En la organización Partidista: Todos a sus Batallones

Quienes nos sumamos al PSUV, debemos asumir el papel inmediato que nos corresponde. Debemos dar los pasos fundamentales, los pasos básicos y precisamente por ser básicos son los que adquieren mayor importancia. Ninguna edificación sin unos buenos pilares, sin una buena fundación difícilmente podrá sostenerse sin agrietarse y más aun servir para lo que fue creada. De allí que la tarea inmediata y permanente es fortalecer la base del partido. Esto es valido para las otras organizaciones políticas que acompañan este proceso de transformación. En el caso del PSUV, es fortalecer con nuestra participación activa, Los Batallones.

Ahora bien sabemos que la tarea nos es fácil; como lo dice el presidente, no es la construcción de la organización revolucionaria para la toma del poder político sino que desde el poder impulsar la construcción de la organización revolucionaria. Para quienes militamos guiados por una teoría revolucionaria verificadas en grandes procesos históricos, esto como que nos saco del contexto clásico. La revolución no se ha iniciado como la leímos, la estudiamos y la soñamos. Se dio con mas condiciones objetivas (un pueblo que no aguantaba mas explotación) que subjetiva (una fuerte vanguardia revolucionaria). Bueno, pero así, de maravillosa es la dialéctica, la historia no se da lineal ni cíclica, es un espiral y cada momento aunque parecido a otro, es una superación del anterior, solo nos queda correr para acoplarnos a sus pasos.

Esta singular característica, nos enfrenta a un reto; estamos construyendo un partido en el poder y para liderizar la transformación. Eso implica formar un nuevo tipo de militante, un militante revolucionario y un partido revolucionario, no solo en la palabra, sino en el hacer, en la praxis, es ser vitrina de la sociedad que queremos. De allí que militar en el batallón no es cuestión de requisitos, de normativa; es cuestión de convicción revolucionaria, de tener una clara visión estratégica, de saber hacia donde se dirige la vanguardia revolucionaria. Y mas aun, militar en el batallón es reafirmar la esencia de nuestra revolución; reproducir en el partido la patria que estamos comprometidos a refundar, es validar la democracia participativa y protagónica con un sentido de corresponsabilidad, cooperación y solidaridad. Es el sometimiento de los órganos del partido a la voluntad de sus militantes quienes están organizados desde el que ocupa una gran responsabilidad a la más sencilla, en Los Batallones. Entendiendo que desde una apreciación auténticamente revolucionaria, El Batallón es el eslabón mas alto, porque es el que esta mas cerca del pueblo.

Y en esta enorme tarea, toda acción, todo proceder debe de estar acompañado por un componente imprescindible como lo es el aire para respirar; me refiero a la ETICA SOCIALISTA. Pondré unos ejemplos; quien maniobre una asamblea del Batallón impidiendo una masiva participación porque eso le garantiza obtener delegados fieles que lo respalden; eso es inmoral y anti ético; quien descalifique a través de campañas sucias a otros camaradas sin atreverse a confrontarlos en el debate político dentro de la organización partidista, eso es inmoral y anti ético; quien busque el control de instancias del partido como premisa de sus aspiraciones para determinado cargo y ponga en segundo plano la única aspiración de un revolucionario que es hacer la revolución, eso es inmoral y anti ético; quien cambie la decisión del colectivo para favorecer sus criterios personales, eso es inmoral y anti ético. Quienes lamentablemente así actúen y obtengan pequeñas victorias, comenzaran a desandar el camino sin retorno a la inmoralidad, la traición y todo el conocimiento político e ideológico que puedan tener y sus méritos pasados, será solo un arsenal de recursos literarios y viejas charreteras para engañar y justificar sus bastardos intereses.

El que validemos en el Batallón, y en el partido en general con nuestra praxis diaria, los postulados de nuestra Constitución Bolivariana, como lo expresan las primeras líneas el preámbulo de la misma; “El pueblo de Venezuela, en ejercicio de sus poderes creadores e invocando la protección de Dios, el ejemplo histórico de nuestro Libertador Simón Bolívar y el heroísmo y sacrificio de nuestros antepasados aborígenes y de los precursores y forjadores de una patria libre y soberana; con el fin supremo de refundar La Republica”; es asumir un compromiso ético, es la reafirmación de una conciencia revolucionaria, es educar con el ejemplo, es fortaleza desde lo profundamente humano, lo demás lo iremos resolviendo.

“la conciencia es mas importante que cualquier disciplina. No puede haber disciplina sin conciencia” Fidel.

Patria, Socialismo o Muerte.

Venceremos.

josehog13@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2177 veces.



José Ovalles


Visite el perfil de José Ovalles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas