La unidad pasa a ser un problema para los revolucionarios bolivarianos

Ante la amenaza del proceso revolucionario bolivariano venezolano, por parte del imperialismo y de la oligarquía criolla lacaya, la respuesta de nosotros los revolucionarios debe ser el fortalecimiento de la de la UNIDAD, ocurre que esta no se decreta, administrativamente y mucho menos se impone mediante poder alguno, sino que la misma se construye en el día a día, a través de la gestión de gobierno, del trabajo partidista y militante del colectivo revolucionario.

La UNIDAD de los revolucionarios venezolanos, no vive su mejor momento en la actual coyuntura, y si tomamos en consideración que atravesamos momentos en los cuales se agudiza la amenaza imperialista, con la activación de la IV Flota de la armada norteamericana en aguas caribeñas, cosa que no ocurría desde los tiempos de la guerra fría, con la injerencia yanqui en nuestro proceso electoral para elegir Alcaldes y Gobernadores, y de la intensa campaña mediática disociadora y perversa en contra del estado y el gobierno venezolano que tratan de involucrar a nuestro gobierno con el narcotráfico y el terrorismo, entonces la situación de la UNIDAD, pasa a ser un verdadero y serio problema, para quienes compartimos y luchamos para el establecimiento de una sociedad verdaderamente socialista, ante tal circunstancia debemos hacer un análisis profundo crítico y autocrítico, para identificar las causas, obstáculos y limitaciones que impiden el logro de tal objetivo.

En tal sentido nos proponemos señalar algunos aspectos, que ameritan ser abordados por la dirección política y por los propios militantes:

Consideramos como un error del PSUV, el querer copar la totalidad de la escena de cara a las elecciones de Alcaldes y Gobernadores,, cuando debieron abrir espacios correspondientes, para los aliados, en este caso el PPT, el PARTIDO COMUNISTA, y COLECTIVOS SOCIALES, que mas allá de aliados son parte constitutiva del propio proceso de construcción del socialismo venezolano, y no se trata de concesiones, sino de reconocimiento a la existencia y aporte de tales factores, repetimos, consideramos como un graso error, que el PSUV dispusiera de las 24 gobernaciones y de las 330 Alcaldías como si estuviéramos solos contra el mundo en este proceso revolucionario.

La realizaciones de las primarias fue un acierto, y una demostración palmaria de del carácter democrático y participativo de nuestro nóbel partido, pero dicho proceso debió ser complementado con un tratamiento justo a los sectores partidista y movimientos sociales distintos al PSUV, no menos revolucionarios que nosotros.

En lo interno del PSUV, vemos con preocupación la existencia de tendencias de sectores hegemónicos, que están capitalizando el diseño y la ejecución de la campaña electoral, lo cual se expresa en exclusión de quienes no se identifican con tales sectores, este hecho “per se”, se constituye como una dificultas en el proceso unitario, como por ejemplo como en el caso del Estado Aragua, con el candidato a Gobernador, Hay tiempo de corregir las distorsiones, ello depende de la voluntad política de quienes ocupan cargos de Dirección en las distintas estructuras del Partido, y por supuesto del colectivo militante, ya que debemos hacer valer nuestra condición de soberanos y depositarios del poder popular.

mcrespo48@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1481 veces.



Mariano Crespo

Universitario, socialista, bolivariano y humanista, partidario de la no concesión a la derecha golpista.

 mcrespo48@yahoo.es      @dialogoambiente

Visite el perfil de Mariano Crespo Colina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: