Elecciones del PSUV y 26-S...¿Por quién y para qué será ese voto?

El Presidente Chávez ante cada proceso electoral que se avecina y realiza ha sido claro y preciso: nuestro voto es afirmativo para consolidar y avanzar con la Revolución Bolivariana. Es verdad que somos millones que no deseamos un retroceso o algo que se le parezca. Mucho daño le hizo le hicieron al país los integrantes del Pacto de Punto Fijo, quienes apenas asumieron el poder traicionaron al pueblo incumpliendo y trayendo consigo la frustración. La alternabilidad adeco-copeyana se convirtió en engaño y puñalada al corazón de una Venezuela que al amanecer del 23 de enero del 58 pretendió abrir ventanas y puertas a una democracia realmente popular. ¡Que poco duró aquella alegría!

Aquel sueño se derrumbó de inmediato. Más pudo la entrega y la sumisión a los intereses imperiales que el respeto a un pueblo que una vez más fue fundamento del derrocamiento del tirano. Hoy sabemos que eso es historia que debemos tener presente, porque aún viven quienes la usufructuaron e insisten en volver la página. El germen de la traición, entrega y mediatización a las luchas populares y sus objetivos de reivindicación siguen vivo. Y como ustedes han podido ver, se sigue dando en el mismo seno o filas de quienes a los cuatro vientos se asumen protagonistas y artífices de este proceso, que indudablemente ha traído cambios sustanciales en la calidad de vida de nuestros compatriotas. De esto no se dude.

Ocurre que nuevamente estamos a las puertas de un proceso electoral de importancia extrema para el futuro del país y el llamado del Presidente a lograr el control de la Asamblea Nacional es vital. Esto no se discute. La pregunta clave en estos momentos es sobre el tipo de Asamblea y diputados que necesitan la Revolución. ¿Serán beneficiosos y necesarios aquellos que hoy se apuntan como resultado de las componendas y del ventajismo de gobernadores y alcaldes? ¿Qué hacer para que las elecciones internas del PSUV del venidero mayo arrojen resultados francos y los electos sean hombres y mujeres comprometidos en cuerpo y alma para defender, consolidar y avanzar la Revolución Bolivariana?

En muchas regiones, ante descontento con las candidaturas que se han presentado en elecciones anteriores el militante afirma haber votado por Chávez y la Revolución Bolivariana, lo cual es una posición madura y razonada. Ante esta decisión hay mucho que decir. No queremos que siga siendo de esa manera. Aspiramos un elector y aspirante compenetrados y sin un ápice de desconfianza. Aspiramos un elector revolucionario que se sienta orgulloso de su voto local y regional, lo cual exige compenetración y compromiso de quienes hoy son gobierno y quienes se postulan en las internas como futuros asambleísta. Espacio para dar la batalla por la Revolución, y no para reforzar el ego y el protagonismo mediático del cual parecen depender. Las 3-R siguen siendo un fantasma.


juan_azocar@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1982 veces.



Juan Azócar


Visite el perfil de Juan Azócar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas