La conspiración avanza a través de las fronteras

Indudablemente que, la política llevada a cabo por La República Bolivariana de Venezuela de fronteras abiertas con el país de Colombia ha permitido la entrada libre y campante de los organismos del servicio secreto del Imperio, del Mossad y lo que es peor mercenarios y paramilitares que apoyan a la conspiración y a los procesos desestabilizadores que se esta gestando en nuestro país y por ende los planes separatistas en el estado Táchira y Zulia aupados por el Imperio y sus aliados, así como el narco trafico y todos los vicios que se generan de ello.

Lo cierto es que, innumerables veces y desde hace mucho tiempo, el pueblo Revolucionario Constructor y las redes de inteligencia social han denunciado muchas veces a través de medios impresos alternativos y por la radio, no solo del contrabando de gasolina y productos de Mercal, sino de la entrada de Paramilitares, el trafico de partes de armas dentro de la línea blanca para ser ensamblados en pequeñas fabricas en nuestro territorio, oficinas clandestinas del Departamento de Estado, del Mossad y de los paramilitares en el Estado Zulia, Aragua y Táchira, la entrada de mercenarios con el camuflaje de venir a visitar a sus familias en el pasado Diciembre, la doble cedulación que les permite entrar y salir frente a nuestros ojos, las redes de espionaje cuyos receptores funcionan tras las fronteras del Estado Táchira y Zulia, etc., por lo que solo en armas, han entrado muchas más de las que el gobierno sospecha, y solo por la situación de las lluvias de Diciembre los planes montados por la conspiración no se llevaron a cabo, y las armas que en su mayoría se encontraban en los Valles del Tuy fueron cambiadas de lugar, pero eso no quiere decir que la conspiración no continué, inclusive los planes denunciados incluían atentados en contra de algunos funcionarios importantes del gobierno y sus familiares, para producir una situación de terror y “revuelta civil” que seria el detonante necesario para que los conspiradores y quienes los apoyan tuvieran la excusa para una intervención humanitaria al estilo Libia.

Y volvemos a insistir de la poca o ninguna importancia que se le dan a las ideas del pueblo, sus denuncias en contadas oportunidades, no sirven sino para que se desespere tratando de que se le escuche, y no son tomadas en cuenta o se las toman de inventos o de profetas del desastre por los que tendrían que entender que a pesar de lo que se pueda pensar “cuando el río suena es que piedras trae” y si no a las pruebas nos remitimos, no queremos redundar en aquello de los múltiples y graves errores cometidos, que nada podemos hacer sobre ello, sino a los efectos que han sido y son el resultado de decisiones pasadas y que en este momento lleno de peligros para los pueblos libres y sobre todo para los que estamos tratando de construir el socialismo del siglo XXI estamos padeciendo; no se puede desestimar ninguna denuncia, ninguna voz de alerta, miren a donde nos ha traído el rió de la buena fe, la debilidad y el sentimentalismo del que se han aprovechado los gobiernos de turno del país de Colombia que es el Imperio y sus aliados, ¿o es que nos olvidamos de las siete bases, de la cuarta flota, del Mossad etc.,? y aquí que a nadie le quepa la menor duda, que estos planes del Imperio han sido para ganar terreno y para infiltrarnos cuando era tan sencillo hacer lo correcto en resguardo del pueblo de la República Bolivariana de Venezuela.

Nadie cuestiona el Liderazgo del Comandante Presidente, eso esta fuera de toda discusión, y mucho menos decirle a este o aquel lo que tiene que hacer, cada uno con sus competencias y sus responsabilidades, detrás del Líder esta el pueblo que quiere que sus luchas y sus esfuerzos, lo que hemos construido desde la sangre de nuestros Libertadores, a la de los mártires del puente Llaguno, la Revolución Bolivariana que bastante desvelos ha costado y que ha tenido todo a su favor, hasta el dinero y los recursos energéticos necesarios para ayudarse y ayudar a otros, no se pierda, que no tengamos que decir que “hemos arado en el mar”, mientras damos la vida aplastados por el Imperio y sus aliados endógenos, que no sea por la ceguera y la terquedad de querer ver solo lo que se quiere ver, y aquí insistimos, al pueblo Revolucionario constructor debe informársele de todo lo que este aconteciendo que ponga en peligro la sobrevivencia de la Revolución y por ende de La República Bolivariana de Venezuela, no es tiempo ya de tomar las cosas a la ligera como hasta ahora se ha hecho, este es el año más peligroso para nuestros pueblos porque es el último del auge del sistema capitalista y por ende del Imperio y sus aliados, solo basta con mirar y analizar los acontecimientos para entenderlo así, los pueblos capitalistas y sus gobiernos presionan para sobrevivir y el imperio lanza coletazos moribundos infinitamente más peligrosos que en años anteriores, el gobierno de La República Bolivariana de Venezuela debe hacer lo que tenga que hacer para blindar todas las puertas de La Revolución por donde entran los vicios y la conspiración que se ha infiltrado para dar al traste con el pueblo revolucionario y sus construcciones, pero también por donde se escapa la energía, los alimentos, la salud, la vida y sobrevivencia de esta Revolución, y que repercuten en los aumentos indiscriminados de alimentos, medicinas, vestido, calzado, etc., se precisa con urgencia una decisión llena de coraje que es de necesidad para enmendar en algo los errores cometidos. Es un deber de conciencia y de fatalidad.

Confiamos en el Líder.

anazaicon@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2795 veces.



Ana Bordas


Visite el perfil de Ana Bordas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ana Bordas

Ana Bordas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad