El informe que arrec… a Trump

"El capitalismo es convertir

lujos en necesidades"

Andrew Carnegie

El pensamiento que sirve de epígrafe a este artículo, es de un empresario oriundo de Escocia, nacionalizado estadounidense, próximo a cumplir 100 años de muerto. Por supuesto, que este comerciante apenas vio las calamidades del capitalismo, cuando estaba despertando con toda la furia, y voracidad, apoyándose en el poderío militar para someter pueblos enteros, en nombre de la libertad, como acertadamente lo percibió el Libertador Simón Bolívar. En nuestros días, el Papa, Juan Pablo II–quien no tenía nada de comunista, ni de socialista– lo calificó: capitalismo salvaje.

Todos los días, el capitalismo presenta un paquete completo de lujos, el cual le mete por los ojos a la humanidad, para tratar de vender a través de la moda (fashion), cuanta mercancía produce, sin importarle las consecuencias de la comercialización en cualquier país del mundo, donde las relaciones de producción están marcadas por el gran capital. Para esto, utilizan los más sofisticados medios de publicidad, con tanta precisión, y poder de persuasión, que los ejemplos sobran para demostrar la deshumanización de las sociedades, entre ellas, el país más rico del mundo: Estados unidos. Las estadísticas son alarmantes en problemas, altamente perjudiciales, sobre todo para la juventud, el sector más vulnerable a las leyes, e innovaciones del mercado. Son millones de personas, obnubilados por el "sueño americano", presentado, como una panacea antes la desesperada ilusión, creada por los grandes medios de comunicación.

Las contradicciones de pobreza, cada día crecen, en Estados Unidos entre lo que proyectan sus fieles defensores, y el informe de un relator de la ONU, a pesar de ser el país más rico del mundo; lo demostró Philip G. Alston, estudioso sobre la pobreza extrema y derechos humanos de la ONU, quien dio a conocer una investigación de 15 días realizado en dicho país, con las siguientes cifras: "Unos 40 millones viven en pobreza, 18,5 millones en pobreza extrema y 5,3 millones viven en condiciones de pobreza extrema propias del tercer mundo"

Estos números despertaron la inmediata reacción del gobierno estadounidense, encabezada por el Presidente Donald Trump –menos mal, que no son palabras de Nicolás Maduro– seguido por la embajadora en la ONU, Nikki Haley, quien por supuesto, no iba a contradecir las declaraciones del acaudalado Presidente, quien rechazo de tajo el informe, calificándolo de "razones políticas", pero sin poder desmentir por completo la investigación, al presentar cifras por debajo, para descalificar el informe, pero el motivo principal, es protegerse del vendaval presentado por una persona, con muchos años en esas tareas de investigación .

El extenso, y bien documentado escrito del funcionario de la ONU, viene alborotar la triste realidad del pueblo estadounidense, el cual han venido ocultando por distintos medios, y entre esos mecanismos para esconder la pobreza, y la desigualdad sociedad, está precisamente presentarse, como los "salvadores" de la humanidad, cuando han hecho todo lo contrario. No es simple casualidad la política de intromisión de los gobernantes estadounidense, contra nuestro país, con el apoyo de algunas piezas, el cual mueven a su antojo, como en un tablero de ajedrez–Borges, Ledezma, y María Corina Machado–aprovechando la grave situación económica, inducida desde el norte a través de la moneda.

El capitalismo representado por los Estados Unidos, en medio de la crisis que lo rodea, busca en los más débiles la tabla de salvación, porque necesita vender a precios impuesto por el dólar, y entre las industrias más rentables está el negocio de las armas–dentro, y fuera del país– creando una violencia prácticamente indetenible, con los resultados ampliamente conocidos, generados en parte por la pobreza; los números presentados por el relator de la ONU son una prueba fehaciente de la descomposición en un país, con grandes necesidades producto del consumismo; una mecha encendida recorriendo la sociedad, sin poder apagar.

Antes esta realidad, quiero ver a los enemigos de la patria de Simón Bolívar, pero fieles defensores de todo cuanto acontece en el norte estadounidense, desmintiendo el informe, donde se demuestra parte de la cruda realidad de un país, dirigido por poderosos funcionarios, con mucho dinero, sin conocer el respeto hacia sus semejantes, apuntando contra Venezuela, en busca del petróleo, y otros recursos naturales, consiguiendo en su malévolo propósito una piedra de tranca: Nicolás Maduro, y un pueblo, resistiendo en medio de grandes dificultades. Solamente los que piensan, como Donald Trump, desechan cualquiera información, cuando la atroz realidad del pueblo estadounidense, queda a la vista de todo el mundo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1066 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Narciso Torrealba

Narciso Torrealba

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a265655.htmlCd0NV CAC = Y co = US