El despertar del Líbano III

Las familias pudiente causantes de todo este malestar, sin ninguna vergüenza pero con mucha eficacia y picardía, comparten, apoyan y marchan con sus propios victimarios en las manifestaciones, logrando volver insólitamente amontonar y clasificar a sus embaucados rebaños, los arrearon de tal manera para que supuestamente creyeran que es para protegerlos, oh arreciarlo en contra los otros partidos o familias. Prácticamente naufragó la esencia de las manifestaciones, ya que las eficacias de las familias con sus agentes corrompidos, secuestraron y saquearon insólitamente la protesta de sus molestos seguidores.

Desperdiciando la esencia de la protesta, y aprovechando las erróneas o intencionales declaraciones pres juiciosos e injuriosos, de un obtuso bando en contra las otras personalidades de las familias pudientes. Estremecieron las estúpidas pasiones de los maniobrados rebaños, transformándolos en protectores del quien les estampó como borrego, pinto con su bandera, en el pasado, para el actual presente y con toda seguridad en el futuro próximo. Seguramente volverán a vuestras costumbres, recorriendo para ser los primeros en humillarse y jalarles las bolas a más no poder, a los antiguos amos, que les garanticen el pan, de vuestras mesas.

Mientras al quien doblegó a los enemigos de la humanidad, único en vencer al estado terrorista y apartheid de Israel, green-go, Europa, y las sádicas, racistas y dictatoriales monarquías árabes, no pudieron quebrantar al indomable y literalmente el libertador de Líbano, por excelencia, el más honorable del momento, el quien más se sacrifico por la patria, el verdadero y única protección creíble de la nación, y vergonzosamente algunos que no deberían ser catalogado o tener el honor de llamarse libanes, les faltaron el respeto al honorable e incorruptible, Seyed Hassan Nassralah.

Por el otro lado, se encuentra el maestro del engaño, el político ejemplar del Líbano, el camaleón de mil brújulas, filosofía de alevosía y picardías, amigo y enemigo del aparecido, segmento en todos los guisos y siempre acompañante del mejor postor, es sin duda, el acumulador de fortuna, el Beck Walid Jumblat. Amo o hechicero del 60% de los drusos libaneses, quienes sus seguidores representan aproximadamente 3% de la población en general, pero es uno de las más pudientes familias. Irónicamente ahora como todos los tomadores se ponen del lado de los protestantes, desnudando sus gulas, haciéndose de víctima, exigiendo al gobierno que el mismo representa.

Uno de los pocos puertos de petróleo construido por el gobierno libanes, en el Jiye, sorpresivamente es de propiedad Walid Jumblat, accionistas de las compañías de agua, aseo, gas, electricidad, combustible, hotelera y todas las proyecciones futuristas, mas las millonadas cifras que recaudo en nombre de ayudas para los refugiados, oh la inmensa fortuna que acumulo cada año con las cosechas y robos de los miles de hectáreas, de campos de aceituna.

En cambio el maestro de los maestro, el león del Líbano, el más veterano entre los políticos, el juez y conocedor de los pecados, el presidente vitalicio del congreso, el accionista de todos los oficialistas y el ultimo filtro para la salvación. Su silencio por las desviaciones y poderes de justiciar, Nabih Berry y familia, sin duda, también se transformaron en las familias más pudientes.

La única viable solución y creíble para el indomable Líbano, es constituir una constitución acorde al siglo XXI, escrita y fundada por las 18 etnias que coexisten en el Líbano, sin ninguna intervención foránea y mucho menos aprobación del veto francés. Donde la mayoría podría gobernar pero la minoría debe de ser resguarda. Estipular en los artículos y decretos de la futura constitución, la obligación del estado para las protecciones, garantías, derechos y deberes, a todos por igual. Las elecciones de los futuros jueces deberían ser elegidas y no señaladas.

El derecho de cualquier mortal racional, es extendido bordeando y no violando el derecho de un tercero. Los manifestantes deberían concentrarse frente a las y casas dirigentes de los servicios básicos y políticos, hasta que resuelvan. Cerrar las vías, es comportarse peores que el gobierno, ya que están obstruyendo y violentando los derechos humanos al mismísimo pueblo sufrido y saqueado que ustedes son miembros. La obtusa pregunta sería, ¿qué harían los green-go en su país, si los manifestantes trancaran una villa de transito? La repuesta seria una palabra represión. La fuerza del orden en el Líbano debería abrir las villas, y no esperar que los peatones obstinados de no poder transitar, a confrontar los violadores que es vuestras responsabilidades.

Matar la culebra de la Nueva Orden Mundial de raíz, decretando en la nueva constitución, la rotunda prohibición y negación de nacionalizar a los refugiados palestinos y sirios, ya que tienen el ansia y derechos a regresar a sus tierras, y también cambiaria la balanza a favor de un credo. Finalmente dejan que el pueblo en general, sea libre de escoger el candidato de su preferencia, sin importar su bandera. No es justo que un diputado gane con menos 3000 voto y mientras el que acumulo más de 100.000 queda fuera.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 776 veces.



Jaled Ali Ayoub Bazzi


Visite el perfil de Jaled Ali Ayoub Bazzi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jaled Ali Ayoub Bazzi

Jaled Ali Ayoub Bazzi

Más artículos de este autor