Trabajemos para el triunfo de nuestro candidato Nicolás Maduro

El artículo 5 de la CNRBV, expresa: "La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio (el voto) por los órganos que ejercen el Poder Público. Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos".

Resulta que el sufragio da sustento o base al ejercicio y legitimidad del poder en Venezuela. Por ello ahora estamos viendo ésta burda campaña electoral bufa de parte de la oposición. Que va dirigida a la mente del elector con el fin de crearle un estado de caos tal, que que consiga dañar la buena percepción que tiene el pueblo del Gobierno.

Está campaña del imperio está dirigida a la supuesta debilidad mental nuestra. Pero en contrario a esa falsa creencia, nosotros debemos oponer un gran poder mental para no caer en esa trampa que quiere cambiar nuestra intención electoral.

El imperio y sus socios han demostrado un alto nivel de estupidez en su afán de destruir la RBV, eso se hace evidente con el hecho de, que a pesar de su inmenso poder destructivo en casi todo tema, no han podido destruirnos

Y ahora parece que han aceptado, que han sido engañados por las burdas plañideras de la oposición criolla, las cuales los han convencido con mentiras para lograr su apoyo.

Ello explica, el fracaso en todo lo que han intentado para destruir la Revolución bolivariana de Venezuela.

No obstante, el imperio sigue creyendo que el pueblo venezolano es tonto y éste, se deja engañar por la parafernalia de la moda y es proclive a creer y asumir cualquier inducción para hacerle actuar como títere, marioneta, para lograr tener el poder en Venezuela, tal como son sus planes.

Por eso están aplicando su plan para asaltar el poder, el cual consiste en hacer implotar el Gobierno de Maduro, usando la inducida deficiencia en los servicios básicos, carencias y todas las fallas provocadas por ellos con sus ilegales sanciones conocidas.

Por esa via quieren inducir un voto castigo contra el Presidente Maduro.

Además, desarrollando una torpe campaña caza bobo, desean empujar al pueblo a votar por el "inmundo" y así controlar el poder.

Aquí viene el nefasto sueño del imperio para acabar con Venezuela y su pueblo (sin exponer su historica característica de pirata). Ya que en el supuesto negado este títere "inmundo" sea el jefe del Estado nacional y comandante en jefe de la Fuerza Armada; Todo ese poder, absolutamente será de los Estados Unidos, y de esa manera se "Echarán al buche a toda Venezuela en caldo de ñame", como dice un dicho popular criollo.

De allí la urgencia de llamar la atención, hacia los bufos discursos guabinosos de algunos candidatos y jefes políticos de la oposición quienes ahora se muestran como "humanos y nobles amantes" del gran pueblo, luego que actuaron como crueles matones, esbirros guarimberos, violadores de los derechos humanos, terroristas, viles golpistas, destructores de la legítima institucionalidad.

Incluso han incurrido en el delito de lesa Patria. Algunos luego de llamar a la abstencion, hoy dicen lo contrario, o sea, se están mimetizando, para caotizar la mente del pueblo.

Tambié acuñan términos que incitan a actuar en contra de la norma, frases que al hacerlos comunes por fuerza del uso, fungen como ordenes operativas para iniciar conspiraciones. Tal como, cuando hicieron explotar unos tanques de gas en el CRP en punto fijo, en 24/8/2012, cuando unos dias antes de ese hecho terrorista; un comunicador y encuestador cercano a la revolución se le ocurrió opinar: que la oposición con Enrique Capriles como candidato, podria ganar las elecciones si ocurriese un

hecho catastrófico en el país; a mí me pareció en esa oportunidad, que esa declaración funcionó como una contraseña para operar un acto catastrófico, no obstante la oposición no ganó, pero ahi esta la experiencia, para no incurrir en errores.

Ahora otra opinión se apodera de las redes, medios y la voz popular, el cual es el "voto neurotico" que está sito en la negada esperanza de la oposición, que sea asumido por el pueblo, como un voto castigo contra el Gobierno del Presidente Maduro, por el descontento de la gente por las continuas fallas en los servicios y otras faltas y penurias supuestamente producidas por el Gobierno de Maduro.

Es necesario evitar caer en esa trampa del burdo "voto neurótico contra Maduro". Porque es nulo, falso, es un constructo del imperio para inducir al pueblo a un grave suicidio masivo, porque la oposición, no tiene ningún interés en favorecer al pueblo, simplemente desea satisfacer el apetito voraz por nuestros haberes, de su amo el imperio.

No se debe olvidar que el pueblo podría volver a caer en la trampa del 2015 al cambiar la percepción del Presidente Maduro, la cual tenía el pueblo.

Ésta vez el imperio hace esfuerzos para aprovechar el descontento por las continuas fallas en los servicios.

Para ello exacerba el descontento popular y lo convierte en una especie de muletilla, que, sí la dejamos prosperar, podría crearnos un Milei criollo, el cual ya está por ahí, en las piernas de su alter ego (ventrilocuo) innombrable sayona mcm.

Es válido recordar que en 2015 perdimos la AN para acabar con una cola, como alegaban en su campaña; el resultado nefasto está a la vista.

Debemos orientar nuestra actitud hacia la conquista del elector evitando hacer el juego a su campaña. Dedicándonos al principal objetivo, ganar la elección. Ello lo podemos lograr con un accionar más proactivo orientando todas las tareas hacia la magna implicacion del pueblo en procurar la satisfacción de sus propios intereses.

Esos grandes intereses ya los conocemos, y si unos no los conocen, hagamos de eso una tarea a cumplir.

¡Actuemos en consecuencia!!!

William Castillo Pérez

Barquisimeto, Mayo 2024



Esta nota ha sido leída aproximadamente 978 veces.



William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor