¿Son los intereses del PCV garantía de la revolución?

Qué otra cosa puede ser un partido político sino es una organización de personas con ideas políticas concertadas. Algunos del PCV (Partido Comunista de Venezuela) dicen que su partido es sobre todo ideas, y que se debe proteger y preservar al partido comunista, por sobre todas las cosas, como garantía futura de la revolución. Pero esta idea con la que se pretende justificar la actual dirección de ese partido es un absurdo, y demostraremos el por qué. Veamos.

Las ideas son de quienes militan en el PCV y no de un espectro figurado en sus siglas. Los marxistas somos materialistas, y es así, por la sencilla razón que, de no existir un solo militante en el PCV, lógicamente, no existiría ese partido, pero las ideas del marxismo nunca dejarían de existir. Por ejemplo, muchos de quienes nos definimos como marxistas y somos, a la vez, críticos de esta revolución, militamos en el PSUV y no en el PCV, eso significa que las ideas del marxismo viven con nosotros y dentro de la revolución, y no sólo se encuentran privatizadas como “propiedad intelectual de la organización PCV”. Si todos los genuinos marxistas del PCV, que reconocemos en varios militantes de esa organización, decidieran algún día ingresar al PSUV, las ideas del marxismo no morirían con disolverse ese partido, sino, por el contrario, entrarían en batalla con las ideas de la pequeña burguesía que anida dentro de la revolución y que pretende dominarla. De esas batallas de ideas; de la lucha de clases se crece el marxismo.

El marxismo llama a la "unidad y lucha de contrarios", y no al sectarismo y al parcelamiento del poder. Los comunistas estamos llamados a emprender la verdadera batalla de las ideas, pero dentro de la revolución. Nuestro mayor camarada, el Comandante Fidel Castro, nos los explica a cada momento. Fidel y la revolución cubana es ejemplo. No es tarea de los comunistas tomar gobernaciones y alcaldías para que estas sirvan al partido (PCV), o mejor dicho, a los intereses de la dirigencia del partido, sino para servir la revolución. Esta idea tampoco justifica que deban ser, precisamente, militantes comunistas los que deban tomar esas instituciones. Nuestra tarea es mayor, es transformar al Estado y no reformarlo. Por allí saldrán quienes nos dirán que "para poder transformar al Estado primero habrá que tomarlo", pues, para ellos, nuestra respuesta es mucho más sencilla: ya tenemos al Estado con el Comandante Chávez en el poder, y perdimos la oportunidad de transformarlo el 2D-2007.

Pedirles a la actual dirigencia del PCV que reconozcan el papel histórico del PCV de militar con la revolución es como diría el filósofo del Zulia "Pedirles peras al HORNO". La nostalgia por el pasado; por las siglas, los dogmas y el oportunismo no hacen revolución. Los eternos camaradas como Gustavo Machado, Jesús Farías, entre otros, harían lo mismo que han hecho mucho de sus mejores hijos, militar con la revolución y punto. ¿Qué marxista puede dudar de la calidad revolucionaria y liderazgo del Comandante? Definamos ¿Es la dirigencia del PCV, o es el Comandante Chávez y su pueblo garantía de la revolución?

basemtch@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2426 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad