La Guaratara

Todo el Poder para los Soviets!

Cien años se cumplen de la gesta heroica liderada por Lenin contra el sistema explotador y opresor que hoy día sigue devorando los recursos y la humanidad del planeta para el enriquecimiento de un puñado de millonarios. Cien años y el palpitar de los Soviets sigue inspirando a las y los trabajadores. Cien años y, como el Che, Fidel, Sandino, Bolívar y Chávez, Lenin se mantiene vigente, jovial y vigoroso, porque lo único que envejece y se oxida es el capitalismo y la monarquía, decrépitos sistemas que la Revolución Bolchevique desafió, desnudó y venció, partiendo la historia de la humanidad, no en dos momentos; en dos sujetos: por un lado los opresores y por otro las y los trabajadores; los señores feudales y los olvidados, sin derechos, ni dignidad, ni identidad, hasta que la Revolución Soviética los reivindicó para la historia y desde entonces no hemos dejado de protagonizarla.

Cuántas lecciones y vigencia tiene la consigna de Lenin en su eterno retorno: "Todo el Poder para los Soviets" para las Asambleas de Trabajadores, para el Pueblo, para el Poder Popular, para los Patriotas, para los Comuneros, Campesinos y Trabajadores. Las enseñanzas de Lenin y de la Revolución Bolchevique no pueden ser vistas como meras coincidencias, sino procesos propios de toda revolución, que se cumplen, objetivamente, en determinados escenarios políticos y económicos. Al exaltarse, elevarse y activarse todo el poder de los Soviets, se desataron los más extraordinarios eventos humanísticos, científicos y tecnológicos; desde la organización agro industrial, pasando por una Ginecobstetricia, farmacología y sanidad integral, hasta los mayores avances científico técnicos a favor del pueblo todo. Cualquier obra que se lea del florecimiento Soviético da un gusto enorme de poesía, epistemología y moral; todo procurando el bien común.

Tal como ocurre en Venezuela con la Asamblea Nacional Constituyente, el primer gran paso es la Paz. Para Lenin las guerras de entonces no eran sino un festín de las burguesías imperiales. Una vez lograda la Paz, se dedicaron todos los esfuerzos al bien común. Eso mismo demanda la realidad venezolana con sus complejidades y especificidades: Todo el Poder para las Comunas! Las proteínas de nuestros niños, atletas, estudiantes y ancianos no son ni mercancía, ni un juego; las proteínas deben ser administradas por las Comunas. Enormes cantidades de ganado y queso son acaparadas por grandes compradores a precio colombiano. Hace quince días el pollo más caro del mundo voló desde un Súper Market en Barinas. Esta semana es el queso, vendido en 100 mil bolívares, en unas tienditas muy cercanas a la del súper pollo.

Carne, queso y lácteos salen del corral en Apure y Barinas a 15 mil bolívares y llegan a las ciudades con precios inalcanzables, todo gracias a una red de mercaderes y burócratas que sólo el Poder Comunal podrá derrotar con un sistema de guías proteicas Comunales.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 660 veces.



Joaquín Román Rondón Santiago

Profesor universitario

 unellezjoaquin@gmail.com      @LaGuaratara

Visite el perfil de Joaquín Román Rondón Santiago para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Joaquín Román Rondón Santiago

Joaquín Román Rondón Santiago

Más artículos de este autor