La Guaratara

Mudar la ONU

La voluntad del Presidente de la República Islámica de Irán, Hasán Rohaní, de votar a favor de mudar la sede de la ONU, es de las más brillantes expuestas en la 74º Asamblea General de Naciones Unidas, donde una vez más la coalición encabezada por Estados Unidos e Israel ha pretendido convertir el foro mundial en un patético show imperial que desconoce la soberanía de los pueblos y los acuerdos internacionales, pisoteando, brutalmente, los esfuerzos por la paz, el ambiente y el equilibrio económico. Con total descaro, Trump se regodeó junto al puñado de "aliados" que incluye narcotraficantes, paramilitares, golpistas y estafadores de alta gama, como el Cartel de Lima, el uribismo y los rastrojos. Pese a los valientes y extraordinarios discursos en los cuales se denunció la actuación unilateral, ilegal y criminal de Estados Unidos, la 74º Asamblea de la ONU deja al descubierto lo "descocido" que se encuentra la institución que debería normar el curso de la humanidad y evitar los conflictos de largo aliento que se han desencadenado.

El Gigante Chávez ya había propuesto la reubicación de la ONU y se avanzó tanto que la CELAC y UNASUR desplazaron a la OEA en el mapa geopolítico del hemisferio. Las ideas de Rohaní se fundamentan en las mismas que afectaron a la delegación de la Federación Rusa. Todo esto ocurre frente a los televisores, monitores y agencias de prensa del mundo entero; un bochornoso espectáculo en el cual Bolsonaro se refiere a la Amazonía como si fuera el patio de su casa, un Duque mostrando en vivo y directo la truculencia de sus fake-news, al estilo de los "realitys" que colman la televisión colombiana para desviar la atención de una sociedad que vive masacres diarias tan brutales como la de Ayotzinapa – la cual cumple cinco años, hoy con la sensibilidad militante del presidente López Obrador -.

En plena Asamblea de la ONU Bolsonaro trató de "falacias" los informes de deforestación en la Amazonía, desmeritando datos tan contundentes como los de la NASA. Macri optó por lanzarle piedras a los aviones obviando que Lagarde y él le asestaron a los Argentinos la estafa más grande del mundo, apenas comparable con los miles de millones de dólares que Juan Rastrojo y Trump le robaron a PDVSA, pero lo más vergonzoso de todo este circo es que Duque haya burlado el Acuerdo de Paz de la historia, que el Estado de Colombia haya propiciado el asesinato de cientos de líderes, exguerrilleros y numerosos candidatos y el organismo internacional no haya intervenido seriamente, permitiéndole al señor Duque burlarse de la audiencia mundial con un álbum de fotos chimbas que su propio ministro de defensa salió a reconocer como un gazapo. Nada de esto supera al anfitrión que prometió más "sanciones unilaterales" contra Cuba y Venezuela, desoyendo la decisión del Consejo de Derechos Humanos del organismo.

Quienes toman en serio las deliberaciones de éste organismo internacional, como nuestra vicepresidenta Delcy Rodríguez, los presidentes Evo Morales, Díaz-Canel, Rohaní y los dignatarios del MNOAL, teniendo tan cerca la amarga experiencia de Siria, deben atender la propuesta Rusa de retomar el control de armas nucleares. Las tensiones que USA e Israel imprimen en Oriente ponen la paz mundial al borde de un abismo. Mientras Duque, Bolsonaro y Trump se toman el podio de la ONU como uno de los teatros baratos de off-Broadway, los pueblos viven su cruda y verdadera tragedia neocolonial.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 642 veces.



Joaquín Román Rondón Santiago

Profesor universitario

 unellezjoaquin@gmail.com      @LaGuaratara

Visite el perfil de Joaquín Román Rondón Santiago para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Joaquín Román Rondón Santiago

Joaquín Román Rondón Santiago

Más artículos de este autor