israel es un importante vínculo y una relación importante…" Es decir, para Estados Unidos, Palestina no existe y no debería existir.

Todo el mundo sabe (y si no, es bueno conocerlo) que la mafia global sionista maneja la banca, el comercio, la distribución de alimentos y por su puesto la producción, repartición y venta del petróleo a nivel mundial desde que lo empezó en el siglo XIX el judío-alemán-gringo Rockefeller y su Standard Oil y las empresas derivadas de esta, como la actual Exxom/Mobil. El sionismo quedó indemne en la segunda guerra mundial porque pacto con el nazismo, porque ambos son sinónimo de del mas puro fascismo ortodoxo y ultraderechista (redundo, para darle ese carácter superlativo) y sin importarle nada llevó a millones de judíos a la muerte, porque no había donde meterlos, para cuando se apropiaran de las tierras palestinas. El judaísmo, el que profesan los verdaderos judíos, ese pueblo que quiere vivir en paz, ha sido sometido y lapidado por el sionismo, que ha usurpado todo su estamento de creencias milenarias por el mercantilismo bañado de sangre.   

Nuestra Bolivariana Patria no es la excepción en cuanto al manejo económico, político y mediático de estos mercaderes, herederos de aquellos a los cuales Jesús sacó del templo. Hay que recordar que en diciembre de 2005 y enero de 2006 el Centro Wiesenthal pidió a los gobiernos de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay "congelar el proceso" de la incorporación de Venezuela al MERCOSUR a menos que el Presidente venezolano se disculpara públicamente de un comentario que hizo en la alocución decembrina de ese año (esa fue la excusa) Pero la mejor respuesta hacia el sionismo, fue de la comunidad joven judía venezolana que no sintieron ofensa alguna del Comandante Chávez, pero si de estos mercantilista, que no tienen nada que ver con el judaísmo como fe de vida. Pero, se puede apreciar con este ejemplo, que el poder de los sionistas es amplio e influyente.

El Sambil (y todos los "Sambiles") es solo la puntica del iceberg del accionar de esta corporación sionista mundial aquí en nuestro país, ya que está enquistada hasta dentro nuestro holding petrolero de PDVSA. Es decir, nosotros estamos financiado con nuestro trabajo y nuestros recursos la masacre de inocentes que se está dando en la Tierra Santa. Aquí ellos fomentan e "invierten" en todo aquello que implique sacarles dinero al pueblo (producto del consumismo desbocado) para "reinvertirlo" en contra del Gobierno Popular Bolivariano y de la jefatura socio-política que tiene el Comandante Chávez y enviar otro tanto mas para mantener su acometida asesina en Palestina por solo nombrar un frente de invasión. No crean que cada vocero mediático de la derecha venezolana que sale a declarar en contra del Gobierno Bolivariano lo haga por preocupación o convicción. Lo hace tarifado por estos mercenarios que son dueños del aparato productivo y mediático privado. El "representante" de la Corporación Católica Urosa que es financiado a través del Opus Dei (otra cara del sionismo) es un caradura que utiliza los ingresos de los feligreses y la creencia dogmatica (no espiritual) poniendo un rostro de santurrón para participar en esta feria desestabilizadora como mensaje de "amor y esperanza" de navidad y fin de año cargado de miseria y mal intención  aderezada con frases bíblicas acomodadas a su gusto. Este ilustre embustero envestido y revestido de lujo (y no de la humildad que debe profesar) busca crear un ambiente proclive a un enfrentamiento fratricida entre nuestro pueblo.

Así como Palestina está en muchos de nosotros que adoloridos y expectantes estamos con ese pueblo, también es cierto que el sionismo está en todos lados y en especial en esta Sur América, apoyando o desestabilizando gobiernos. No es una cuestión de creencias o de fe si Dios es judío, musulmán o cristiano (lo que si creo que es apolítico y anti dogmático) es cuestión del poder económico mundial de las transnacionales y corporaciones bancarias sionistas, por encima de la vida humana. Y por eso creo con fervor cristiano, que nuestro Dios que es el omnipresente en cualquier cultura y fe del mundo, no debe estar de acuerdo con lo que hacen en nombre de su santo nombre.


cajucont@yahoo.com.mx

cajucont@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2434 veces.



Carlos J. Contreras C


Visite el perfil de Carlos Contreras para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: