“Del vicio pequeño burgués al vicio pequeño marxista”

Jornadas De Reflexión ¿Un Callejón Sin Salida?

Mas por las especulaciones de quienes solo han leído “opiniones” del análisis que “otros” han hecho sobre lo que trataron en las jornadas de reflexión: “Intelectuales, Democracia Y Socialismo: Callejones Sin Salida Y Caminos Por Recorrer”, que por lo que realmente expresaron los mas de 30 invitados, hombres y mujeres cuyo compromiso con el proceso revolucionario ha sido puesto a prueba en innumerables oportunidades, este importante evento se ha visto empañado por una odiosa diatriba que no contribuye en nada al engrandecimiento de la construcción del Socialismo en Venezuela.

Descalificar acusando de “contrarrevolucionarios” por que no se esta de acuerdo con algo de lo expresado en el evento a Vladimir Acosta, Luís Damiani, Luís Acuña, Iraida Vargas, Luís Briíto García, Santiago Arconada, Rigoberto Lanz, Miguel Ángel Pérez, Carmen Bohórquez, Víctor Álvarez, Eleazar Díaz Rangel, Luís Bonilla Molina, Roberto Hernández Montoya, Judith Valencia, Roland Denis, Fausto Fernández, Daniel Hernández, Edgardo Lander, Filinto Durán y Mario Sanoja. Javier Biardeau, José Luís Pacheco, Arístides Medina Rubio, Aram Aharoniam, Guillermo García Ponce, Miguel A. Contreras, Eva Golinger, Marta Harnecker, Gonzalo Gómez, Vladimir Blazo, Roberto López, Rubén Reinoso, Nieves Tamaroni, Rubén Alayón Montserrat, Elio Sayago, José Carlos Carcione, Rafael Gustavo González y Paulino Núñez, es a decir lo menos, de una arrogancia que raya en lo ridículo.

Si es cierto que pueden existir en ese colectivo algunas posiciones “pequeño burguesas”, no es menos ciertos que muchos de los “críticos destemplados” adolecen de una desviada conducta “pequeño marxista” que se traduce en intolerancia, fundamentalismo e infalibilidad egocéntrica absolutamente contrarrevolucionaria.

La ocasión nos invita y nos brinda una excelente oportunidad para un debate abierto, fresco, profundo y enriquecedor, que contribuya a la firme construcción del Socialismo del Siglo XXI.

Por supuesto que hay mucho que decir de las conclusiones del evento, que hay mucho que discutir y mucho con lo que cada quien desde su óptica no este de acuerdo con lo allí expresad. Por mi parte fijé mi opinión con respecto al tema del “Hiperliderazgo” de Chávez en mi opinión aparecida en “Aporrea” el día 14/06 articulo titulado: HIPERLIDERAZGO Y CONSTRUCCIÖN DEL PODER COMUNAL”

EL INSTRUMENTO POLÍTICO REVOLUCIONARIO

Ese es el nombre de unos de las mas controversiales puntos discutidos en la reunión de intelectuales y trata del papel del PSUV en el proceso.

Un análisis somero de los postulados como interrogante, a mi entender, deja vislumbrar un sesgo que desvirtúa el sentido de la discusión y a priori descalifica al PSUV como instrumento idóneo de la revolución (reitero, es mi opinión) o que otra cosa se puede inferir de: ¿En que se diferencia el PSUV de los partidos políticos tradicionales o de “viejo cuño”? o ¿Es conveniente que una persona pueda tomar desiciones al margen de la base o contra la voluntad de la misma?, mas, ¿Qué futuro tiene un partido donde las bases raramente tienen la oportunidad de expresarse?, ¿no debilita al propio partido que la dirección sea elegida al margen de las bases? ¿Y no es repetir un problema del socialismo del siglo XX confundir al partido con el Estado?



Este tipo de planteamiento para una discusión, construido en base a preguntas cerradas (lleva implícita la respuesta) de escaso rendimiento (no permiten la discusión sino alrededor de la respuesta implícita y se contestan con monosílabos) tienen la intencionalidad de direccionar el resultado de la discusión, que no podrá ser otro que el de la carga capciosa que la pregunta en si. Lo ideal sería que se elaboran preguntas abiertas de alto rendimiento (aquellas que abren el abanico a la discusión, obligan al análisis y se responden con argumentos racionalmente construidos y no con monosílabos)

: ¿En que se diferencia el PSUV de los partidos políticos tradicionales o de “viejo cuño”? aunque parece una pregunta no sesgada del todo, cuando se une a las otras expuesta se descubre la intencionalidad de la misma y si además la situamos en contextos similares al discutido hoy, veremos como para atacar a los partidos revolucionarios en diferentes épocas se utilizó la calificación de “partidos de viejo cuño”

¿Es conveniente que una persona pueda tomar desiciones al margen de la base o contra la voluntad de la misma?, “Monosílabo: NO”

¿Cuántas veces se han tomado en el PSUV desiciones al margen de la base o contra la voluntad de la misma? El PSUV para quienes no lo recuerdan eligió sus autoridades por la base (echo inédito en la historia política venezolana, elegimos delegados, voceros y comisionados en cada batallón y luego estos eligieron a las autoridades) Solo hubo una decisión por voluntad del fundador del partido Hugo Chávez, cuando propuso (con todo el derecho ganado en el campo de batalla) al General Muller a una vicepresidencia.

, ¿Qué futuro tiene un partido donde las bases raramente tienen la oportunidad de expresarse?, 2Monosílabo: NINGUNO2. Pero ese no es el caso del PSUV, que ha nacido al calor de la discusión, eligiendo por la base a sus autoridades y cuyo mayor pecado es el de no haber tenido tiempo de madurar sus discusiones, de afinar sus procesos internos, de establecer la disciplina y organización interna, o estar constantemente ocupado en garantizar la continuidad del proceso ganando cuanta elección se le plantee dentro de los esquemas de la democracia liberal burguesa.

¿No debilita al propio partido que la dirección sea elegida al margen de las bases? 2Monosílabo SI2. En el caso del PSUV fue elegida por la base en elecciones de segundo grado.

¿Y no es repetir un problema del socialismo del siglo XX confundir al partido con el Estado?

“Monosílabo: SI”, Solo que en el caso del PSUV el problema es totalmente lo contrario, el partido casi no tiene participación en las instancias del estado. aun clama por los comités de enlaces que se deben abrir entre las organizaciones de bases y los ministerios y otras instituciones del Estado de manera que el partido pueda canalizar las necesidades de los venezolanos en cada comunidad y darle respuesta inmediata a sus problemas. Para información de quien elaboró este cuestionario, el PSUV no puede organizar ni siquiera una jornada de PDVAL y hasta se le pidió que no interfiera en los Consejos Comunales, la mayoría de los militantes de base trabajan de corazón, muchos de ellos muriéndose de hambre por carecer de un empleo digno.

Mientras tanto se está perdiendo la gran oportunidad de dar respuesta a otros interrogantes verdaderamente trascendentes y que contribuyan a enaltecer las tesis del Socialismo Del Siglo XXI y hacer propuestas para contrarrestar la arremetida manipuladora de la canalla mediática.

¿Cuál es la “visión de la realidad” que debe guiar a la nueva comunicación en la sociedad revolucionaria? No solo la mediática, sino la interpersonal, la de la pareja, la de los padres con los hijos, con el entorno, con la naturaleza y hasta con los seres animales,

¿Cómo desmontar el discurso de odio de la dominación burguesa?

¿Cual debe ser la visión estética del arte y las manifestaciones culturales en el socialismo del Siglo XXI? Para “descontruir”, desmontar la cultura de la banalidad, de la frivolidad, del culto a la mediocridad del decadente mundo capitalista, que no derive en la cultura de la imposición, del uniforme, la “obligada” mono idea que paraliza el espíritu creador, establecida en el experimento del “socialismo real”

¿Como desmantelar el edulcorado “Golpe Suave” el “Efecto Georgia” y fortalecer la concierna del humanismo socialista en el pueblo venezolano?,

¡Solo El Pueblo Salva Al pueblo!
rafaelurdanet@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3180 veces.



Rafael S Urdaneta D


Visite el perfil de Rafael Urdaneta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad