Reforma o contra reforma Católica (Parte I)

Hace un tiempo escribí en esta prestigiosa pagina de consulta obligada Aporrea el siguiente artículo que usted puede acceder , en él emite una opinión de la enorme necesidad de que la revolución llegase al seno de la Iglesia Católica y no lo hice como católico porque me considero un cristiano liberal, carismático y de la teología de la liberación, aunque de formación protestante o como se le conoce normalmente Evangélico aunque no practicante desde hace un tiempo porque estoy haciendo revisiones de todo lo aprendido desde los 18 años.

Siempre el tema religioso ha sido de mi interés porque dediqué años al estudio de las distintas religiones, historia de la Iglesia, doctrinas, errores, logros, impactos y mucho más. Siempre me llama poderosamente la atención los cambios y reformas dentro de la Iglesia Cristiana sea católica o evangélica, de hecho dentro del mundo de estas corrientes religiosas especialmente la evangélica desde 1980 del siglo pasado se vienen dando importantes cambios, aunque no es tema para este artículo.

Invito a todos aquellos que tengan interés en este tema de Iglesia, sus cambios, impactos políticos y sociales, errores, etc, hacer una lectura, investigación, revisión de la historia de la Reforma Protestante impulsada por el Monje Martín Lucero en el siglo XVI (16), allí entenderemos la resistencia que la Iglesia Católica ha mostrado ante las reformas internas, de una resistencia que ha ido más allá de la excomunión sino también la aniquilación humana como sucedió con lo que denominaron LA SANTA INQUISICIÓN.

Pero hablemos en nuestro contexto nacional. Desde que Chávez y el Pueblo llegó al poder, aunque se está en proceso de llegar al gobierno, la alta Jerarquía en unión con los grupos poderosos y económicos se ha enfrentado con el proceso de cambios; siempre con el cuento del comunismo el cual lo presentan como el coco y lo malo para el país, bien golpeados debido al poder que han perdido gracias a la reforma constitucional de 1999 donde en sus articulados plantea al estado como seglar, es decir, no hay religión oficial cosa que las constituciones anteriores de la Cuarta República daban pleno reconocimiento al Catolicismo como religión mayoritaria, esto obligaba al Estado a su sustento, a privilegios, reconocimiento, influencia directa en el currículum escolar, posiciones y representación ante el Estado, convenios entre la nación y el vaticano, apoyo comunicacional y tanto.

Ante la nueva constitución ya esto no debe ser así, aunque la Iglesia Católica y esa estructura levantada en décadas en el país, no llegan aceptar de pleno la nueva realidad del país y como nunca antes hemos visto una politización del clero a los que Chávez muchas veces llamó “adecos y copeyanos con sotana” identificación que se popularizó en el pueblo. La posición política contraria al proceso ha sido evidente, especialmente en el golpe de Estado y el Paro petrolero como el año anterior donde curas, prelados y representantes de la Iglesia Católica le calentaban la oreja al Papá anterior y a este, llevando chismes, mal poniendo al Gobierno y al Estado, pero con pocos frutos porque Chávez sigue siendo el presidente, aún no ha sido excomulgado y la revolución sigue avanzando.

Cuando Martín Lucero se levantó, en el siglo XVI en la Alemania de entonces muy enfrentada a la Roma Papal, buscó la forma de llevar a cabo una reforma interna de su Iglesia, se opuso a la autoridad y corrupción papal, denunció la manipulación comercial de aquello que se llama “Indulgencias” una manera financiera “ofrendas” de sacarle dinero al Pueblo y al creyente para construir para entonces lo que es hoy la Basílica de San Pedro, esta mentira consistía en que con una ofenda cada persona sacaba del purgatorio a un familiar o amigo, mientras más dinero dabas más liberaba almas de ese lugar que hasta los momentos no tiene asidero bíblico.

Entre otras cosas Martín Lucero se opone a la salvación por obras sino por “Fe” como lo plantea la Biblia, lo enseñó Cristo y lo fundamentaron en sus cartas pastorales los apóstoles como Pablo, Pedro y Juan. El monopolio de la salvación estaba supeditada por la Jerarquía eclesiástica, en especial, el Papa a través de sus Bulas Papales que era tipo proclamas que luego se aceptaban como doctrinas, es lo que se conoce tradición de la Iglesia, no importa si éstas contradicen la misma autoridad Bíblica, esto explica por qué se alejó al Pueblo de la Biblia, solo tenía acceso a ella los clérigos, los príncipes, el Papá y una cúpula tenía plena autoridad para su interpretación, imagínese cómo se fue pervirtiendo la revelación dada por Dios por doctrinas netamente racionales y de índole humanista, entiéndase de interpretación solo humana.

Así el cristianismo paso al control estricto de jerarcas y se fue alejando al Pueblo de la libertad dada por Jesús donde la el concepto de Iglesia paso del ser como Pueblo al templo. El Pueblo fue atrapado por la oscuridad religiosa, la ignorancia siendo fácilmente manipulada, al no tener una lectura, estudio, análisis y revelación del Espíritu Santo de sus verdades, las tradiciones religiosas, temor y miedo sumergió a los creyentes en Cristo y sumisión al Papa.

Martín Lutero llevó la revelación “Escritural” lo escrito por los Apóstoles, al Pueblo, éste de alguna manera fue despertando; unos hacia Dios en libertad mientras otros hacia un sentimiento fanático que muchos manifestaron su indignación atacando templos, cosa que Lutero tuvo que enfrentar y orientar.

Para ello también Lutero escribió 95 Tesis (Postulados) y clavó en las puertas de la principal Catedral para que el pueblo conociera los puntos contrarios a lo establecido por la Iglesia Institucional. Posteriormente Lutero fue llamado a retractarse, pero él públicamente quemó las Bulas Papales, luego fue condenado como Hereje y “Excomulgado”, esto agravó más la crisis o el cisma cristiano y con el apoyo del Pueblo la Reforma Católica se extendió en toda Alemania alcanzando otros países, los sacerdotes y obispos fueron perdiendo tierras, poder e influencia en su gente, y tiempo después trajo luz en la nación a lo que hoy los historiadores llamaba “Oscurantismo”, es decir Europa estaba en oscuridad y atraso, de hecho cuando Lutero tradujo la Biblia del Latín al idioma Alemán se encontró con un analfabetismo profundo, aplicó su Misión Robinsón en aquella época. El cisma fue tan profundo que se puede identificar años después un cristianismo en 2 bloques universales: Cristianismo Católico por un lado y Cristianismo Protestante (Luterano, Evangelíco, Presbiteriano, Carismático, Protestantismo, B autista, etc.)


juliocesar1221@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7541 veces.



Julio César Colmenares

Comunicador alternativo.

 juliocesar1221@gmail.com

Visite el perfil de Julio César Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Colmenares

Julio César Colmenares

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a59942.htmlCd0NV CAC = Y co = US