La Cuestión judío-Palestina y cómo nos atañe

Estados Unidos advirtió el viernes 03/10/14, que cualquier “reconocimiento internacional de un Estado palestino” sería “prematuro”, después de que Suecia anunciara que reconocería “un Estado palestino”.

He aquí una muestra, de la absurda pretensión del Imperio gringo, de erigirse como el amo del planeta Tierra y su historia. ¿En cuál cabeza cabe, que es prematuro considerar al pueblo palestino, como un estado dentro de su propio territorio que ha estado ocupando secularmente? Lo triste, es que una gran parte de los pueblos del Mundo, asumen esta barbaridad hegemónica, como auténtica.

Casi todos los artículos y análisis que aparecen en nuestros sitios de opinión se refieren al caso judeo-palestino, ubicándolo como muy recientemente originado en el siglo pasado, o muy remoto en el relato bíblico de la tierra prometida, y además de esta ubicación histórico temporal tan desatinada, lo analizan como si fuera ajeno a nuestra circunstancia, nuestra ubicación geográfica y a nuestra historia y competencia, nada más apartado de la realidad.

Antes que la cuestión judía se convirtiera en el caso judeo-palestino, ya la causa o cuestión judía estaba conectada y referenciada con los imperios y países hegemónicos y barbaros del orbe; primero por la diáspora y, luego por el sionismo, que apareció en la segunda mitad del siglo XIX. Fue a finales de ese mismo siglo, que el sionismo pretendió crear en Palestina un estado, si no totalmente judío, estaba dispuesto -el sionismo- tolerar una minoría árabe del 15%. Cuando el sionismo logró establecer en Palestina una célula en Palestina luego de la proclamación por Inglaterra de la Declaración Balfour se dio cuenta que para establecer su estado homogéneamente judío, debía desaparecer, mediante el exterminio o, el desplazamiento de la población árabe indígena, que era musulmana y cristiana en su mayoría

Es que el judaísmo se había hecho tan problemático y común para los imperios, ya que ellos, más como pueblo, que religión, estaban haciendo vida en todos los países, que ellos mismos, no consideraban su patria. Es esta circunstancia que el sionismo aprovecha para crecer, exacerbando un nacionalismo extraño porque era un nacionalismo sin patria, ya en este estatus, el sionismo apretó el paso para ubicar la diáspora judía en un sitio fijo, que cumpliera con las condiciones básicas de los pueblos conquistadores y que son, una ubicación territorial absolutamente propia, con su población judía con homogeneidad étnica y linguística. Sabemos, que ese objetivo, es el que siempre ha prelado en los pueblos imperiales, conquistadores y hegemónicos, el cual logran mediante el exterminio, el desplazamiento y el apartheid de las poblaciones originarios de los territorios que se quieren anexar.

Si analizamos la historia de nuestra América hispana, encontraremos que, cuando los españoles confundidos y perdidos en el atlántico toparon con nuestro mar caribe. La España, se acababa de liberar de la colonización árabe que había soportado durante casi ocho siglos, durante esa colonización convivieron en la península ibérica los pueblos cristianos, musulmanes y judíos en una completa armonía, es cuando los reyes de Castilla al terminar de echar a los moros de España, liquidaron la convivencia entre esos pueblos y, recomenzó la diáspora judía que vino inclusive hasta América o al Abya Yala como lo denominaban los pueblos indígenas. Es a partir de esa fecha, que el imperio español echó mano de las características aberrantes y destructivas de los pueblos conquistadores y hegemónicos, que no son otras, que apoderarse del territorio abya yalo y sus pertenencias e, implantar en ella su propia etnia de conquistador, cometiendo el exterminio el desplazamiento y el apartheid de las poblaciones indígenas.

Sabemos, que lo sucedido en Abya Yala fue una bárbara, cruenta conquista y colonización con todas las características de los pueblos hegemónicos. He aquí una situación, que relaciona a nuestros pueblos originarios, con el pueblo judío errante, los sefarditas que vinieron de España, seguramente desplazados para hacer con ello una limpieza étnica en la península ibérica, pero, que al consumarse la invasión, estos ciudadanos desplazados por razones étnicas adquirieron importancia para el imperio español, porque eran ciertamente ciudadanos españoles, aunque de otra etnia y, fueron entonces importantes como herramienta para completar la conquista, la ocupación y la posterior colonización.

Igualmente ocurrió con la ocupación y colonización territorial de la América del norte, aunque esa, no fue realmente una conquista y colonización inglesa en esas tierras, por la peculiar característica de los colonos ingleses, quienes, aunque también venían desplazados, se regaron por el territorio Costeño y, luego avanzaron hacia el oeste casi por cuenta propia, ocupando arbitrariamente los territorios y exterminando y desplazando poblaciones indígenas incluso poblaciones de colonos españoles y franceses como ocurrió con los territorio ubicados al sur de su ocupación original, pero sobre todo exterminaron a las poblaciones indígenas, reduciendo a los pocos sobrevivientes a reservas en lo que realmente significa un apartheid. Lo demás es harto conocido y, nuevamente ese pueblo que de ser una población pequeña desplazada de Inglaterra, se convirtió tal vez por herencia genética en una pequeña Inglaterra conquistadora depredadora, exterminadora, desplazadora y excluyente en los territorios donde fueron a recalar, demás está decirles que entre ellos vinieron también al norte del Abya Yala una gran cantidad de judíos errantes, en consecuencia este pueblo gringo o yanqui o americano como a ellos les gusta que los llamen, nació imperial, lo demás fue coser y cantar, usando los acostumbrados métodos que de alguna manera también con el tiempo, fueron hechos lugares y prácticas comunes de los depredadores.

Notarán ahora los lectores, que, con la aparición del sionismo este movimiento logra organizar la diáspora alrededor de la consigna de la tierra prometida y, con el apoyo de las naciones poderosas, les ubica en Palestina, pudo haber sido Argentina o Madagascar, pero al final fue Palestina. Es así, que, ellos han logrado un estatus geopolítico, que hoy los identifica y ubica como iguales en la característica de pueblo conquistador. Ahora con el apoyo del imperio gringo y acólitos, el sionismo aplica al pueblo palestino el exterminio y el desplazamiento y, les reserva para el futuro la condición de apartados o arrinconados a los pocos sobrevivientes de esa etnia, por ello es pertinente parar ese genocidio israelí sionista quitándole el apoyo político y económico para que no se sientan dueños de la impunidad y la patente de asesinar porque les da la gana, no hay pueblos hegemónicos y, eso debemos demostrarlo con la irreverencia del comandante Chávez, ello también forma parte de su legado. Ciertamente el pueblo judío, necesita ser reconocido como tal y vivir en paz, pero debe hacerlo en el entendido que la raza humana es una sola y no es en base a la diferencia hegemónica étnico religiosa y dogmática que preconiza junto con los pueblos blancos, para hacerse con el derecho de ser mejores.

Ellos, -el pueblo judío- deben desenterrar ese objetivo de hacer desaparecer la población árabe indígena, y cambiarlo por el objetivo de vivir y convivir. Creemos que el pueblo árabe estaría dispuesto a compartir su tierra con el pueblo Israelí, la oposición de los árabes al sionismo, no es antisemitismo irracional, sino, por el contrario es la posibilidad real de ser exterminados y desplazados de la faz de la tierra. No se puede vivir con un vecino que quiere destruirte, como si fueras un animal y, mucho menos por razones religiosas y dogmáticas.

La historia mundial, no solo nos toca, porque hemos sido conquistados esclavizados colonizados y asesinados con todas las formas de genocidio, sino porque la hora de la justicia ha llegado para el pueblo del planeta y, nosotros siempre hemos tenido el valor de afrontar la lucha por la Justicia sin crear acreencias groseras y sin matar o depredar a nuestros hermanos.

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOCIALISTA Y SOBERANA!

¡CHÁVEZ VIVE!

¡LA PATRIA SIGUE!

¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1245 veces.



William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a196125.htmlCd0NV CAC = Y co = US