Hasta el 2021...¿Cómo lograrlo?

Sin ánimos pragmáticos hemos venido insistiendo desde nuestra modesta opinión que es el mismo Presidente Chávez quien ha venido apuntando factores, variables o elementos que contribuyan a acelerar el proceso revolucionario en Venezuela. Porque quiérase o no, aquí se ha declarado una revolución y ello significa el ataque frontal a las viejas estructuras políticas, sociales, económicas y culturales. Ocurre que este domingo habla Chávez, exhorta a la reflexión e invita a prender y activar los motores. Ocurre también que muchos de los miles de seguidores que están en cargos oficiales en sus distintos niveles, este mismo domingo parecieran confesar sus pecados, hacerse el mea culpa y prometer no hacerlo más. Para saber lo que pasará no hace falta que amanezca.

El amanecerá y veremos es una práctica que todos los días, en algunas entidades, pareciera negar ex profeso aquellas insistentes 3-R que todos hubiesen querido que Chávez no las mencionara, y menos que de vez en cuando se las recuerde. Eso de revisar y rectificar es como dicen, duro de matar. Ni hablar del reimpulso cuando no se ha pensado en lo primero. Pareciera, y no lo tomen a chiste, que en la campaña de vacunación hay que incluir las 3-R, que sin lugar a dudas sería un repotenciador que les vendría al pelo a una infinidad de funcionarios que llevan el adeco en la sangre.

Transcurridos diez años de gobierno Bolivariano ya es tiempo que comencemos a ver y sentir un nuevo liderazgo. ¡Diez años hablando todos los días del Che Guevara y es poco o nada lo que se aprendido y asimilado de las lecciones de este digno y ejemplar revolucionario! ¿Por qué algunos siguen hablando y hablando del Che y Fidel, y practican todo lo contrario? El Che fue ejemplo de entrega hasta la muerte por la causa de la igualdad y la justicia que es el socialismo. Ejemplo de lucha frontal contra el burocratismo y la corrupción. Pudiera ser que de repente se elaboran otros conceptos, virtudes y valores del hombre nuevo…que no está a la vuelta de la esquina. De repente, también, hay quienes consideran que toda esa tradición y referencia revolucionara, y las mismas 3-R son cosas del pasado. Por lo visto, todo es posible cuando no se tiene claro el rumbo.

Si queremos Revolución Bolivariana para rato y Chávez hasta el 2021 hay que estar al lado del pueblo día y noche. Nada de engreimientos y pantallerismo. Cero burocratismo y cero corrupción. Reivindiquemos la humildad, la solidaridad y el amor por un pueblo que no perdona traiciones.

¡NO VOLVERÁN!

juan_azocar@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1364 veces.



Juan Azocar


Visite el perfil de Juan Azócar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: