EE UU: Rescates bancarios y otras noticias

700,000 millones de dólares para rescatar bancos

Crean un fondo de rescate por 700,000 millones de dólares. Goldman Sachs y Morgan Stanley a centímetros de la tumba. El final de la existencia de los bancos de inversión

Otros aspectos de la crisis financiera estadounidense

Los bancos de inversión son intermediarios entre ahorristas y demandantes de crédito. Los ahorristas hoy son conocidos como inversionistas y los tomadores de créditos son empresas y actividades económicas rentables que pueden pagar las tasas de interés del mercado. Esta crisis lo que ha hecho es convertir a los tomadores de créditos que pueden pagar las tasas de interés de mercado en insolventes, y a los que invierten en estos fondos, en quebrados. Es decir, no sólo quiebran los bancos de inversión que manejan los fondos de terceros, sino AQUELLOS         cuyos  fondos son manejados.

Se debe tomar en cuenta dentro de la crisis financiera estadounidense que la tendencia al declive del PBI de la construcción en la economía de Estados Unidos se mantiene estable en ritmos de -20% con los efectos de pérdida de demanda de maderas, productos eléctricos, y acabados y sobre todo mano de obra que en su mayor parte es inmigrante y en alguna proporción, no legal. El efecto sobre los inmigrantes de esto es una política sistemática de regreso de migrantes lo que trae aparejado una reducción de remesas a los países de origen de esa población. En Europa esto se ha visto reflejado en la nueva ley de retorno y, lo que usualmente no se dice, una mayor restricción para el otorgamiento de visas a los que lo requieren, con mayores requisitos y con menor celeridad. La idea europea es aburrir al que quiere ir para que desista y retornar a los demás. La idea estadounidense es deshacerse de la población flotante sin empleo y criminalizar la migración ilegal. La crisis de las hipotecas,  por lo tanto,  viene acompañada de una restricción social fuerte apuntada hacia los inmigrantes recientes.

Por último  hay que enfatizar dos cosas, por primera vez en la historia económica registrada desde 1919 se ha inyectado tanta liquidez al sistema. Esto actualmente se mide por medio del MZM, (dado que el M3 ya no es publicado) el cual es el total de liquidez incluyendo los fondos del mercado monetario, menos depósitos. Lo que está ocurriendo es que dada la quiebra en la cadena de pagos en Estados Unidos, los bancos tienen que salir a pedir prestado del banco central (FED) dinero en grandes volúmenes.  Dada la curva de L invertida crediticia, llamada así por la forma de la curva que tiene un ángulo de 90 grados en diciembre del 2007 y los volúmenes de dinero líquido inyectado al mercado, es previsible que río abajo la tasa de inflación en dicho país sea alta y que el dólar estadounidense pierda aún más valor en relación con economías de menor inflación como las asiáticas, europeas, africanas, centroeuropeas y latinoamericanas.

Rescates bancarios

Los bancos comerciales habían sido aislados de inicio en la crisis de las hipotecas porque ellos prestaban el dinero y luego vendían el crédito a un banco de inversión o un fondo de inversión, hasta que no lo pudieron hacer más. El mercado de derivados funciona sobre la base de que las garantías son perfectas. Por ejemplo, si una hipoteca tiene un flujo de ingresos mensual de un cierto monto, este montofuturo puede ser utilizado para garantizar préstamos. Las pérdidas financieras sumadas entre octubre del 2007 cuando se estrenó esta crisis y julio del 2008 era de 1.2 billones de dólares (millones de millones) y los rescates bancarios y prestamos del FED dentro del sistema suma alrededor de 800,000 millones, sin contar los 300,000 millones que puso el Banco Central Europeo en marzo del 2008. Los bancos de inversión han amasado pérdidas en Estados Unidos en el primer semestre del 2008 de más de 3% del PIB del hermano país del norte. Esto luego se más que duplicó llevándolos a todos a la quiebra,  menos a tres instituciones. Frente a esta situación, se puso en marcha la iniciativa de Henry Paulson, secretario del Tesoro, para que le entreguen 700,000 millones de dólares que él manejara a su libre disposición en la compra de instrumentos financieras malos para terminar de rescatar a los tres bancos de inversión que restan y a los bancos europeos que compraron instrumentos estadounidenses.

Paulson fue presidente ejecutivo de Goldman Sachs y el rescate de esta institución,  junto con la de Morgan SDtanley,  tiene el sello especifico de un rescate con interés personal. Para llevar a cabo este rescate, se le  ha permitido a ambas instituciones dejar de ser bancos de inversión y convertirse en Bank holding companies. Es decir en bancos que pueden ser propietarios de otras instituciones. Los bancos de inversión solo pueden hacer inversiones por terceros mayoritariamente y no pueden ser propietarios absolutos de otras entidades. El esquema de Paulson es convertir a estos dos bancos de inversión quebrados en los próximos dueños de lo que se rescate del sistema financiero, sobre todo si el Tesoro va a comprar a precio de huevo activos de entidades quebradas y a revenderlas. Es un asunto de tiempos. Es decir es un rescate con nombre propio.

De otro lado, las paradojas y el cinismo se hicieron patentes cuando Alan Greeenspan, quien en su autobiografía se describe así mismo como un libertario más cercano a las ideas de Friedman que a las de los pos keynesianos,  recomendó hace pocas semanas intervenir a los dos bancos de garantías hipotecarios: el Freddie Mac y Fannie Mae para evitar el colapso del sistema bancario. Quizás lo que quiso decir Greenspan es lo que ya había dicho el secretario del Tesoro,  Henry Paulson,  antes, cuando rescató al banco de inversión Bear Stearns en marzo del 2008: “Las perdidas nos preocupan mucho”.  Es decir, los paladines de las ideas de la apertura del mercado de capitales que inundaron el mundo en los año 90, de pronto regresan al viejo proverbio de “ganancias privadas, pérdidas públicas.” Excepto que, el gobierno de los Estados Unidos es ahora el dueño de los dos bancos de garantías hipotecarias que le significa, un incremento de su deuda pública en 5.2 millones de millones de dólares (trillones en anglosajón) sumando más de 10 millones de millones de dólares, lo que convierte esta noticia en una delicia, a la luz de los que llegaron al gobierno hablando de reducir el tamaño del Estado.

Mac Cain, el candidato republicano, sigue hablando de reducir el Estado, como si fuera un funcionario del Banco Mundial, pero en los hechos se acaban de hacer de un muerto muy grande y el nuevo muerto que Paulson planteó el 19 de setiembre duplica el integro de lo efectuado durante el 2008. A. Con el paquete de Paulson de recompra de instrumentos para rescatar a la banca de inversión que queda, la deuda pública de Estados Unidos sobrepasa los 11 billones de dólares. Para poner en perspectiva,  el paquete más reciente para compras de instrumentos, 700,000 millones es más que la suma de los presupuestos de Defensa y Educación de dicho país juntos  Hay rumores que la calificación de la deuda pública del país del norte sería reclasificada de AAA a AA.

La columna de Andrés Openheimer del lunes 22 de setiembre diciendo cómo Argentina no toma nota que hay una crisis mundial y cómo se da por sentado el final del dominio estadounidense,  tiene razón en una cosa, no es el final del dominio estadounidense. Estamos,  empero, al final de la era del patrón dólar. Tanto como 1930 fue el final de la era del patrón oro. Y eso habla de un etapa auroral de otra cosa.

La segunda fase de la crisis o crisis de los CDx

La acción socialista de Estados Unidos al nacionalizar Freddie y Fannie que controlan 5.2 millones de millones dólares de hipotecas es un evento crediticio, ya que existían 1.4 millones de millones de dólares en bonos respaldados por CDx, lo que llevó a que los vendedores de protección comenzaran a liquidar los contratos con los compradores. Esto fue la causa principal que llevó a que Lehman Brothers quebrara, Merrill Lynch fuera absorbida por Bank of America y AIG fuera estatizada por un monto de 85 mil millones de dólares por el as del libre cambio, el gobierno de Bush. Recordemos que la nacionalización de Freddie y Fannie fue el domingo siete de septiembre, y el miércoles de la siguiente semana, salió la información de la quiebra posible de las tres instituciones antes mencionadas que remataron la semana del 15 al 19 de septiembre.

El desencadenamiento del evento crediticio que llevó a la estatización de las dos hipotecarias está dado por que Fannie era una entidad de referencia para los CDx así como la cuasi-estatizada AIG. Lo que hace falta saber es quienes se encuentran como contrapartidas (compradores y vendedores de protección) de estas dos instituciones: Se sabe quiénes son las contrapartidas más importantes dentro del mercado de los CDx gracias a una lista que Fitch Ratings publicó en el 2007. Es la “lista negra de los CDx”.

  De lo que se ve en el cuadro, desaparecieron Lehman Brothers, Bearns Sterns y Merril Lynch y AIG fue casi absorbida por el Estado.  En Gran Bretaña, el Royal Bank of Scotland fue nacionalizada.

Los primeros cuatro de la lista han mencionado los problemas financieros que tienen a causa de los CDx y a esos apuntan el plan de Paulson del 19 de setiembre. Ese mismo día el FED  ha prohibido la venta de acciones a la baja de los bancos de inversión, apuntando a los tres primeros de la lista. En simultáneo, los bancos comerciales más importantes del mundo crearon un fondo por 70 mil millones de dólares para el rescate fuera de Estados Unidos apuntando a Deutche Bank, Amro y Barclays, y varios gobiernos (Japón, Suiza, Estados Unidos, Inglaterra y el Banco Central de Europa) crearon un mega fondo con un monto de 180 mil millones de dólares. apuntando a rescatar Union de la Banque Suisse, HVB, Dresdner, y otros bancos.

Finalmente, la catástrofe financiera que se observa en Estados Unidos con algunas ramificaciones selectas en Europa no ha impactado de manera significativa en los precios de las materias primas que tras la burbuja del 2008 parecen estar volviendo a la calma y a una tendencia más normal. Tampoco ha arrastrado,  como preveían algunos,  a una crisis asiática significativa. Hay una desaceleración atenuada en algunas partes del mundo que no es comparable al tamaño de la crisis estadounidense. Es verdad que está por verse el segundo capítulo de esta cuando la inflación derivada del dólar débil impacte al resto del mundo y el capitulo 3 cuando las autoridades monetarias estadounidense suban la tasa de interés para frenar la inflación. Para  eso falta un año al menos. El otro ángulo que permanece oculto es el de quienes, qué personas, han absorbido las pérdidas. Mientras la abstracción se mantenga en “bancos de inversión” se oculta que los bancos de inversión no tienen dinero propio. Ellos trabajan con dinero que se les entrega para que lo administren. Quienes entregan el dinero son los jubilados, los huérfanos, las viudas y alguna gente muy rica. El efecto de esto sobre el consumo en Estados Unidos va ser sustantivo y se contagiará a las tarjetas de créditos y otros créditos de consumo de ese segmento de la población.

- Oscar Ugarteche y Leonel Carranco son integrantes del Observatorio Económico de América Latina (OBELA)

www.obela.org




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2561 veces.



Oscar Ugarteche, Leonel Carranco

Dirigente de los Círculos Bolivarianos, comunicador alternativo, Director del periódico La Voz del Valle

 lavozdelvalle2@yahoo.es

Visite el perfil de Rubén Mendoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad