Juguetes de la muerte

La pasada semana se presentó una situación que para muchos resultaba inimaginable. La gran potencia industrial en la que se ha convertido China, luego de cambiar su política comunista hacia una de mercado abierto, lo que la ha llevado a ser una de las grandes potencias comerciales del mundo, donde al igual que en Japón, el honor de la persona y la familia está por encima de cualquier cosa, se ha visto envuelta en varios escándalos, el mas reciente donde se cometió un error, negligencia, o una simple política de abaratar costos, no lo sabemos, pero lo que si es cierto es que Mattel, una de las mayores empresas de juguetes del mundo, comenzó a retirar del mercado millones de juguetes fabricados en China que contienen imanes que podrían ser tragados por niños o cuya pintura cuenta con una cantidad excesiva de plomo. La acción de Mattel representa el más reciente de una serie de retiros de productos chinos del mercado, desde neumáticos defectuosos hasta pasta dentífrica contaminada. Los vendedores de juguetes temen que los compradores evitarán sus productos porque más del 80% de los juguetes vendidos en todo el mundo son hechos en China.

Pareciera que los controles de calidad están fallando por la simple búsqueda del mayor margen de ganancia, siendo una cultura comercial que se ha basado en el volumen de producción para obtener un mayor rendimiento. Pero lamentablemente vemos como la avaricia está torciendo una de las culturas comerciales mas respetadas a nivel internacional.

Luego de esta medida, donde las autoridades chinas ordenaron al fabricante de los juguetes, la firma Lee Der Industrial Co., que suspendiera la exportación de sus productos, un copropietario de Lee Der, Cheung Shu-hung, se suicidó en un almacén, al parecer ahorcándose, según informó un periódico chino. En China suelen ocurrir suicidios de funcionarios que caen en deshonra. ¿Habrá sucedido esto con algún venezolano?.

A pesar de las fallas cometidas, creo que como amantes de nuestra patria deberíamos imitar esos principios de honradez, no para que todo el mundo ande ahorcándose, sino para plasmarla en nuestros hijos para que en el futuro podamos decir que contribuimos al saneamiento de nuestras instituciones.

Como dijera Peter Drucker (gran especialista en gerencia): “La primera responsabilidad de un profesional fue explicada claramente, hace 2.500 años, en el juramento hipocrático del médico griego: De Primum nocere no, sobretodo no con conocimiento hacer daño”, siendo esta la regla básica de la ética profesional. Drucker en sus lesiones en China planteaba: “empresa libre no se puede justificar solo siendo buena para el negocio; tiene que justificarlo también siendo buena para la sociedad.”

En pocas palabras nos hablaba de un sistema social o socialista de producción ya que primero debemos justificar que somos buenos para la sociedad y dentro de ese margen mantener nuestro negocio, palabras muy sabias a mi entender. Por ello estoy convencido que con las reformas que se piensan realizar a la constitución podremos sacarle buen provecho si aplicamos los principios de gerencia que tienen siempre en primera opción a la gente, tal cual lo planteó también Edward Deming, quien reconstruyó a Japón luego de la segunda guerra mundial, quedando totalmente destrozada y convirtiéndola en menos de 40 años en una potencia tecnológica.

Para Deming la gerencia entre otros aspectos se basaba en el primer recurso que tiene que considerar una empresa, que es en sus trabajadores, a quien se bebe dar toda la confianza y escuchar sus puntos de vista como conocedor del negocio, al que ve como su casa y su familia, donde cualquier falta representa una deshonra, que él mismo ha internalizado.

Muchas veces nos planteamos un objetivo, y nos cansamos, no somos consecuentes. En el caso de la corrupción manifestamos: “que hago yo con luchar si el que llega a cualquier cargo lo que está es pendiente de llenarse los bolsillos”, ese es nuestro error, ya que siempre habrá por lo menos uno que siga nuestro ejemplo, o como escribió Mao: “luchar, fracasar, volver a luchar, fracasar de nuevo volver otra vez a luchar, y así hasta la victoria”.

Mi mensaje, sólo luchando podremos obtener las victorias, por ello dentro de las reformas educativas debemos plasmar objetivamente y de manera colegiada los principios de honestidad, responsabilidad, trabajo productivo y la unidad familiar con apoyo del Estado para lograr la consecución de los objetivos. Debemos aprovechar esta oportunidad que nos brindará la reforma constitucional a través de la propuesta socialista para tratar de darle una vuelta radical a la formación del semillero que son nuestros hijos.

La única manera de sostenernos es cultivando un sentido de la responsabilidad social, que tenemos no sólo con nuestra familia sino con todos los venezolanos.

reinaldosilva119@hotmail.com.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3897 veces.



Reinaldo Silva


Visite el perfil de Reinaldo Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Reinaldo Silva

Reinaldo Silva

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a40384.htmlCd0NV CAC = Y co = US