El PSUV de Mérida en encuentro de lucha con Ali Rodríguez Araque

Fueron muchos las y los compatriotas de todos los sectores que acudieron a la primera reunión con el Vicepresidente Alí Rodríguez en Mérida, en la casa del Pueblo, ubicada en Santa Juana del Municipio Libertador.

Una a una fueron llegando las personas, hombres y mujeres con la fe, la esperanza y la energía, a pesar de las frustraciones, en la mayoría de los casos, por la ineficiencia de las instituciones del gobierno nacional y por las faltas del gobierno estadal y los gobiernos municipales, que no han cubierto del todo las grandes expectativas y no respondieron a la confianza puesta en ellos.

Se acudió al llamado y se llenó el espacio en el medio de diversas motivaciones y con la mayor de todas que aun florece y nos une: la rápida y auténtica transformación integral del país por la felicidad social sin discriminación. A pesar de… asistimos al encuentro con el Vicepresidente del PSUV, pues aun existimos, soñamos y deseamos que Venezuela tenga un gobierno endógeno y una democracia participativa, de hecho y no más de palabra, donde se escuche y se gobierne con los sectores sociales, en relaciones horizontales y de interconstrucciòn integral política.

El sueño es pasar a ser un país de referencia y, con realidades concretas donde todos los hombres y mujeres cuenten con su empleo en las empresas sociales, de ciudades hermosas, ríos con aguas limpias y ambientes urbanos y naturales sanos y con urbanismos y viviendas sin diferencias de clases, niños y niñas con sonrisas alegres, bien alimentados y educados, disfrutando del parque libre de delincuencia, del teatro de títeres o del cine club de su comunidad.

Así podemos decirle al mundo que si es posible la transformación y realización de derechos humanos cuando el pueblo se libera y lucha. Es una transformación que se le debe a un pueblo valiente, hijos e hijas de Bolívar, que se resiste a vivir y multiplicar la opresión y negación de una sociedad capitalista inhumana, con su explotación de la fuerza de trabajo, la generación de pobreza para que crezca la riqueza de los pequeños grupos de poder y el desplazamiento de seres entes humanos, que construyen la historia haciendo el mundo, a entes cosas manipulados y serviles. Humanos obligados a ser objetos de la oferta y la demanda para poder sobrevivir, que es trabajar por una miseria, sin seguridad social y así lograr comer y vivir en espacios indignos, hasta de un animal.

Querido Vicepresidente, gracias por su presencia, por su dignidad, constancia y vida, de hombre revolucionario, dedicado a nuestra patria. Con usted multiplicamos nuestra fe y los sueños recordando sus palabras: “Los revolucionarios sabemos soñar y solo con los pies en la tierra los sueños se hacen realidad”

Es importante y no se puede olvidar la referencia sobre el renacer del sueño socialista en Venezuela, que con gran frescura de ser humano sincero, expreso Alì Rodríguez: “En el mundo renace el sueño socialista y ese renacer se inicia en Venezuela. Se habla de socialismo y no es el socialismo llamado por Fabricio Ojeda “la Legalidad Permitida” en la democracia Representativa. En Venezuela se habla de socialismo verdadero…en el medio de un sociedad donde aun estamos bajo el dominio del capitalismo y el imperio que anda promoviendo el derrame de sangre: Irak, Afganistán y aquí muy cerca un intento con el caso de Ecuador y Colombia.”

Es comprensible que soñar y hablar y hacer el socialismo en medio de la sociedad capitalista nos involucra en grandes problemas. El control del pensamiento y el comportamiento es el gran problema. La sociedad dominante considera que si no se controla el pensamiento se liberaran todos esos humanos, venezolanos y latinoamericanos, de la sociedad dominada, se comportarán como seres entes humanos libres de la cadena de la opresión, de la dominación, que toman decisiones, que son soberanos y se enfrentarán liberándose de la pobreza económica y cultural.

Es un problema que tiene la mayor importancia para el mundo dominante, de acuerdo con Alì Rodríguez que al respecto citó: “El gran problema es en el plano ideológico, que es la conquista de la mente para penetrar y dominar. Es el dominio de la mente para controlar el comportamiento y obligarnos a ser dominados y consumista. Esto a través del poder mediático.

Somos la preocupación de los poderosos, por cuanto despertamos y pasamos a ser referencia en el mundo y somos importantes. En correspondencia con nosotros debemos darnos esa gran importancia: No se aceptan imposiciones y se asume la soberanía, así como la riqueza que antes la manejaban los grupos nacionales y los internacionales. Les preocupa el gran ejemplo de la derrota de la empresa petrolera de capital transnacional.

Ellos dicen que Chávez y Venezuela son un mal ejemplo para la región. Nosotros estamos orgullosos de ser un mal ejemplo. Se devolvió la luz a los que vivían en la oscuridad. Hoy más venezolanos saben leer y entran a formar parte de la cultura constructiva del mundo que queremos. Reciben atención de la salud y vivienda más venezolanos y venezolanas. Estudian mas bachilleres y ahora se lucha para que todos entren a las universidades. Estas se aburguesaron y cerraron las puertas a los pobres.

Somos importantes para el imperio y este hará todo lo posible para frenar el proceso. La guerra es divide y vencerás y eso quiere el imperio. El imperio tiene su plan e invierte recursos para operar y ganar en Venezuela. Ellos quieren imponer la derrota.”

Después de muchos años de lucha armada y otras modalidades de lucha, la toma del poder político, gracias al movimiento generado para ganar las elecciones y el apoyo de una gran mayoría de ciudadanos y ciudadanas de todos los sectores, permitió la llegada del presidente Chàvez y con él se inicio el proceso de transformación en Venezuela que implica el compromiso con el socialismo.

En ese movimiento necesario para ganar entró todo ser humano. En el entraron los que aun no han logrado liberarse de la cultura dominante que los hace súbditos del dinero para consolidar el consumismo y la dependencia, los identificados con la cultura rentista petrolera, los que arrastran lo vicios de los viejos partidos y de la democracia representativa. Son realidades que no se pueden negar y que generan problemas al interior de la organización política y en las instituciones donde, lamentablemente laboran.

Son problemas que contribuyen a la falta de unión y estos deben ser superados con la formación política, para evitar la división que significa disminuir el movimiento, necesario para ganar las próximas elecciones de las Gobernaciones y Alcaldías. Al respecto Ali Rodríguez expone: “En ese movimiento se incorporó de todo, personas con la vieja cultura y por ello la presencia de los vicios de los viejos partidos de controlar, acumular, tener poder, manipular y disponer de un carnet para obtener beneficios y garantizar sus intereses. Ese es un problema, la falta de unión y eso no puede ser. Si hay corrupción debe haber sanción. Si hay denuncia debe ser demostrada para que sea sancionada…por el petróleo, en Venezuela vivimos un capitalismo rentista. ¿Se puede hablar de un Socialismo rentista? Si piden comodidades los miembros del PSUV se habla de un partido rentista y no un partido revolucionario. Transformar la sociedad es transformarnos nosotros mismos. Los errores humanos generan conflictos, estos traen decisiones que favorecen las divisiones y así gana el enemigo. Los errores humanos se pueden rectificar, por ello se debe dar otra oportunidad y no destruir. El que destruye no es revolucionario.

Lo favorable de los problemas y la falta de unión es que no son diferencias políticas, ideológicas y esas diferencias son más personales. La meta es la unidad. Es la mayor tarea para enfrentar y ganar. Recordemos a Bolívar. Leer a Bolívar es vivir el dolor de no lograr la unidad. Son cartas decepcionantes. La división es un problema y la unidad es difícil. No se puede dividir ¿Qué meritos tenemos para dividir y para promover la no unión? Tenemos al enemigo al lado y no podemos estar divididos, pues podemos perder las Gobernaciones y Alcaldías y eso no debe ser posible.

El enemigo tiene fortalezas al contar con el respaldo de Estados Unidos (USA). La debilidad que tiene es la falta de proyecto de país en: petróleo, salud, educación, vivienda e infraestructura.

La unión es necesaria para enfrentar y resolver las tareas pendientes: defender el derecho de todos a la universidad, el nuevo currículo de educación, enfrentar la seguridad con el pueblo, discutir la ley de policía por todo el estado. El pueblo es el que debe defender la seguridad. Todos unidos debemos resolver los problemas gobierno-partido-pueblo. Esto no quiere decir ocultar los problemas.

El arte de dirigir es resolver los problemas y buscar sumar, unir. El 5 y 6 de abril cada batallón debe ir a elecciones para designar los postulados a las autoridades estadales del PSUV. Votan todos los inscritos en el PSUV. Unidad para avanzar.”

Compatriotas es nuestro deber asumir con hechos que hemos crecido humanamente en estos tiempos de lucha, de revolución. Debemos superar las situaciones confusas, la falta de información, de encontronazos por lucha de poder, de carencia de programas de formación, de organización, planificación, evaluación de la labor política.

Ahora se propone hacer el diagnóstico de la labor de las instituciones de gobierno con las misiones en nuestra comunidad, la apropiación con su comprensión del proyecto macro Simón Bolívar, la incorporación de la reforma constitucional y su intervención en lo micro para elaborar proyectos y aplicar con los concejos comunales en las comunidades a nivel local y a la vez, ir construyendo el proyecto de gobierno municipal para integrarlo en el proyecto del gobierno del estado que debe estar consolidado con el proyecto de gobierno nacional. Basta de desintegración que significa pérdida de tiempo y recursos que contribuye al renacer de la desesperanza.

Compatriotas no podemos dar un paso atrás. Estamos comprometidos con la lucha histórica para que acontezca la nueva Venezuela. Unidad para avanzar. Necesaria es la unión para triunfar y lograr hacer realidad la felicidad social que todos amamos y soñamos.

(*)Responsable

bettyoso@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2759 veces.



Betty Osorio(*)

Profesora de la Universidad de Los Andes, Mérida y titiritera

 bettyoso@hotmail.com

Visite el perfil de Betty Osorio para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas