Obama: Entre Maquiavelo y Joseph Nye

Estados Unidos, "ejemplo" globalizador de la democracia procedimental, la representativa, se encuentra, por un lado, inmerso en el proceso de elecciones internas para elegir a los candidatos de los únicos partidos que deciden el destino político de esa nación. Mientras en el partido republicano pareciera que Donald Trump será a regañadientes su candidato, en el partido demócrata la lucha se encuentra entre Hilary Clinton y Bernie Sanders.

Por otro, su actual presidente Barack Husein Obama prepara las maletas de despedida. Sus dos períodos presidenciales pasarán a la historia como aquellos en los cuales un chamo simpático, nacido en Honolulu, Hawai, con una risa a flor de piel, dispuesto siempre al abrazo cordial, fue funcional (del más rancio funcionalismo) y utilitario (del más rancio pragmatismo) a los "poderos fácticos", diseñadores y ejecutores de la política exterior de los Estados Unidos.

Sus acciones en el escenario internacionales nunca fueron acéfalas, neutrales. Por el contrario, siempre fueron teleológica, con una guía, un mapa que las orientaban. Aquí, reflexionaremos sobre la relación de ese accionar en política exterior con dos pensadores. Uno, el italiano de Florencia, Nicolás Maquiavelo, uno de los primeros representantes del realismo, que vivió entre 1469 y 1527, época muy lejana donde la tecnología era incipiente y el otro, el estadounidense de Nueva Jersey, Joseph Nye, nacido en 1937, representante del institucionalismo neoliberal, que vive en una época donde se habla de la biopolítica o tecnología del poder.

Maquiavelo en Obama

En el capítulo XVII de "El Príncipe", Maquiavelo se ocupa de la crueldad y la clemencia de los gobernantes y les aconseja que "es mucho más seguro ser temido que amado, pues los hombres tienen menos escrúpulos en ofender a quien aman que a quien temen".

Ahora bien, el ideal es ser temido y amado a la vez, aunque sea difícil y Maquiavelo añade: "El príncipe debe inspirar temor de una manera que, si no le granjea afecto, le evite ser odiado".

Obama ha buscado conciliar bien esos dos maquiavélicos objetivos: infundir respeto y temor entre sus enemigos, e incluso sus aliados -a los que reclama colaboración-; pero no ser odiado y, a través de la utilización del instrumento de la diplomacia "dialogante y progresista", como el mostrado con Cuba, intentar ganarse la simpatía de muchos ciudadanos del mundo.

La virtud del Príncipe para Maquiavelo está en saber combinar las habilidades del zorro con la fuerza del león. Lo importante no son los medios. Cualquiera es válido siempre y cuando el príncipe mantenga el poder.

"Un príncipe debe saber (…) comportarse como bestia y como hombre" Al "comportarse como bestia, conviene que el príncipe se transforma en zorro y en león, porque el león no sabe protegerse de las trampas ni el zorro protegerse de los lobos. Hay, pues, que ser zorro para conocer las trampas y león para espantar a los lobos. Los que sólo se sirven de las cualidades del león demuestran poca experiencia" (capítulo XVIII).

El león usa la fuerza. "Los pueblos son tornadizos; y que, si es fácil convencerlos de algo, es difícil mantenerlos files a esa convicción, por lo cual conviene estar preparados de tal manera, que, cuando no crean, se les pueda hacer por la fuerza" (capítulo VI de El Príncipe).

Obama dirá: "Tenemos el Ejército más fuerte del mundo y en ocasiones tenemos que torcer el brazo a los países si no quieren hacer lo que queremos a través de métodos económicos, diplomáticos y a veces militares" (Entrevista para el portal estadounidense Vox. 12/02/2015).

El zorro usa la astucia. "Si los hombres fuesen todos buenos, este precepto no sería bueno; pero como son perversos, y no la observarían contigo, tampoco tú debes observarla con ellos. Que el que mejor ha sabido ser zorro, ése ha triunfado. Pero hay que saber disfrazarse bien y ser hábil en fingir y en disimular" (capítulo XVIII).

Obama dixit: "Pienso que si no tuviéramos el punto de vista realista de que hay gente mala alrededor nuestro que está tratando de hacernos daño […] si no tuviéramos esa dosis de realismo no alcanzaríamos nuestros objetivos" (Entrevista para el portal estadounidense Vox. 12/02/2015)

El zorro también usa el engaño. "No quiero callar uno de los ejemplos contemporáneos. Alejandro VI nunca hizo ni pensó en otra cosa que en engañar a los hombres, y siempre halló oportunidad para hacerlo. Jamás hubo hombre que prometiese con tal desparpajo ni que hiciera tantos juramentos sin cumplir ninguno; y, sin embargo, los engaños siempre le salieron a pedir de boca, porque conocía bien esta parte del mundo" (capítulo XVIII).

Obama actuando como zorro, esto es, con el engaño dirá:

"Vamos a cerrar el campo de detención de la bahía de Guantánamo, el lugar de tantos de los peores abusos constitucionales en los años recientes" (Campaña electoral 2008).

"Cuando sea presidente, las instituciones financieras harán lo suyo y pagarán su parte, y los contribuyentes de EE.UU. no volverán a tener que poner su dinero para pagar por la avaricia e irresponsabilidad de Wall Street" (Campaña electoral 2008).

"EE.UU. no tiene interés en Siria más allá del bienestar de su pueblo, la estabilidad de sus vecinos, la eliminación de las armas químicas, y la garantía de que no se convertirá en un refugio seguro para los terroristas" (Obama ante el pleno de la 68ª Asamblea General de la ONU. 2013).

"Estamos profundamente convencidos de que es de interés para nosotros que Oriente Medio y el Norte de África sean pacíficos y prósperos". (Obama ante el pleno de la 68ª Asamblea General de la ONU. 2013).

"Algunos pueden estar en desacuerdo, pero creo que EE.UU. es excepcional, en parte porque hemos demostrado una buena voluntad, a través del sacrificio de sangre y dinero, abogando no solo por nuestro propio interés, sino por los intereses de todos". (Obama ante el pleno de la 68ª Asamblea General de la ONU. 2013).

"No creemos que Venezuela sea una amenaza a los Estados Unidos" (Abril 2015). Sin embargo, este año (2016) prorrogó por un año el decreto que había declarado a Venezuela una amenaza a la seguridad de EEUU.

Nye en Obama

Para Joseph Nye, el poder es la capacidad de influir en el comportamiento de los demás para obtener los resultados que desea. Aboga por el poder inteligente (Smart power). En el texto La naturaleza cambiante del poder norteamericano hablará de que al lado del concepto clásico de poder directo, duro o relacional, generalmente asociado a recursos tangibles como el poder militar o económico (Hard power), consistente en lograr que los demás hagan lo que uno quiere, hay que tomar en consideración el concepto de poder cooptivo o poder blando (Soft power), que consiste en lograr que otros quieran lo que uno quiere y que está asociado más a recursos intangibles de poder, como la cultura, la ideología y las instituciones (pp 39-40).

En ese sentido, la era de la información ha llevado al aumento de los recursos de poder blando para los actores no estatales. Por ejemplo: mediante el uso de medios de comunicación globales y en mayor medida en el Internet. Los actores no estatales han sido capaces de aumentar su poder blando y presionar a los gobiernos que pueden afectar, en última instancia, los resultados políticos. En lugar de organizaciones de fachada, los actores no estatales pueden crear organizaciones de defensa cibernética para reclutar miembros y proyectar su voz en la escena global.

"Para Estados Unidos, una política exterior realista implicaría enfatizar la importancia de desarrollar una estrategia global que combine el poder militar duro" con el poder de atracción "blando" para crear un poder "inteligente" del tipo que permitió ganar la Guerra Fría" (Nye. Clarín 01/09/2006).

Los generadores del poder blando serían, entre otros, Hollywood, Harvard, la Fundación Bill y Melinda Gates y la sociedad civil.

El término de poder inteligente lo utilizó Hillary Clinton durante su audiencia de aceptación en el senado estadounidense (13/01/2009), del cargo de Secretaria de Estado de Estados Unidos de la administración del presidente Barack Obama.

Allí dijo: "Debemos de usar lo que se ha denominado como poder inteligente, la amplia gama de herramientas a nuestra disposición: diplomáticas, económicas, militares, políticas, legales y culturales" y añadió que ese poder inteligente permitirá que la diplomacia esté a la cabeza de la política exterior y que la fuerza militar sería "necesaria en algunas ocasiones", asegurando que el país recurrirá a ella para proteger sus intereses y los de sus habitantes pero solo como "último recurso".

Obama haciendo uso de Joseph Nye igualmente nos hablará del Poder Inteligente que debe combinar muy bien el poder suave y el poder duro.

A continuación veamos algunas de esas expresiones:

Poder inteligente

"Creo que se puede justificar la fuerza por motivos humanitarios, como fue el caso en los países balcánicos o en otros lugares afectados por la guerra. La inacción carcome nuestra conciencia y puede resultar en una intervención posterior más costosa" (Obama al aceptar el Premio Nobel de la Paz. Diciembre 2009).

"Tenemos que asegurarnos que aquellos países que aportan al mantenimiento de la paz tengan la capacitación y los equipos para poder mantener la paz, de manera que podamos evitar las matanzas que hemos visto en el Congo y en Sudán. Hemos de profundizar nuestra inversión en los países que apoyan estas misiones para el mantenimiento de la paz, porque al hacer que otras naciones mantengan el orden en sus propios vecindarios se disminuye la necesidad de desplegar nuestras tropas ante el peligro. Es una inversión inteligente. Es la manera correcta de liderar" (Discurso en la Academia Militar de West Point. 28/05/2014. Subrayado nuestro).

"La cuestión que enfrentamos, (…) no es si Estados Unidos será el líder, sino cómo hemos de liderar. –no solamente para asegurar nuestra paz y prosperidad, sino también para ampliar la paz y la prosperidad en todo el globo" (Discurso en la Academia Militar de West Point. 28/05/2014).

Poder duro:

"Considero que todos los países, tanto fuertes como débiles, deben cumplir con estándares que rigen el uso de fuerza. Yo, como cualquier Jefe de Estado, me reservo el derecho de actuar unilateralmente si es necesario para defender a mi país". (Obama al aceptar el Premio Nobel de la Paz. Dic. 2009).

"Estados Unidos es y sigue siendo la sola nación indispensable. Eso es cierto en el siglo pasado y será cierto en el siglo que venga". (Discurso en la Academia Militar de West Point. 28/05/2014).

"Ninguna nación se atreve a atacarnos o a nuestros aliados porque saben que es el camino a la ruina. Las encuestas muestran que nuestra posición en el mundo es mayor que cuando fui elegido para este cargo —en 2009— y, cuando se trata de todos los temas internacionales importantes, la gente del mundo no ve a Beijín o Moscú para liderarlos, nos llaman a nosotros" (Idem).

"No hay sustituto para el liderazgo de Estados Unidos, ya sea en la faz de la agresión, en la causa de los valores universales, o en el servicio de unos Estados Unidos más seguros" (Obama, Estrategia de Seguridad Nacional. Febrero/2015).

"Los Estados Unidos de América es la nación más poderosa en la Tierra. No hay ninguna duda. Gastamos más en nuestro aparato militar que las siguientes ocho naciones (más poderosas) combinadas. Nuestros efectivos forman la fuerza de combate más fuerte de la historia del mundo" (Discurso anual sobre el Estado de la Unión 13/01/2016).

Poder blando

"Es por ello que forjamos alianzas no solamente con gobiernos, sino también con la gente común. A Estados Unidos no le asusta el empoderamiento individual, más bien eso nos fortalece. La sociedad civil nos fortalece. La prensa libre nos fortalece. Los empresarios audaces y las pequeñas empresas nos fortalecen. Los intercambios estudiantiles y las oportunidades para toda la gente, y las mujeres y niñas nos fortalecen" (Idem).

Con Cuba actual, Obama viene con el poder blando

"Pero yo creo que podemos hacer más para apoyar al pueblo de Cuba y promover nuestros valores a través de la participación. Después de todo, estos 50 años han demostrado que el aislamiento no funcionó. Es hora de un nuevo enfoque" (Obama 17/12/2015).

"Estados Unidos no tiene ni la intención ni la capacidad de imponer cambios en Cuba, los cambios dependen del pueblo cubano. No vamos a imponer nuestro sistema político y económico, porque conocemos que cada país, cada pueblo debe forjar su propio destino, tener su propio modelo" (Cumbre de las Américas. Panamá. Abril del 2015).

"Cincuenta años de aislamiento a Cuba no habían servido para promover la democracia, lo que nos frenó en Latinoamérica. Por eso recuperamos las relaciones diplomáticas, abrimos las puertas a viajes y comercio, y nos posicionamos con el fin de mejorar las vidas del pueblo cubano". (Discurso anual sobre el Estado de la Unión 13/01/2016).

"Eso me lleva a la razón más grande e importante de estos cambios: Creo en el pueblo cubano. Esto no es solo una política de normalizar relaciones con el gobierno cubano. Los Estados Unidos de América está normalizando relaciones con el pueblo cubano" (Discurso de Obama en Cuba. Marzo 2016)

Obama en Cuba tiene dos propuestas económicas a desarrollar. De un lado, apoyar a los trabajadores autónomos para impulsar el creciente sector privado de la isla, que emplea a una parte importante de la fuerza laboral y de otro, impulsar las nuevas tecnologías (redes sociales) con las que Estados Unidos espera que Cuba se conecte y abra de una vez al mundo. Para EEUU eso sería del agrado de 500.000 cuentapropistas quienes considerarían a ese país y a sus valores capitalistas como su salvador. En dicha situación, la marca "made in USA", consistiría en lograr que el pueblo cubano quiera lo que los gringos quieren.

Conclusión

El "imperialismo estadounidense" existe. Está vivo y coleando. En consecuencia es necesario tener conciencia de esta realidad.

Ese Imperialismo en las actuales circunstancias pareciera estar mutando con el "príncipe" Obama, quien está actuando con la astucia del zorro, es decir, disfrazándose bien para esconder su verdadero rostro, fingiendo y disimulando con aquella máxima de seducción de que "nos posicionamos con el fin de mejorar las vidas del pueblo cubano".

La hegemonía en el mundo sigue siendo el objetivo de los gobernantes de Estados Unidos, los medios que se utilizan en Asia, Africa, Europa, Medio Oriente y en América Latina y el Caribe para lograrlos son varios (el poder inteligente, el duro y el blando). Como dice Maquiavelo en El Príncipe, capítulo XVIII: "Y en las acciones de los hombres, y particularmente de los príncipes, donde no hay apelación posible, se atiende a los resultados."

Por eso: "la mona aunque se vista de seda, mona se queda".

 

*Sociólogo y Doctor en Ciencias Sociales. Exdirector de la Escuela de Estudios Internacionales de la UCV. Profesor de Postgrado. Fue Embajador en Polonia, Uruguay y Grecia

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1480 veces.



Franklin González

Doctor en Ciencias Sociales, UCV. Sociólogo, Profesor Titular, Ex Director de la Escuela de Estudios Internacionales de la UCV. Profesor de Postgrado en la UCV, la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela y en el Instituto de Altos Estudios ?Pedro Gual? del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores. Fue embajador en Polonia, Uruguay y Grecia.

 framongonzalez@gmail.com

Visite el perfil de Franklin González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Franklin González

Franklin González

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a226130.htmlCd0NV CAC = Y co = US