Ser libres, lo demás no importa nada

Los acostumbrados estertores de la derecha fascista en Venezuela y el mundo, seguirán tratando de mantener su decadente discurso neoliberal y como bestia herida de muerte peleará a dentellada limpia para evitar los tiempos de cambios, que han roto todos los paradigmas y mitos con los cuales había logrado imponerse hasta hoy.

La oposición desde hace rato se ha quitado la careta y sus actuaciones han rayado en lo demencial a medida que pierde privilegios. Es así como fácilmente sin temor a herir sentimientos de algún atisbo democrático o imparcialidad mínima, los podemos meter a todos en un saco de gatos. Este curioso clan venezolano, que parecía adormecido entre los diversos estratos sociales de nuestra sociedad, ha salido desde los viejos cascarones vacíos dejados por partidos políticos de derecha en extinción, a raíz de la aparición del Presidente Hugo Chávez con el proyecto bolivariano y socialista del siglo XXI.

Este sector de la rancia derecha, nunca ha reconocido a este líder de izquierda como el legitimo presidente, por tanto, ni el nombre de República Bolivariana de Venezuela, ni las 8 estrellas en el tricolor patrio, ni el cambio en el escudo nacional, ni la existencia del cuadro de Simón Bolívar en Miraflores, ni el empoderamiento paulatino del pueblo pobre venezolano, como misión primordial del nuevo gobierno revolucionario y socialista.

Los compatriotas que estamos con este proceso de cambio, nos habíamos acostumbrado al ataque de los políticos de oposición y a sus mentores extranjeros de la ultra derecha mundial, instalados estratégicamente en parlamentos, organizaciones, foros, organismos internacionales, etc., que sirven de repetidores mediáticos para satanizar la izquierda histórica emergente en el contexto global y acabar con nuevas alternativas y modelos. Ahora bien, la batalla emprendida en esta nueva era, es de cuarta generación y los personajes involucrados increíblemente son: La prensa escrita, la Internet, la televisión y cuanta basura mediática impulsada y financiada por dueños de medios de comunicación, acompañados por una inmensa carga de palangrismo desbordado, que se ha ido agudizando al recuperarse espacios como el antiguo Ateneo de Caracas, ahora Universidad cultural , la expropiación de bienes y servicios de la Industria petrolera en manos de transnacionales, el lanzamiento de un satélite al espacio, la apertura y puesta en servicio del primer pozo gasifero Costa afuera, la recuperación de sitios de esparcimiento en el casco central de Caracas y otros estados, la recuperación de tierras ociosas, la creación de industrias y empresas socialistas y todo lo que les huela a independencia y soberanía.

Todo lo anteriormente expuesto, nos confirma la frase que titula este articulo, escuchada en el verbo inspirador del comandante: “SEAMOS LIBRES, LO DEMAS NO IMPORTA NADA”.


Patria, Socialismo o Muerte………Venceremos


eliasmar@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1843 veces.



Elías Martínez


Visite el perfil de Elías Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Elías Martínez

Elías Martínez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad