La Guaratara

Hermanos de George Floyd

Desde la brutal masacre de Tulsa, en el Greenwood District de Oklahoma (1921), al horrendo asesinato de George Floyd, ha transcurrido una centuria. En todo este tiempo el racismo de la élite y las instituciones norteamericanas, no sólo se ha sistematizado, sino que el Gobierno de Donald Trump lo ha conducido a niveles de guerra civil, cuyas consecuencias se han desatado. En el año 2001 el Race Riot Commission, a propósito de hechos investigados en Tulsa, concluyó que los procedimientos policiales de 1921 influyeron en lo que sería el ataque racista contra toda una comunidad afroamericana, conocida como "The Black Wall Street", un lema inadmisible para los sectores que simpatizan con Donald Trump. Pese a los dramáticos eventos de hace un siglo, la memoria de las comunidades afroamericanas, los numerosos informes de diversas comisiones gubernamentales e independientes, las lecciones de la II Guerra Mundial, incluso el Museo de Tulsa, la brutalidad racista policial vuelve a cobrarse vidas como la de George Floyd y las prácticas genocidas de Tulsa son exportadas a regiones tan lejanas como Palestina.

Desde la Casa Blanca se trasladó el racismo genocida a políticas gubernamentales, manuales militares, películas y ejercicios policiales. Las "asesorías militares" que hoy pisotean la dignidad de Colombia y comienzan a cobrar vidas de niños, jóvenes y campesinos inocentes en Ituango, la Macarena, el Guaviare y el Meta son la nueva versión del Plan Cóndor que dejó enormes heridas en toda centro y Suramérica. Pero es Donald Trump quien asumió a los supremacistas como segmento de alianza y maniobra electoral. Esto lo saben en Los Ángeles, California y las ciudades que se movilizan en el mundo; Alemania, Paris, Buenos Aires, Santiago y Bruselas, acompañan a los Hermanos y Hermanas de George Floyd para denunciar, como lo expresó el Ayatolá de Irán, que "pueblos enteros no pueden respirar" debido a las políticas de Estados Unidos. Las alertas se esparcen desde Minneapolis a Gaza, ya que en estos momentos el gobierno ilegítimo de Israel ejecuta, en Palestina, la misma crueldad que en Oklahoma, demoliendo casas y linchando personas, sólo por tratarse de "negros". Esa brutalidad policial de Minnesota, es practicada por los militares de Israel que arrasan la zona industrial de Palestina, como si Trump y Netanyahu acordaran "celebrar" aquel horroroso junio de Tulsa.

Pero esta generación de ciudadanos, de jóvenes, de líderes comunitarios, universitarios, emprendedores, artistas y ciudadanos de todo el mundo está decidida a participar, activamente, en el curso de la humanidad, sin esperar las lecciones de una tercera guerra mundial. Por estas mismas razones, reitero, Donald Trump usa a Colombia como "ensayo atómico", mientras Netanyahu arremete contra Palestina. Luchar contra el racimo es hacer que valgan las vidas de Floyd, como de los migrantes, los palestinos y todos los oprimidos por su condición étnica o cultural. El "Hemisferio Libre" por el cual deliraba Trump no es más que un hervidero: la humillación que significa la presencia militar en Colombia puede implicar un error garrafal para Trump porque la tensión se ubicará en Bogotá y no en Caracas, que permanece en perfecta Unión Cívico Militar y Pluripolar. La Colombia Humana está decidida a defender el Acuerdo de Paz de la Habana, avalado por Naciones Unidas, y ve con repugnancia cómo el uribismo trae matones gringos a masacrar campesinos en plena lucha contra la pandemia. Ya no se trata de un Macondo aislado y solitario por donde pasa un tren cargado de víctimas; es todo un continente indignado y Bolivariano.

Al imperialismo poco le importa la democracia, sin embargo el racismo es la maniobra electoral de Trump, como la trampa lo es del uribismo. En este momento los republicanos pierden la reelección en todas las encuestas, pero la movilización del voto es otra cosa. Sólo con Bernie Sanders como Vicepresidente, se movilizarían sectores abstencionistas y fuerzas de votantes que aspiran un verdadero cambio político en las estructuras del gobierno norteamericano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 819 veces.



Joaquín Román Rondón Santiago

Profesor universitario

 unellezjoaquin@gmail.com      @LaGuaratara

Visite el perfil de Joaquín Román Rondón Santiago para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Joaquín Román Rondón Santiago

Joaquín Román Rondón Santiago

Más artículos de este autor