La supervivenvia de las revoluciónes Bolivarianas de Venezuela y Ecuador requieren de la solidaridad internacionalista

En esta nueva y peligrosa etapa de agresión del imperialismo contra los gobiernos y movimientos progresistas de nuestra región, que se ha iniciado con el golpe en Honduras, se impone, como acción indispensable de supervivencia, la solidaridad internacionalista combatiente entre los pueblos revolucionarios, los gobiernos progresistas y los movimientos anti imperialistas.

La campaña ideada por el imperialismo para aislar a los movimientos anti imperialistas de los gobiernos progresistas, utilizando eficazmente la llamada guerra al “terrorismo”, que es el comodín que usa el imperialismo para descalificar, aislar y destruir a quienes se oponen a las políticas y acciones terroristas del imperialismo y sus lacayos, como el mafioso uribe y su régimen asesino y narco paramilitar, parece que HASTA AHORA ha tenido éxito.

Gobiernos progresistas y lideres bien intencionados se han dejado utilizar en esa supuesta “guerra al terrorismo”, que en la práctica simplemente es guerra contra los movimientos anti imperialistas.

Los verdaderos demócratas no apoyan el terrorismo, venga de donde venga, porque sus efectos son contraproducentes para la causa anti imperialista.

Los gobiernos imperialistas, en especial el gobierno USA y sus lacayos gobiernos cómplices, practican el terrorismo de estado, utilizando la fuerza del aparato estatal, legal y encubierto, para asesinar, desaparecer, perseguir, aterrorizar, desplazar, exiliar, encarcelar, silenciar, etc., a quienes se opongan a sus dictados hegemónicos, políticos, económicos y militares. ESOS SI SON LOS VERDADEROS TERRORISTAS.

Para guardar las apariencias de “democracia” esos gobiernos que practican el terrorismo de estado “permiten” que haya elecciones y una oposición política siempre y cuando no ponga en peligro el sistema capitalista imperante y sus privilegios, ejemplo por excelencia: Colombia.

Cuando aparece una oposición política que se plantee cambiar el sistema imperante para eliminar la injusticia, la desigualdad, la violencia, la corrupción, el latifundio improductivo, etc., de inmediato comienza la campaña de terror estatal, legal y encubierto, contra esa oposición consecuente y democrática.

Caso paradigmático de lo anterior es lo ocurrido con el partido político legal colombiano, Unión Patriótica, que surgió de un proceso de paz entre el gobierno y la insurgencia colombiana.

Dicho partido político legal fue casi totalmente exterminado, fueron asesinados 2 candidatos presidenciales y más de 5.000 dirigentes y militantes, civiles desarmados, y los que aun quedan están en grave peligro.

El modo criminal de operar del sistema capitalista imperante en Colombia ha obligado a los luchadores revolucionarios a utilizar todas las formas de lucha de masas, tanto legales electorales como político- armadas populares.

Ese modo de operar de los movimientos revolucionarios colombianos le ha sido impuesto por el capitalismo y su terrorismo de estado. Los movimientos revolucionarios colombianos quisieran poder realizar su proyecto político por la vía pacífica, legal.

Las FARC-EP siempre han estado dispuestas a negociaciones para posibles procesos de paz pero siempre han recibido el engaño y la perfidia del gobierno colombiano, por lo cual han pagado un alto precio político y militar.

Las declaraciones recientes del camarada Cano siguen demostrando la verdad de las intenciones de negociación política de las FARC-EP para buscar la paz con justicia social, lo cual también fue corroborado por el cardenal católico colombiano Castrillón.

A los dirigentes del sistema capitalista imperante en Colombia no les conviene que haya paz en su país, entre otras cosas, porque la guerra es un gran negocio para ellos, para quienes tienen el poder de decisión en la compra de armas, equipos bélicos, dotaciones militares, etc, porque los vendedores de estos artículos de muerte les pagan comisiones o mordidas por su compra, en especial al mafioso narcopresidente paramilitar uribe, quien es quien tiene la potestad de ordenador del gasto publico.

También política y económicamente a esos dirigentes colombianos les beneficia la guerra porque mediante el terror estatal consolidan, para sus huestes mafiosas, regiones enteras que no eran sumisas a sus intereses políticos y económicos. POR ESO URIBE, COMO SEA, A SANGRE Y FUEGO, POR COMPRA, POR FRAUDE, ETC., SE HARA REELEGIR DE NUEVO.

Las FARC-EP están vivas y combatiendo en todo el territorio del hermano país de Colombia. Toda la poderosa maquinaria de guerra del imperio estadounidense y su aliado israelí, aunada al inmenso pie de fuerza del mafioso régimen narco paramilitar colombiano, no han podido exterminar ni doblegar a este heroico movimiento de liberación nacional anti imperialista.

El régimen mafioso colombiano mediáticamente, virtualmente, las “ha acabado ”, con el deseo, porque en la realidad las FARC-EP siguen en su lucha por su pueblo, con combates casi diarios en todo el territorio colombiano, que es donde realizan operaciones militares, nunca en territorio de los países vecinos. Eventualmente establecen campamentos ocasionales en otros países para misiones humanitarias diplomáticas para liberación de prisioneros o posibles procesos de negociación.

El éxito de la supervivencia de las FARC-EP y su actual operar militar exitoso en todo Colombia, según se desprende del informe del ministerio de defensa de ese país, filtrado a los medios, sobre las bajas de las fuerzas armadas oficiales, que superan a las bajas de los Estados Unidos en 6 años de guerra en Irak, pese a las desiguales condiciones militares a que se enfrenta podría tener como causas, entre otras, las siguientes:

- la justeza de su lucha a favor del pueblo colombiano pobre que es la inmensa mayoría de la población

- el apoyo y la colaboración de la población

- el profundo respeto a la población civil

- el heroísmo de sus combatientes y colaboradores

- su destreza militar

- sus planes estratégicos y tácticos realistas y objetivos que tienen en cuenta sus fortalezas y sus debilidades y las fortalezas y debilidades de sus enemigos.

- el conocimiento milimétrico del terreno sobre el cual se va a operar militarmente

Dirigentes gubernamentales progresistas no colombianos, que no conocen a fondo la terrible realidad asesina colombiana del terrorismo de estado, emiten declaraciones acusando, sin razón, a la insurgencia colombiana de los problemas que se les presentan en sus propios países. VERDADERO ÉXITO DEL IMPERIALISMO AL UTILIZAR DIRIGENTES PROGRESISTAS CONTRA LOS MOVIMIENTOS ANTI IMPERIALISTAS ARMADOS.

En esta “hora de los hornos” la solidaridad internacionalista se impone sobre la mentira de la supuesta “guerra al terrorismo” que solo se aplica contra quienes se oponen radicalmente a las acciones terroristas del imperialismo, porque a los verdaderos terroristas que son pro imperialistas se les llama luchadores por la libertad y se les financia y protege.

Los gobiernos progresistas de nuestra región, en especial de los países vecinos de Colombia, deberían RECONOCER EL STATUS DE BELIGERANCIA A LA INSURGENCIA GUERRILLERA COLOMBIANA, EN ESPECIAL A LAS FARC-EP Y EL ELN, COMO MOVIMIENTOS DE LIBERACION NACIONAL ANTI IMPERIALISTAS.

Los movimientos de liberación nacional anti imperialista de Colombia pueden jugar un papel protagónico importante para entrabar y dificultar cualquier plan de agresión contra Venezuela y Ecuador que se lance desde Colombia. ESA SERIA SOLIDARIDAD INTERNACIONALISTA COMBATIENTE.

El pueblo unido, concientemente organizado y adecuadamente armado, ideológica, política y bélicamente, jamás será vencido.

fjanguloven@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1131 veces.



Francisco Javier Angulo


Visite el perfil de F. J. Angulo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: