Los amigos de mis enemigos son mis enemigos

 “El problema con los altos mandos militares y políticos de los EEUU en sus líneas de mando y decisión es la cantidad de problemas sicológicos y perturbaciones emocionales que padecen y su dependencia de fármacos y de drogas narcóticas, lo cual los mantiene en estado permanente de perturbación emocional y volitiva. De ahí a cometer cualquier acto que desencadene el desastre hay solo un paso. Por ello es bueno saberlo y estar alerta. Este comportamiento y estado emocional lleva a una distorsión constante de la realidad sin dar cabida a la racionalidad de quien debe decidir y dirigir”.

 Las graves perturbaciones y enajenación mental de las tropas y de quienes los dirigen se pone en evidencia en las matanzas, violaciones y exterminio de los pueblos y países que han sido invadidos por los EEUU y sus aliados de la OTAN, que son intocables por los acuerdos que los gobiernos arrodillados y los traidores suscriben con el gobierno Norteamericano para que ninguno de sus funcionarios, cometan el acto mas perverso, puedan ser enjuiciados por las leyes del país agredido, los asesinos tienen patente de corso para hacer lo que les venga en gana con los habitantes y los países invadidos.

   La violencia, los saqueos, el robo y pillaje, las violaciones, las rapiñas, el incremento del consumo de drogas, las perversidades más abyectas son sinónimo de tropas yanquis y sus aliados de la OTAN, a donde quiera que llegan arrastran consigo el modelo y el chips de matones y asesinos con que el Imperio y sus aliados entrenan a esos seres humanos convirtiéndolos en piltrafas humanas incapaces de tener luego una vida normal; son acallados los crímenes y la violencia familiar cuando estos sujetos retornan a sus hogares, lo que hace la vida familiar imposible en una nación que ha perdido sus valores de vida, sumergida en la crisis económica mientras que algunos ven como natural tener su propia siembra de Súper marihuana en el patio de su casa.   

   Y es este país cuyos tentáculos ocuparon a la “hermana república” de Colombia, desde la época colonial, la oligarquía Colombiana desde siempre se presto a la conspiración en contra del pueblo, vendió a su patria por un puñado de dólares inorgánicos, por hegemonía, por poder y ambición, ya Colombia no es Colombia, asumiendo el modelo y las miserias de los EEUU, la Oligarquía Colombiana que se empeña en engañar y hacerle creer al mundo que “el peligro es que te quieras quedar”…pero muerto seguramente, penetrada hasta los huesos por las bases militares yanquis, los mercenarios y agentes encubiertos del Mosad Israelí, el servicio secreto Ingles y La CIA.  

  Tal afinidad entre gobiernos ha servido para que, Colombia y los EEUU, tan parecidos los unos con los otros, compartan los dineros que el negocio del narcotráfico deja, suculentas ganancias convertidas en billeticos verdes que han permitido el financiamiento de las guerras y conspiraciones y la compra de armamento y mercenarios en todas partes del mundo, el dinero producto del veneno que esclaviza a los pueblos esta siendo usado y desde hace mucho tiempo por el país que se ha convertido en el mayor consumidor de estupefacientes del mundo,: Los EEUU de Norteamérica y de allí infiltran a los pueblos de “sus aliados” los Europeos.

   Si agregamos los “negocios” de la familia, en donde la oligarquía  colombiana, con sus conexiones con la parapolitica, la violencia, y todos las miseria humanas que de este “negocio” se derivan: trata de blancas, prostitución, esclavitud, sicariato etc. etc. tenemos un panorama real en lo que se ha convertido el país de Colombia, donde Gaitan fue su única oportunidad de redimirse, por eso fue eliminado por la oligarquía Colombiana y la CIA.

 Y es desde ese país, que se presto para ser punta de lanza junto a Chile en un pacto secreto con los EEUU de Norteamérica para arrasar con nuestros pueblos, para acabar con el pueblo de La República Bolivariana de Venezuela y la revolución Bolivariana, ultima y única esperanza de la humanidad de sobrevivir, por lo que harán hasta lo imposible para cumplir con la orden Imperial.

   Los amigos de mis enemigos son mis enemigos, dice el proverbio, mientras el pueblo Colombiano no fusile a Santander, ni habrá paz en Colombia, ni cesaran los peligros inminentes que nos acechan, la oligarquía Colombiana, cuyas familias, de generación en generación, se alternan para repartirse el poder, preparada para asumir los cargos públicos y gubernamentales, se enriquece más con los dineros que La República Bolivariana de Venezuela invierte en acuerdos comerciales, por donde penetraran ahora los productos del Imperio, y lo más grave es que ni un céntimo de todo ese dinero llega al pueblo pobre y humilde de los millones de Colombianos que se están muriendo de hambre; dineros que también sirven para comprar las armas y los drones que se emplearan en contra nuestra.

   Esta es la realidad, el presidente Bolivariano al igual que el Libertador, ha sido engañado muchas veces, los buenos deseos de que algún día el sueño de la Gran Colombia se hiciera realidad, en esta época ya no es posible, quizás en algo se pueda reparar el haber subestimado al enemigo, el pueblo y la Revolución Bolivariana se encuentra en un inmenso y gran peligro que ha de ser exorcizado juntos, pueblo y gobierno, tomando las medidas correctas, antes de que sea demasiado tarde, allí están las pruebas, allí los comprometidos.

   La oligarquía Colombiana unida a la vernácula tiene atrás al Imperio y sus aliados, quienes no escatiman ni en dinero, ni en armas, con los asesores y mercenarios expertos en las conspiraciones y en el lenguaje fascista Goebbeliano a través de un  arma poderosa y moderna: los medios privados, a la cabeza convicta y confesa Globovisión, Venevisión y Directv por cuya señal satelital entran y salen los ataques de los enemigos declarados del pueblo y la Revolución Bolivariana, cómplices y participes del golpe de estado en donde murieron muchos camaradas y compañeros, y algunos inmolados, sacrificados por la falta de criterio y la pusilanimidad, son estos medios de los que se vale el Imperio y cuyos dueños son los oligarcas de siempre, ahora unidos.

 Confiamos en el Líder.

anazaicon@yahoo.com 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2868 veces.



Ana Bordas


Visite el perfil de Ana Bordas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ana Bordas

Ana Bordas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad