Asamblea Constituyente Mundial: ¿Sólo para Venezuela?

Cita..

Ningún partido político puede conducir un gran movimiento revolucionario a la victoria si no posee una teoría revolucionaria, un conocimiento de la historia y una comprensión profunda del movimiento práctico (…) La lucha nacional es en último término un problema de la lucha de clases. Entre los blancos en los EEUU solo los reaccionarios círculos dominantes son los que oprimen a los negros. Ellos no representan en modo algunos a los negros. Ellos no representan en modo alguno a los obreros, a los campesinos, a los intelectuales revolucionarios y a las personalidades razonables que constituyen la aplastante mayoría de los blancos (Mao Zedong. Obras Escogidas. Diciembre 1966)

Sabido es que estamos a pocos días de celebrarse la ANC en Venezuela, acontecimiento que implica la renovación teórica y práctica de gran parte de las normas jurídicas que rigen en este país, sin embargo vale hacer algunos comentarios que pudiesen servir para alentar a muchos países en el mundo a que hagan similar evento.

Comenzaremos por recordar la vida de los seres humanos desde que aparecieron sobre el planeta tierra: los que en nombre de la libertad, comenzaron apropiándose de las riquezas naturales y de la fuerza e intelecto de las mayorías, que muchas veces estaban desposeídas y miserables, situación que les daba a estas últimas voz y sentimiento para oponerse a la esclavitud y todo género de yugo impuesto por las minorías “inteligentes”.

Pero.., qué curioso: mientras había esclavos y vasallos claros y decididos en la defensa de su dignidad e intereses, también, ya desde Imperios como el Romano, el Persa, el Otomano, el Francés o el Español, millones de seres humanos ideologizados por las clases dominantes, defendían con fervor la esclavitud y el vasallaje. ¿No les parece extraño que quien ha sido despojado de sus derechos naturales pida que los verdugos le apliquen el látigo, el cuchillo y hasta las balas?

¿Por qué los seres humanos estamos llenos de contradicciones? ¿Por qué desde tiempos remotos a una parte de la población se le engaña con un caramelo, así como se hace con un niño de 4 años de edad? ¿Por qué a una parte importante de la población se le olvida que significaron los horribles crímenes cometidos en Europa en nombre de la libertad, de los dioses del Olimpo o de otros dioses no menos adorados?

¿Por qué a centenares de generaciones se le olvida los miles de crímenes en época de las cruzadas y de la inquisición, utilizando el nombre de un joven revolucionario que presuntamente había nacido en Jerusalén y según la biblia fue asesinado por los esbirros del Imperio Romano a los 33 años de edad?

¿Por qué los dueños eternos del capital con inteligente saña han borrado los horrendos magnicidios y atrocidades cometidas en épocas de la restauración de los reinados (siglo XIX) en la primera y segunda guerra mundial (siglo XX)?

¿Cuesta mucho entender y gravar las innumerables agresiones que han cometido los EEUU y sus aliados en África, América Latina y el Medio Oriente en los últimos 100 años? ¿Por qué el poder mediático dirigido y controlado por las grandes transnacionales difunden todo género de mentiras que surgen desde USA y la UE?

¿Por qué el género humano es más sensible al bombardeo de mentiras generadas por los imperios, que el océano de verdades que se generan y se pueden crear mediante los mensajes de artistas ubicados en cualquiera de los cinco continentes? ¿Por qué el arte, en algunos casos también ha sido salpicado de mentiras envuelto de fantasías que solo tienden a fortalecer más el poder de los injustos o de las mentes que en nombre de la libertad invaden pueblos, los colonizan y les roban sus riquezas naturales? ¿Es cierto o no que todavía en Africa hay países donde la esperanza no vida no llega a los 55 años?

¿Es que el mundo está tan contaminado de maldad que con sus fantásticos gases nubla el cerebro y el corazón de millones de personas en el mundo?
¿Tendremos que acostumbrarnos a ver como natural la mala distribución de la riqueza, la explotación de los seres humanos por ellos mismos, o la creación de leyes solo al servicio de los explotadores…? ¿Tendremos que conformarnos una vez más con elogiar el arte por arte, mientras pudiésemos apreciar la creación artística en función de la justicia social? ¿Es que de esta última es muy difícil vivir? O ¿Es que la dictadura capitalista disfrazada de democracia no tiene compasión y obliga a los creadores a ser mezquinos con su propio trabajo?

¿Es muy difícil enterarse que USA y sus aliados en los últimos 20 años han destruido gran parte de países como Afganistan, Irak, Libia, Siria y países importantes en casi toda Africa? ¿Dónde queda el exaltado humanismo de los llamados países occidentales…?

En todo caso, vale resaltar, que las clases dominantes en todas las épocas de la humanidad han creado, construido y desarrollado grandes obras de infraestructura y de arte de gran valor industrial, arquitectónico y artístico en general, lo cual dice que todos los seres humanos con buena o mala intención estamos dotados del conocimiento y la inteligencia para crecer, sin embargo, el punto de la polémica no está allí, más bien está en la mala distribución de lo creado y producido, donde unos pocos se apropian de las inmensas riquezas dejándoles a las grandes mayorías de los humanos solo la miseria y cuando mucho la oportunidad de que vendan su fuerza e intelecto a un precio lo más bajo posible.

La lucha no está tanto en crear, producir y distribuir, sino en la búsqueda de una equitativa y hasta igualitaria distribución de la riqueza generada ¿Por qué habrá costado tanto transmitir con éxito esto que parece una arista principal de la justicia social? ¿Falta de interés por formar ideológicamente a los sectores bajos y medios de la sociedad? ¿Creer que solo con suministrar bienes materiales a las clases pobres se les puede concienciar hacia un cambio revolucionario?

A ciencia cierta, no estoy seguro de donde está la verdad y la razón en toda su extensión, tal vez parcialmente yo esté equivocado, ya que estos son temas que ameritan mucha investigación y debate. Todo es posible, ofrezco excusas, si estas interrogantes pudiesen contener una dosis de exageración. Lo cierto es que a pesar de que las principales potencias del mundo tienen su permanente control, no por esto los que estamos constantemente amenazados, nos vamos a quedar sin habla y sin señales de vida….

Si nos acercamos a Venezuela, valdría preguntar:
¿Es acaso mentira que hasta el año 1998 USA compraba el petróleo a Venezuela entre US $ 5 y 7 el barril? ¿Es muy difícil entender que USA estimula la guerra en este país buscando con ello regresar a épocas donde tanto el petróleo como otros recursos naturales eran vendidos a precios casi regalados a a las compañías transnacionales? ¿Es difícil comprender que gracias a esta debilidad que operó en la IV República (todo el siglo XX) los gringos permitían que ingresaran al país grandes lotes de productos importados que eran de fácil acceso para la clase media y alta, y hasta sobraba para que los pobres y clase media baja también lográsemos comprar algo de esa rebatiña. Eso si, el petróleo, hierro, el oro, el níquel se lo llevaban a precios de gallina flaca como decían nuestr@s abuel@s….

Cabe destacar que el trabajo que ha hecho USA y sus asociados en Venezuela, con el US $ les ha resultado excelente. Han logrado llevar el bolívar a su mínima expresión. Hasta ahora el gobierno bolivariano no ha podido contrarrestar este exitoso trabajo que inevitablemente encarece todos los bienes para todas aquellas personas que como nosotros ganamos en bolívares.

Como han podido leer mis aprecidad@s lector@s, no solo hace falta una Asamblea Constituyente para para mejorar la calidad de vida de l@s venezol@n@s y aplicar la justicia social, sino que a nivel mundial también se hace necesario crear o reformar muchas constituciones y leyes, ya que la desequilibrada herencia que ha recibido la humanidad desde antiguas épocas así lo demandan los seres humanos de buena voluntad. En todo caso, hay que estar alerta, toda vez que por ignorancia o mala intención pudiesen quedar por fuera algunos temas sin considerar y modificar a profundidad.

Impulsar transformaciones profundas con justicia social, acompañada de una verdadera paz nacional y mundial, debe ser el norte de toda constituyente que se instale en cualquier país del planeta tierra. Llegó la hora para diseñar un sistema que rompa con el modelo de opresión capitalista y abra el camino seguro para erradicar la explotación del hombre por el hombre, reivindique el trabajo humano y permita acercar el horizonte hacia el socialismo revolucionario.

yovic03@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1116 veces.



Yolí José Núñez O.


Visite el perfil de Yolí José Núñez O. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas