Londres se chavetiza

Campaña contra Chávez revive computadoras de Raúl Reyes

Este martes 10 de mayo declaraciones de un analista británico, un tal James Lockhart, del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos de Londres, quien daba declaraciones sobre un informe publicado por esa institución, que refiere los supuestos vínculos entre miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Farc, con los gobiernos de Venezuela y Ecuador.

Este dossier de las Farc, de inspiración inglesa, sale de los supuestos archivos secretos del ex líder guerrillero colombiano Raúl Reyes, quien fuera asesinado el 1 de marzo del 2008, luego que la fuerza aérea colombiana bombardeara su campamento, en ese momento acampando en una región fronteriza ubicaba en Ecuador.

En el informe, entre muchas cosas, se dice que el gobierno del presidente Hugo Chávez dio apoyó a la guerrilla colombiana por razones 'política de Estado' y que en aquellos años había ofrecido dinero, unos 300 millones de dólares a la guerrilla. Una acusación nada nueva ni comprobable.

También relacionan al Presidente de Ecuador, Rafael Correa, de quien dicen, entre otras, recibió dinero de las Farc para su campaña presidencial. Algo que han dicho en el pasado.

El instituto internacional de estudios estratégicos de Londres realizó este trabajo, según dicen, a petición del entonces presidente colombiano Álvaro Uribe Velez- y luego de tres años de análisis de los archivos de las computadoras incautadas a Reyes ahora hacen publico el estudio de unas 240 páginas, el que se convertirá en un libro.

Hablan de la relación Chávez-Farc, en la cual dicen “hubo períodos de ruptura entre el gobierno de Venezuela y el grupo guerrillero, pero a la vez refieren que tienen evidencia de una orden que dio Chávez para que se suspendiera el contacto con ellos”, es decir con las Farc.

En el caso de Ecuador, si bien los correos muestran que las Farc mantuvieron amplios contactos con miembros del gobierno del presidente Correa, de acuerdo al estudio, “esos contactos nunca se tradujeron en políticas favorables hacia las Farc”.

Esta información, al estilo, Wikileaks, se hace a destiempo y sin pruebas de las afirmaciones que acusan la atención pública.

El Instituto Internacional de Estudios Estratégicos de Londres es una ONG, fundado en 1958 en Londres se declara independiente, sin afiliaciones o alianzas a gobiernos u otras organizaciones políticas, pero como contradicción, con estas acusaciones sin fundamento contra gobiernos de Venezuela y Ecuador y sus mandatarios no muestran en absoluto su supuesta rectitud académica e independencia. Tiene tanta noticia refrita como contradicciones.

Pero ¿cómo opera esta institución?. Se dice que su presupuesto en el 2008 fue de aproximadamente 12 millones de dólares, provenientes de una amplia cantidad de entes y fundaciones internacionales que financian sus estudios y programas.

Su analista, dio este martes una entrevista a la BBC de Londres, el joven ingles Jame Luckhar, quien declara como si estuviera dando el bombazo del siglo.

En mi opinión esta gente y sus cómplices lanzan al ruedo un muerto que ni a los colombianos le interesa resucitar, pero no por no querer valorar dicho informe, sino por su simpleza, contradicciones, inexactitudes, invalidez en muchos datos y sobre todo, por la falta de pruebas. Además es un informe que ya los organismos judiciales, tanto de Colombia como la misma Interpol, han desestimado.

El informe dice que el presidente Chávez prometió "300 millones de dólares" en 2007 a las fuerzas armadas revolucionarias de Colombia (Farc), a las que brindó apoyo político y acceso territorial, pero que ese dinero nunca llegó.

Dicen que un funcionario venezolano pidió a las Farc asesinar a un opositor, a López Sisco, pero que seguramente Chávez no lo sabía porque el emisario decía actuar por cuenta propia.

Dicen y dicen… y así muchas aseveraciones se avalan con suposiciones. En concreto el estudio no tiene pruebas de vínculos directos del presidente venezolano con las Farc y menos que hubiese ordenado algún pedido especial al grupo guerrillero colombiano, dicen.

Pero los que sí están claros son los acusados. Y en este sentido, la embajada de Venezuela en Londres emitió un comunicado con unas cuantas verdades.

Cuestionó la calidad del informe, calificándolo de un ser “un dossier sospechoso”.

Considera que el informe “podría convertirse en parte de una herramienta de propaganda agresiva contra Venezuela con el propósito de socavar el progreso de la región, precisamente cuando las relaciones entre Caracas y Bogotá han alcanzado un nivel de cooperación estable y de diálogo amistoso”.

Esta aseveración la confirma la canciller colombiana, Marían Angela Olguin quien dio en el clavo cuando dijo, al ser interpelada por la prensa, "aspiro a que este informe no traiga un ruido que de alguna manera nos dañe el camino por donde vamos… yo creo que esta nueva relación, este nuevo acercamiento que hemos tenido con Venezuela, igual con Ecuador, hace que tengamos que pasar la página y mirar hacia delante".

La embajada venezolana en Londres concluye: "el informe pudiera formar parte de una operación de propaganda agresiva en contra de Venezuela, cuyo propósito no es otro que el de estropear los procesos positivos que ha venido experimentando la región, y en particular extraña sobremanera que este informe se produzca justo en el momento cuando las relaciones entre Venezuela y Colombia han alcanzado un nivel de estable cooperación y dialogo amistoso".

En conclusión este informe, llamado “los archivos de las Farc: Venezuela, Ecuador y el archivo secreto de Raúl Reyes” presenta inexactitudes básicas por estar sustentado en “pruebas” que han sido desestimadas por la propia justicia colombiana. La Corte Suprema de Colombia ha rechazado las “evidencias” procedentes de los equipos (de Reyes) al considerarlas como un recurso inadmisible en el proceso contra los políticos colombianos”,

Pero como este instituto londines obviamente quiere renombre y dinero, proyecta publicar el informe como un libro, que según sus creadores “será explosivo”.

Creo, más allá del efectismo que quiso provocar las declaraciones del analista inglés y que sí, efectivamente, inyecta veneno, en especial en personas radicales tanto de Venezuela como de Colombia, en aquellos que se creen de inmediato las noticias basura, sin buscar otros ángulos de la información, por el contrario, estas declaraciones a destiempo, además de buscar atención al lanzamiento de un libro, no obtuvo el efecto esperado. No tuvo la resonancia que buscaba, que obviamente es, entre otros fines oscuros, crear cizaña entre los gobiernos de Venezuela y Colombia.

Lo que sí queda claro es que buscan pulsar el botón de la mediática internacional contra el presidente Chávez, en el marco de la pre campaña presidencial para el 2012.

Este es el alerta, que ya se calientan los motores, pero no en casa sino en el extranjero, para atacar la candidatura de Chávez, tarea que ahorita afinan incluso diputados opositores en el extranjero y otros personajes.

El objetivo es difamar el gobierno venezolano y en especial al presidente Hugo Chávez, para empañar su imagen y entre otras también reflotar con dinerillo de afuera a algún candidato opositor, de esos que aun duermen en los laureles de la ¿Mesa de la Unidad?.

leonjudi@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2527 veces.



Yudith León

Periodista e internacionalista.

 Leonjudith@gmail.com

Visite el perfil de Judith León para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a123123.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO