Lo que no debemos hacer, ni dejar que hagan

A pocos días de la reunión de la V Internacional Socialista una importante agrupación de las fuerzas de la izquierda mundial, aquí en Caracas, en el ejemplo que Caracas dio, cuantas estrategias comunicacionales realiza la oposición para que se olviden los ejemplos del mes de abril y cada año se suma otro, en las tareas inmediatas de la IV internacional del 1979 estaban:

“Que los sindicatos tomen la iniciativa en todas las cuestiones sociales. Si los sindicatos han de transformarse en instrumentos combativos de la lucha de clases, deben romper el estrecho marco que los limita a ocuparse solo del interés económico de sus propios miembros. Deben solidarizarse y vincular sus luchas con las de los campesinos y las minorías nacionales oprimidas, de las mujeres, dé los desempleados y las masas urbanas pauperizada. Esta política también incrementara la fuerza de los sindicatos”

“El enraizamiento en la clase obrera. Para conquistar una influencia decisiva entre los obreros y las masas explotadas y oprimidas, y para conducirlos a la victoria sobre la clase dominante, se requiere de un partido que no sólo sea proletario en su programa, sino también en su composición”

Tomado de Sobre América Latina resolución del secretariado unificado de la IV internacional

Cuántos ejemplos está dando la masa laboral venezolana parte características de un proceso revolucionario socialista, las luchas de portones, las luchas en otras áreas y la lucha interna la más importante la interna, contra los valores del economicismo y el burocratismo, que se comió la agenda y acción sindical, la minimizo dejando a un lado la verdadera sustancia proteica de formación y conciencia del empoderamiento o de lo que decía Gramsci la conquista de sí mismo, hablar de la participación de las y los trabajadores en un proceso revolucionario trae muchos bemoles incluso en instituciones que son de vanguardia dentro del proceso, existe un síntoma de participación condicionada cuando ésta se presenta a las alturas métricas de un gobierno socialista y es un tema importante para abordar en la V Internacional.

Podemos decir que la misma complejidad de la transición genera resistencia.

Consejos de trabajadores

Los consejos de trabajadores son un instrumento orgánico de control, contraloría y máxima expresión del pluralismo dentro de una política, el trabajador que debate, que aporta más allá de un esfuerzo mecanizado, que conoce los movimientos e intereses, se compromete más en los logros de la misión institucional. Son muchos los ejemplos de gestión obrera en empresas ocupadas, pero es necesario que las instituciones del estado comiencen a impulsar un nuevo tratamiento de acción participativa de gestión socialista para atenazar con mayor solidez la democracia participativa y protagónica, no solo se deben tomar en cuentas las empresas ocupadas.

Los consejos de trabajadores no pueden ni deben ser condicionados, en ellos deben discutirse políticas, proyectos y planificar, poniendo la estructura humana en primer lugar y el desarrollo humano como vía al logro de objetivos.

Los círculos de estudio, las mesas de trabajos y las asambleas, continuamente fortalecen los vínculos de comunicación necesarios.

Participación condicionada

Grave daño a este proceso la puesta en práctica de una participación condicionada en áreas de manejo administrativo (cuando debe regirnos la transparencia administrativa), allí debemos derrotar las practicas capitalistas, y cual cristal, debe haber una estrecha comunicación de uso y desuso de los recursos del país en manos de una gerencia de los recursos y esfuerzos de las y los trabajadores. Parte de la contraloría social en los centros de trabajos para que sea efectiva debe signarla una voluntad organizacional. En el plano administrativo se hace más resistencia al intercambio de saberse, a la contraloría social con marco legal, en nuestra constitución son los consejos comunales de trabajadores, de estudiante y cualquier forma de organización garantes de vencer las practicas intrincadas de la administración pública y privada.

La fragmentación de los esfuerzos.

La falta de comunicación entre directivos y trabajadores cuando las y los trabajadores reclaman sus derechos de participación en un socialismo en construcción, derechos que a diferencia de lo que se entiende en un proceso capitalista es distinto, van mucho más allá de simples reindivicaciones, en una de las empresas ocupadas me manifestó un trabajador que tenía 14 años trabajando en ella y era la primera vez que le regalaban un kilo de café para llevar a su casa y eso que se producían miles a diarios. Otras jamás pudieron sentarse en una mesa del comedor porque de los talleres las condiciones laborales no les importan, otros jamás siguieron sus estudios incluso trabajando en casas de estudios, La venta de cupos de empleo, el chapeo que levanta al vampiro insaciable de utilizar el poder para dominar al ya explotado, son tantas condiciones heredas con cuerpos y hábitos que todavía reinan en nuestra Revolución. Son muchas las culturas laborales que han enfrentado y estamos derrotando esta revolución con sus trabajadoras y trabajadores.

El socialismo busca construir otra atmósfera de cultura laboral, de respeto, de humanismo, de conocimiento, de desarrollo humano, es por eso que no debemos desfallecer ante la desviación o participación condicionada de las y los trabajadores, debemos luchar y construir la atmósfera de un proceso vibrante de acompañamiento entre el trabajo y el crecimiento integral, discutir y empezar a implementar cual es el modelo de participación y representatividad en esta revolución y no seguir arrastrando por temor a equivocarnos viejas costumbres que solo decepcionan a militantes que en algún momento solicitan participar de acuerdo a lo que dicta la lógica socialista y su conciencia, y se consiguen con el amargo camino de ser catalogados incluso contrarrevolucionario, hace pocos días frente al reclamo de trabajadores y trabajadoras porque el dinero que les descontaron de sus sueldos y salarios no se encuentra reflejado en las cuentas de ley política habitacional por unos cuantos años, ni otros aportes que por ley no pueden ser utilizado para otra cosa, se les catalogó de escuálidos por la realización de una asamblea y la creación de mesas de trabajo para determinar el problema, estos camaradas no pueden comprar vivienda porque la institución no está solvente, es un grave daño sin discusión y por eso sucede y depende del grado de compromiso con este proceso y con el comandante Chávez lo que permitirán ir saneando y aceptar los grados de corresponsabilidad y los tipos de participación y el papel de un trabajador dentro de sus centros de trabajo, la tarea está servida en ella hay sacrificios pero como dice el viejo Agustín "todo sacrificio tiene su recompensa" no tiene caso precipitarnos, pero si apurar la carga, no desviemos ni traicionemos el papel que debemos jugar en la construcción de este socialismo.

Patria Socialismo O Muerte

Venceremos.

jvene001@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1728 veces.



Juan Evangelista Guerra


Visite el perfil de Juan Evangelista Guerra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Evangelista Guerra

Juan Evangelista Guerra

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a98318.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO